Edición Anterior: 5 de Agosto de 2018
Edición impresa // Policiales
La historia de los cuadernos que revelaron la ruta de las coimas K en la obra pública
Los ocho cuadernos y su meticulosa descripción del recorrido de los retornos de quienes se quedaban con los contratos de la obra pública durante el Kirchnerismo. Como llegaron a manos del periodista que ya había escrito un libro basado en este mecanismo recaudador. Quién es y qué puede pasar con el chofer testigo. Hay otro arrepentido
El periodista Diego Cabot cuenta que fue un día sofocante de enero en Buenos Aires, cuando llegaron a sus manos los cuadernos con los detalles la historia de corrupción más notoria de las que hasta ahora se tenga conocimiento.

Describe cuidadosamente en una nota en el diario La Nación que al abrirla, encontró un anotador, seis cuadernos espiralados y uno azul de tapa dura. También facturas de una marroquinería de Once, prueba de la compra de bolsos. Junto a los cuadernos había videos y unas pocas fotos no muy nítidas.

"Todas esas piezas unidas sirvieron para exhibir el camino de las coimas, que partían de las instrucciones de Néstor Kirchner, continuaban con los recorridos de los laderos de Julio De Vido por las empresas contratistas del Estado para recolectar bolsos repletos de millones de dólares sucios, que terminaban en la quinta de Olivos, en la Jefatura de Gabinete o en el departamento de la familia de los expresidentes, en Juncal y Uruguay". Escribe el autor de la investigación que sacudió al país esta semana. Además contó que decidió convocar a dos colegas: Candela Ini y Santiago Narsa para ayudarlo en el trabajo. "Se sumaron con una sola premisa: estructurar la información para luego sí empezar a desandar el camino del relato periodístico"

Solo un puñado de personas sabían de la existencia de aquellos cuadernos, y en ese selecto grupo jamás estuvieron los hoy detenidos o investigados, que desconocieron siempre la existencia de semejante prueba. Fueron horas de madrugada para ordenar los registros, de largos debates, de sorpresas por los nombres que aparecían y, también, de asombro por la impunidad con la que aquellos funcionarios y empresarios se habían movido y lo seguían haciendo hasta ahora.

En la descripción del trabajo incluye el listado de nombres, direcciones, cargos, empresas, montos y dominios de autos. Hicieron un chequeo de cada uno de ellos y llegaron a varias conclusiones. Todo en silencio. "Así conformamos una potente base de datos con el detalle de cada movimiento de los que estaban registrados en diez años de anotaciones, que aspiramos a compartirla online en algún momento" dice Cabot.

El chofer testigo

Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, mano derecha del exministro de Planificación Julio De Vido, y quien que escribió los cuadernos sobre los sobornos, declaró el jueves como "arrepentido", y acordó de esta manera su entrada al programa de protección de testigos e imputados.

El chofer del auto, silencioso testigo de lo que sucedía en su Toyota Corolla en el que trasladaba a Baratta durante al menos diez años, "se encargó de tomar nota de todo lo que podía escuchar y ver, con la precisión de un orfebre. No dejó escapar ni siquiera un número que veía al pasar, tomó las direcciones, los nombres, los montos y describió las características físicas de quienes no conocía. Incluso registró hasta el peso de los bolsos o las valijas con plata"

"Las anotaciones en los cuadernos nos llevaron a las cocheras donde se hacían los intercambios de bolsos y pudimos comprobar cuánto pesan los dólares, "el fresco". También ingresamos en habitaciones de los hoteles señalados por el chofer de Baratta, subimos a lujosas torres de poderosos en Puerto Madero y caminamos, de la mano de la corrupción, por los balcones ubicados en los pisos treinta y pico desde donde todo se ve pequeño. Encontramos conocidos, paseamos por fachadas sospechosas, fotografiamos domicilios y, finalmente, empezamos a confrontar la información con varios de los personajes mencionados en los cuadernos." describe Cabot en la nota.

La impunidad

El periodista cuenta una cruda anécdota que enmarca a la impunidad reinante en tantos años de corrupción generalizada enlaza funcionarios y empresarios. "Un día cité a un empresario al mismo café donde arreglaba sus negocios con el poder de entonces y pude comprobar la transformación de un rostro cuando se lo atosiga con datos, fechas y nombres. La cara de jugador de póker, de aplaudidor de actos oficiales, tiene un límite y ese mediodía lo encontró. Otro día vi cómo me enrostraban la impunidad: "No tiene nada, nunca me van a agarrar", le dijo a su jefa de prensa un viejo empresario, hombre avezado en eso de hurgar en latas, cuando le hice saber que teníamos registros de cuándo y dónde había pagado coimas. Hoy tramita la libertad bajo fianza".

La decisión de La Nación fue no publicar una línea hasta que la Justicia actuara. "Y eso fue lo que hicimos: entregamos nuestro trabajo y ofrecí mi testimonio.

Fueron varios meses más de silencio sin publicar, en los que especulamos con los tiempos judiciales. Pero la Justicia tiene medios mucho más potentes para verificar la veracidad o no de un documento, o de centenares, como era este caso".

El remisero fue detenido esta semana y rápidamente pudieron verse las consecuencias de la investigación. Nadie imaginaba que ese testigo cauto había construido una enorme prueba de la trama de la corrupción de la Argentina. Pero la impunidad ciega, tanto que Baratta nunca imaginó que ese hombre, al que alguna vez le regaló una valija vacía después de sacar los 4 millones de dólares que contenía hasta minutos antes, construía la prueba más contundente de lo que había sido su función en el gobierno de los Kirchner". Fuentes: Diario La Nación y otros.


Qué pasa con la causa y los acusados

Centeno declaró como "arrepentido", acordó su entrada al programa de protección de testigos e imputados y dio detalles de cómo se recaudaban las coimas, le ratificó al fiscal Stornelli que fue el autor de lo escrito en los ocho cuadernos, le dijo que todo lo fue anotando a medida que sucedía y que empezó haciéndolo como una práctica habitual de cualquier remisero, hasta que se dio cuenta de la gravedad de lo que pasaba. Fue entonces cuando decidió que necesitaba consignarlo todo para dejar un testimonio, según informó la periodista Paz Rodríguez Niell del diario La Nación.

En cuanto a los ocho cuadernos, los investigadores nunca pudieron acceder a los originales. Según se pudo saber Jorge Bacigalupo, un amigo de Centeno también remisero y a quien este se los había dado para que los guarde, quien se los había prestado a Cabot, que sí los tuvo en su poder y los devolvió antes de darle copias de todo su contenido a la Justicia. También aportó más de 40 videos y fotos.

El propio Stornelli encabezó un operativo en la casa de Centeno buscando los cuadernos, pero no los encontró. Luego el autor de la crónica habría declarado que los quemó.

Para los abogados defensores de los detenidos, el hecho de que no encuentren los cuadernos originales no es menor, ya que es el disparador de la causa. Si bien no hace caer el expediente, sin los originales no se podrían hacer las pericias para comprobar la antigüedad de la tinta, la correspondencia de la escritura y el diseño de los cuadernos, por lo que eran un elemento de prueba clave.

Por otra parte desde el juzgado federal de Bonadio, la causa no corre riesgo aunque los cuadernos originales no estén, ya que Centeno admitió bajo juramento la autoría de los escritos, con lo cual se convirtió en un testigo presencial de la trama.

Un nuevo arrepentido

Juan Carlos de Goycoechea, ex-CEO de la constructora Isolux, sería el primer empresario arrepentido que declaró en la causa en la que se investiga el pago de sobornos a funcionarios del kirchnerismo para mantener contratos de obras públicas.

Estuvo prófugo durante dos días, se mencionó que cuando se pidió su detención estaba esquiando en Esquel, hasta que se entregó el viernes por la tarde. Según la investigación, Goycoechea está acusado de entregarle bolsos con dinero desde el 19 de junio de 2008 hasta 6 octubre de 2015 a Roberto Baratta, segundo de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación.

Stornelli se negó a confirmar si De Goycoechea era el nuevo arrepentido ya que el acuerdo de colaboración debe ser homologado por el juez de la causa Claudio Bonadio. Principalmente porque más allá de su confesión debería aportar información y pruebas que la convaliden que permitan acusar a alguien por encima de él en la cadena de responsabilidades y eventualmente confirmar evidencias ya conocidas.

Los otros detenidos

Para el fiscal, en esta causa hay "mucha gente con mucho para decir". Sin embargo, por ahora todos los otros detenidos que fueron indagados se negaron a hablar. Declararon primero los empresarios y después los ex funcionarios. El mecanismo fue el mismo para los dos grupos: les leyeron a todos juntos los hechos de los que están acusados y después a cada uno por separado les preguntaron si querían declarar.

Ninguno de estos detenidos siguieron el camino de Centeno y luego De Goycoechea. La mayoría de los detenidos presentó pedidos de excarcelación, que el juez denegó por lo que permanecen detenidos.

Con la entrega de De Goycoechea y Fabián García Ramón y la detención de Francisco Valenti sólo queda un prófugo, Oscar Thomas, ex director ejecutivo del ente Binacional Yacyretá, para el que Bonadio ordenó la captura nacional e internacional.


Quiénes son los otros acusados

Ex funcionarios kirchneristas detenidos:

–Roberto Baratta: secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación y hombre clave de Julio De Vido.

–Hugo Martín Larraburu: ex secretario privado de Juan Manuel Abal Medina en la Jefatura de Gabinete.

–Oscar Centeno: chofer del Ministerio de Planificación denunciado por su mujer por transportar bolsos junto a Roberto Baratta.

–Nelson Lazarte: ex secretario de Roberto Baratta en el Ministerio de Planificación.

–Rafael Llorens: ex secretario Legal de Planificación.

–Fabián García Ramón: ex asesor del Ministerio de Planificación.

Empresarios detenidos:

–Carlos Wagner: Ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción y empleado de Esuco.

–Gerardo Luis Ferreyra: Directivo de la Electroingeniería.

–Carlos José Mundin: Empleado de BTU SA.

–Armando Losón: Presidente de Albanesi constructora.

–Jorge Neira: Gerente de Electroingeniería.

–Francisco Valenti: Directivo de Industrias Pescarmona.

–Javier Sánchez Caballero: Ex gerente general de Iecsa.

–Claudio Glazman: Director de Sociedad Latinoamericana de Inversiones S.A.

–Walter Fagyas: Ex presidente de Enarsa.

-Juan Carlos de Goycoechea: Ex CEO de Isolux.

Prófugo:

-Oscar Thomas: Ex director ejecutivo del ente Binacional Yacyretá.

MÁS TÍTULOS

El color negro es el gran protagonista
Diseño exclusivo y espíritu urbano
ESCENARIO POLITICO. El problema de la corrupción. La puja en Cambiemos y en el peronismo. Un sondeo explorador
El ex diputado fue uno de los primeros en denunciar los sobreprecios en la obra pública
INFRAESTRUCTURA ESCOLAR. Tras la tragedia de Moreno, Maite Salerno habla de la realidad local
Las proyecciones apuntaban a la venta de 1 millón de unidades para este año
Existe gran preocupación porque todavía no llegaron las boletas con los más altos consumos del invierno
Habrá finales en el "Apertura" de +30 y +50
RUGBY. Por el torneo "Clausura" de la Uroba
PRIMERA DE LA LFO. Los albiverdes reciben al equipo de Gabriel Senzacqua desde las 15.30
FEDERAL FEMENINO. Goleó 6-1 a 9 de Julio en la cancha de Loma Negra
Ficharon ayer Merchant, Moya y Morales
AUTOMOVILISMO. La Promocional y la Monomarca entrenaron en "La Bota" para disputar hoy la quinta fecha
BASQUETBOL. Jeffrey Merchant Rigo es nuevo jugador de Estudiantes para la Liga Argentina 2018-2019
HOCKEY. Torneo "Oficial" de la Federación Tandilense
GOLF. Premio "Yo le gané a Cristian Peralta"
Velocidad en Pista
DIVISIONES INFERIORES. Una jornada marcada por resultados estrechos
EQUITACION. Una hermosa primera jornada y un buen marco en la pista de Estudiantes
KARTING. Comienzan los Playoffs para las seis categorías del Sudeste