Edición Anterior: 16 de Noviembre de 2018
Edición impresa // La Ciudad
La madre de Diego Wagner Clar valoró el apoyo de la comunidad
Catalina Clar: "Para él y para todos los tripulantes el submarino era su vida"
A un año de la desaparición del ARA San Juan, los familiares del héroe hicieron declaraciones a los medios y expusieron las dificultades para retomar su vida. Su madre planteó que "fue un año perdido".
"No es fácil para nosotros poder hablar ni para mis hijos, y muchas veces este año ellos han sido en ocasiones hasta nuestros padres porque la situación era demasiado difícil de procesar, de entender que no se encuentre, que haya desaparecido de la forma que desapareció", expuso Catalina Clar, madre de Diego Wagner Clar, el olavarriense que tripulaba el ARA San Juan, al cumplirse ayer un año de la desaparición del submarino.

Con gran dificultad para expresar sus sentimientos pero transmitiendo una sensación de paz con sus palabras, sus declaraciones se produjeron luego de un año de silencio, tratando de procesar la pérdida de su hijo en un cuadro de incertidumbre, mientras se dirigía a la ciudad de Mar del Plata, donde se llevó a cabo el acto oficial en homenaje a los 44 tripulantes del submarino, con la presencia del presidente Mauricio Macri.

El aniversario de ayer se convirtió en una experiencia "difícil", remarcó para aclarar que el transcurso del último "año fue muy duro", aunque en parte pudieron sobrellevarlo porque "tuvimos mucha gente que nos acompañó", sostuvo entrevistada en el programa "Mejor de mañana" (98 Pop).

En ese sentido, planteó que "se cumple un año y para mí fue ayer" y resaltó que ese lapso "estuvo para mí perdido: hay cosas que no puedo hacer; quiero tratar de poder salir de esta situación". Para intentar procesar la desaparición, fue importante el apoyo recibido en Olavarría: "Nos acompañaron mucho. Las primeras personas que nos sacaron de casa fueron los ex combatientes de Malvinas, cuando nos invitaron a un acto oficial por el 2 de abril y cuando nos pidieron permiso para traer la réplica; ésos fueron los primeros pasos para poder salir de casa", relató.

Consciente de que para soportar la tragedia, es arduo enfrentar "siempre la mirada del otro y el dolor es complejo. Es difícil, son situaciones muy complejas para poder entender pero agradecemos a la población, a toda la ciudadanía, porque siempre tuvieron una palabra o una abrazo de gente que uno no conoce, de acompañamiento, con mucho respeto, y también el respeto de los medios de comunicación porque no estábamos en condiciones y seguimos todavía con ese proceso porque no hemos dado notas", manifestó Clar.

De esa manera, la mamá de Diego reveló que "es la primera vez que hablo, mi esposo también esta mañana. Después de un año sentimos que todavía nos cuesta poder explayarnos pero tenemos que agradecer muchísimo esa condición de los medios de no invadir el hecho que necesitábamos estar un poco resguardados", reiteró.

Para tratar de hacer comprensible el dolor causado por esa ausencia impensada, consideró que "eso es muy importante porque si bien hubo ocasiones en que hemos tenido invitaciones a entrevistas, no podíamos hacerlo. Ahora se da por este motivo del año y también porque mi esposo ha hecho una réplica con Ariel Dos Santos", valoró en relación con el acto a concretarse este domingo en Hinojo, la localidad natal de Wagner Clar.

Pese a su inocultable pena, confió que durante la construcción de esa réplica su esposo "siempre dice que Diego estaba presente en los momentos que estaba haciéndolo, llorando, porque los estados emocionales de este año fueron muy fuertes en muchos aspectos y él encontró una forma de canalizarlo por el lado de hacer algo por nuestro hijo; dar charlas en las escuelas en Durañona, Santa Luisa, Villa Mi Serranía, que es una forma de canalizar nuestro dolor".

En definitiva, "eso hace que esté presente; poder decir el trabajo que él realizaba o lo que hacía cada tripulante en el submarino; qué significaba para ellos el deber; la Patria; el amor al otro, porque ellos no tenían horario: lo llamaban y tenía que estar".

Por esa razón, cuando los 44 tripulantes ya han adquirido la categoría de héroes, planteó que se trata de "una profesión o una vocación que es riesgosa. Diego decía que una de las profesiones más riesgosas era ser submarinista e ir al espacio, digamos que se comparaban con los astronautas. Cuando un submarino se sumerge, la presión que genera el agua es muy fuerte, entonces si pasa un límite de esa presión directamente la presión del agua lo atrae hacia abajo".

Catalina Clar realizó una semblanza de su hijo y apuntó que "de muy chico ya tenía la (vocación), cuando fuimos una vez a Mar del Plata, convengamos que su papá estuvo en el Crucero Belgrano en el año 1979, entonces él ya venía escuchando, primero con el conflicto por el Canal de Beagle y después con la Guerra de Malvinas, donde mi esposo perdió muchos compañeros en el Crucero Belgrano y le contaba las historias".

En ese contexto, durante ese viaje "a Mar del Plata, pasando por la Base Naval, nos dijo -tendría 7 u 8 años- ’yo algún día voy a estar acá’. Es decir que ya tenía en mente su profesión o su vocación. Después pidió informaciones y cuando ingresó a la Escuela Naval porque los exámenes académicos son exigentes y también los físicos, del grupo que eran unos 800, se seleccionaron y quedaron unos 50 y de los 7 chicos que fueron de Olavarría él quedó y terminó su carrera".

Convertirse en tripulante de submarinos no fue simple para Diego Wagner Clar, "convengamos que fue una carrera bastante complicada porque ellos están en una isla en Ensenada, donde también funciona el Liceo. Cuando empezó su carrera primero estuvo en Ushuaia, como segundo comandante de un remolcador de altura".

"Después cuando llegó a Mar del Plata tuvo un cargo importante y después se fue a estudiar tres años más a Punta Alta para ser submarinista: dos años dedicados a la propulsión a electricidad y después un año más en Mar del Plata para oficial submarinista. Ya estuvo antes en el submarino Santa Cruz, después fue un año a la Antártida, como segundo jefe de la Base en Orcadas y después fue destinado al submarino San Juan".

En síntesis, "para él y para todos los tripulantes el submarino era su pasión, su vida. Su amor por la Patria, su amor por lo que hacían... no tenían horario, días".

MÁS TÍTULOS

PADEL. Arroyo de la Encomienda Challenger 2018
Valentina Cisneros
Panamericano de bochas
Olimpíadas Mercantiles
VOLEIBOL. Copa Argentina Sub 13 en Chapadmalal
SOFTBOL. Se pone en marcha hoy la 14ª edición del torneo Hagamos Historia
LNB. Bruno Sansimoni reapareció ayer en La Bombonerita
PRIMERA DIVISION. Se conoció el número de efectivos para cada encuentro
VOLEIBOL. Participaron 115 equipos en tres categorías
TURISMO PISTA. Con Giacomasso y Tambucci en la Clase Dos
HANDBALL. El entrenador de la selección adulta femenina dio la lista de 23 jugadoras
FUTBOL. Participaron cuatro olavarrienses
BASQUETBOL. El domingo Sub 21 en Racing A. Club y el lunes Sub 15 en Ferro Carril Sud
BASQUETBOL. Se enfrentan hoy a las 21.30 en el Maxigimnasio por la edición 2018/2019 de la Liga Argentina
A través de redes sociales se mostrará el desarrollo de la institución