Edición Anterior: 16 de Noviembre de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Ayer se realizaron las inspecciones oculares en el centro clandestino
Monte Peloni, la casona donde se activan todos los sentidos para no olvidar el horror
El recorrido estuvo acompañado por el relato de las víctimas. Se trata de la etapa de prueba de lo que es el juicio Monte Peloni II que se desarrolla en el Tribunal Oral de Mar del Plata. Después vendrán los alegatos y la sentencia contra quienes cometieron delitos de lesa humanidad durante la Dictadura Cívico Militar. Una vez concluido, los testigos pideron al Juez que intercediera para que los alegatos se realizaran en nuestra ciudad.
Cada rincón de aquella vieja casona tiene su historia, y los testigos volvieron a contar el horror que vivieron en aquellos años, allí en un campo perdido entre el paisaje imponente de las sierras. Mientras se registraba en video, las víctimas reconocieron cada sitio: la pared donde hicieron simulacro de fusilamiento, la sala de torturas, la habitación donde los tuvieron y que todavía mantiene el piso de madera y el lugar donde se guardaban las armas y demás provisiones. También reconocieron de dónde venían los sonidos que emanaba el generador de electricidad.

"Los oídos también sirven para hacer de ojos", decía a este Diario una de las víctimas en alusión a que aquella casa que todavía conserva huellas de lo sucedido y que activa todos los sentidos para no olvidar el horror. Encapuchados, en aquel entonces lo que quedaba era agudizar el oído, el tacto, reconocer voces y también lugares. Una puerta baja por la que hacían pasar a Carlos Gensón corriendo para que se golpeara la cabeza contra el marco una y otra vez, los dos escalones con los que pegaba el cuerpo de Osvaldo Fernández cuando lo hacían bajar a la rastra hacia el cuarto de tortura o el piso de madera de la habitación donde se alojó desde el primer día Araceli Gutiérrez, donde había lonas que "los guardias" pateaban simulando el sonido de patadas contra uno de ellos.

Afuera, el zanjón con el que golpeaba el automóvil que llegaba con la picana eléctrica, un sonido característico que todavía está vivo en el recuerdo o la pared que aún expone los agujeros de bala que se realizaron en distintos simulacros de fusilamiento.

Ayer a la mañana se realizó la inspección ocular en Monte Peloni, lugar que hizo de Centro Clandestino de Detención durante la Dictadura Cívico Militar de 1976. Fue en el marco de la segunda parte del juicio que se desarrolla en Mar del Plata y se trata de la etapa de prueba. Después, claro está, llegarán los alegatos y la sentencia contra quienes cometieron delitos de lesa humanidad.

Todo comenzó alrededor de las 11, en medio de confusiones por el horario pautado ya que algunos testigos estaban desde más temprano y otros tenían entendido que se haría a partir del mediodía. Por momentos, el recorrido estuvo cargado de emociones en la voz de las propias víctimas de aquel horror vivido en aquel campo muy cercano a Sierras Bayas.

Al final, la petición que le hicieron al juez para que la etapa de alegatos se desarrolle en Olavarría, ciudad en la que viven todos ellos, las víctimas. "Este juicio es más importante que Monte Peloni I (que se realizó en este distrito) y la gente de la ciudad no sabe nada. Sería sumamente valioso para todos que los alegatos fueran acá", dijo Carmelo Vinci, otro de los testigos presentes en el lugar.

Medida procesal

Durante una hora, las distintas partes involucradas en el juicio Monte Peloni II recorrieron el predio y la casa donde funcionó el centro de detención.

Estuvieron presentes el Juez de Cámara, Luis Imaz; Roberto Eduardo Arpín y Oscar Horacio Espinosa, director de coordinación y asesor técnico de la Dirección General de Fabricaciones Militares respectivamente; los fiscales federales Angeles Ramos y Juan Portela de la Fiscalía Federal, junto con el secretario federal de la Fiscalía, Matías Eidem.

Por la defensoría oficial estuvieron los Doctores Ana San Martín y José Galán, además del defensor particular de uno de los imputados, Pedro Mercado.

Como abogado de la querella se hizo presente el Dr. Guillermo Torremare. Además, personal de la Policía Federal realizó un registro fílmico de todo lo que iba sucediendo. Juan Pablo Villeres también presenció el recorrido como representante del Programa Verdad y Justicia. Los testigos fueron Araleci Gutiérrez, Carlos Gensón, Osvaldo "Cacho" Fernández y Carmelo Vinci, quienes fueron aportando testimonios durante el relevamiento.

El recorrido se dio en el marco de una medida procesal que solicitaron ambas partes, explicaba el Juez Imaz en su primera visita al lugar. Antes de comenzar la inspección, le dijo a todos los testigos que podían ir aportando sus testimonios.

Un antes y un después

Monte Peloni "fue el antes y el después de nuestras vidas", exponía Araceli Gutiérrez ante la presencia del Juez Imaz, minutos antes de comenzar el recorrido.

La mujer que estuvo en el centro de detención clandestino en aquellos años y que en la actualidad oficia como cuidadora del lugar, reclamó también que "nosotros tengamos que viajar hasta Mar del Plata, con todo lo que eso implica, el traslado en un momento delicado en el que vamos con nuestro vagaje de dolor para revivir todo esto". Pidió que se tuviera en cuenta la necesidad que tienen las víctimas de Monte Peloni para que los alegatos se desarrollen en nuestra ciudad y cargó contra "la desprolijidad con la que se está llevando adelante este juicio".

Araceli Gutiérrez remarcó también la importancia de que los acusados "estén presentes en el juicio. Ellos son asesinos, fueron crueles, hicieron estragos: violaron, torturaron, mataron y robaron bebés. Nosotros también estamos viejos y cansados".

Monte Peloni fue el primer destino de una inspección que se desarrolló también en otros lugares de la ciudad. De allí, todos se dirigieron a la Unidad Penal N° 2, junto a Néstor Elizari, quien fue secuestrado también durante la última dictadura cívico militar. Luego continuaron en el Regimiento y más tarde en la Comisaría Primera.

Una vez que se reunieron todas las partes comenzó un recorrido que duró una hora y que volvió a hacer presente aquella historia cargada de espanto, nuevamente contada por sus protagonistas.

MÁS TÍTULOS

PADEL. Arroyo de la Encomienda Challenger 2018
Valentina Cisneros
Panamericano de bochas
Olimpíadas Mercantiles
VOLEIBOL. Copa Argentina Sub 13 en Chapadmalal
SOFTBOL. Se pone en marcha hoy la 14ª edición del torneo Hagamos Historia
LNB. Bruno Sansimoni reapareció ayer en La Bombonerita
PRIMERA DIVISION. Se conoció el número de efectivos para cada encuentro
VOLEIBOL. Participaron 115 equipos en tres categorías
TURISMO PISTA. Con Giacomasso y Tambucci en la Clase Dos
HANDBALL. El entrenador de la selección adulta femenina dio la lista de 23 jugadoras
FUTBOL. Participaron cuatro olavarrienses
BASQUETBOL. El domingo Sub 21 en Racing A. Club y el lunes Sub 15 en Ferro Carril Sud
BASQUETBOL. Se enfrentan hoy a las 21.30 en el Maxigimnasio por la edición 2018/2019 de la Liga Argentina
A través de redes sociales se mostrará el desarrollo de la institución