Edición Anterior: 18 de Diciembre de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Sobre el uso de armas por parte de la Policía
Dr. Adolfo Rocha Campos

Hablemos del uso de armas por parte de la Policía. Creo que es ilustrativo recordar lo siguiente, Por TV se ve reiteradamente una película que ayuda a entender el tema. Se trata de "Sully hazaña en el Hudson". Como es sabido, se trata de un piloto que a pocos segundos de despegar, se encuentra con su avión sin motores, a escasa altura y sobre Nueva York.

¿Cómo resuelve el imprevisto el piloto? Aprovechando su experiencia, inutición y su sentido común. Ya que el manual de instrucciones para emergencias no prevé situaciones como ésta.

Según informa La Nación del día 8 de diciembre, el uso de armas por la Policía Federal en 2017-2018 ha sido de 1044 veces. Un número insignificante considerando la cantidad de policías armados, la cantidad de delitos que se cometen y la cantidad de habitantes bajo la jurisdicción de la Federal. Es excepcional que un policía tenga que usar el arma. También es excepcional que un avión se quede sin motores a escasa altura sobre una ciudad.

Pero a veces un policía tiene que usar el arma ¿Cómo resolver una situación en la cual está enfrentando a una persona que no tiene reglamento alguno para actuar? Porque este es un juego desparejo en el cual la Policía tiene que acatar la ley y el delincuente no. Es sensato darle instrucciones para actuar pero tales momentos dramáticos deben ser resueltos en dos segundos y como mejor le parezca al agente. No le podemos exigir frente a la delincuencia regla alguna en forma detallada y precisa (hasta el Gordo Valor se lamentaba de que actualmente los delincuentes no tienen códigos) porque no va a tener tiempo de consultar el manual de emergencias.

En este problema hay que tener en cuenta varios temas. Uno de ellos es que la Policía juega a favor de la sociedad (hay excepciones que a Dios gracias se están combatiendo). En cambio, la delincuencia está, por definición, contra la sociedad. Pero como seres humanos y ciudadanos argentinos, también están amparados por la Constitución Nacional. Pero es útil tener en cuenta la diferencia para apoyar al que juega a favor nuestro.

Otra cosa. En el ataque a las actuales normas de la ministro Bullrich hay varios frentes. Uno, los abogados penalistas que defienden a sus clientes (los delincuentes). Otro, las víctimas inocentes de errores policiales que también los hay. Otro, la fobia que en ciertos sectores de la sociedad ha quedado contra la Policía y las FFAA por rencores del pasado. Y otros, los abolicionistas, que se sienten más cerca de los delincuentes que de la Policía, tales como Zaffaroni o Schoklender que sostenía en Página 12 hace unos veinte años, que el error de los 70 había sido darle armas a los politizados cuando en la actualidad había que politizar a los delincuentes que ya tenían las armas y la vocación de combatir el sistema...

Hay que tener en cuenta que no solo la Policía tiene armas. Los escribanos tienen un arma muy importante que es la fe pública. Hay que creer lo que dicen los escribanos que ocurre en su presencia y en ciertas circunstancias. La fe pública es un arma tan riesgosa como una pistola. No pelígra la vida pero sí el patrimonio. Sin embargo, si bien hay problemas, se soluciona con un riguroso control posterior. El Estado no está mirando por arriba del hombro del escribano cada escritura que hace. Se supone que la hará bien, porque para ello se lo ha capacitado y sabe los riesgos que corre si las hace mal. Pero el sistema funciona bastante bien y nadie pide la derogación del mismo porque algún escribano se pasa de rosca y haga firmar a un muerto. Se asume ese riesgo como necesario para la sociedad.

Tenemos que hacer lo mismo con la Policía. Cuando se concede un arma se corren ciertos riesgos. La mejor forma de eliminar los riesgos sería no darle el arma a la policía y la fe pública a los escribanos. Pero la sociedad funciona mejor así, antes que la anarquía que significa que cada vecino se arme y defienda por sí. Y que todo documento exija una pericia caligráfica para ser válido.

Y recordar, sobre todo, que un escribano tiene días y días antes de cometer un acto que signifique la pérdida de su Registro. Pero un policía solo tiene segundos para decidir un acto en el cual peligra su vida. Igual que el piloto del avión.

Eso si, sería necesario que practiquen al menos una vez por mes, para pegarle a quien corresponda y no a un inocente.

MÁS TÍTULOS

La movilización fue a un mes de un incendio en el que murieron 12 presos en Esteban Echeverría
El acto para la toma de posesión de los cargos se hará el jueves al mediodía
Desde la agrupación Animate repudiaron la manera en que se resolvió el caso
FUTBOL. El Millonario juegan hoy ante Al Ain
SUB 20. La selección se puso en marcha de cara al Sudamericano
LAB. Ante Atenas de Carmen de Patagones y Deportivo Viedma
PREMIOS. Se reconocerán a 27 participantes, menores de 15 años, con transmisión en vivo por Canal Local
Tomás Spitale se sumó a los entrenamientos en el "Ricardo Sánchez"
BASQUETBOL. El evento se realizó el pasado domingo en el salón de fiestas del Club Atlético Pueblo Nuevo
FUTBOL FEMENINO. Las semifinales fueron en Sierra Chica
TORNEO FEDERAL. Racing empezó su pretemporada con un rico plantel de jugadores locales
VOLEIBOL. Luciano Capelli, jugador de Racing, ante la definición de 2018
El jinete Santiago Orifici formó parte de la terna de equitación
FUTBOL INFANTIL. Sigue en marcha el torneo en Tres Arroyos
PESCA. Cierre de temporada