Edición Anterior: 6 de Enero de 2019
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. tormentas, farsas y errores económicos. El peronismo quiere ser la segunda vía.
La gran novela nacional, el tercer protagonista, la reforma que falta, y los candidatos en las gateras
La política internacional y su incidencia en lo nacional a través de la historia. Urtubey en carrera. Lavagna se alista. La Bicameral, varias reuniones y escasas modificaciones. La Gobernadora no desdobla pero quiere un método nuevo para votar. Los candidatos locales, los que lo dicen y los que todavía se lo callan.
[email protected]

Perón solía decir que la verdadera política es la internacional y que estábamos en un contexto cada vez más comprimido. Como dijo alguna vez un primer ministro canadiense, sería como estar con un elefante dentro de una bañera: por más que se quede quieto, el menor movimiento podría afectar.

El viejo líder se manejó pragmáticamente y tan pronto coqueteó con los países del denominado Eje durante la Segunda Guerra Mundial como tan pronto le otorgó a los norteamericanos la explotación del petróleo. A su regreso, y en plena guerra fría, optó por pendular entre los dos mundos con algunas relaciones peligrosas con algunos de los países que se ubicaban en el Tercer Mundo y que mantenían políticas muy singulares desvinculadas de toda diplomacia. Menem quiso repetir ese esquema y así le fue, a él y al país, por las represalias que se descargaron sobre blancos indefensos.

Entonces, todo lo que pasa en el mundo repercute como un sismo en la City porteña y en la economía nacional debido a su gran dependencia del comportamiento del dólar. Es cierto que hubo "tormentas" financieras, pero también es verdad que hubo ineptitud para tomar las medidas necesarias para guarecerse.

El kirchnerismo intentó eludir estos impactos cerrando la economía, financiándose con los fondos de la Ansés o creando el cepo cambiario para evitar su fuga. Aún así no la pudo evitar y ese encierro se transformó en ahogo. La energía no pudo traccionar un crecimiento de la economía, el empleo que se creaba era casi exclusivamente público, y el país se manejó en base a una economía de supervivencia con un gasto público que crecía exponencialmente mientras se pisaba la válvula de una inflación a punto de estallar. En base a un modelo neokeynessiano, se intentó mover la economía alimentando el consumo, pero, al no crecer la producción y por ende la oferta, los precios subían indeteniblemente a causa de una demanda inflada.

El gobierno de Mauricio Macri sintió que debía anunciarle a la gente una suerte de "buena nueva" pero cometió el error de anticipar sus movimientos. Creyó que la campaña electoral se lo exigía y sostuvo que iría a liberar el dólar, ese fetiche tan adorado por los argentinos. Subieron los precios a causa de ello y volvieron a subir cuando se efectivizó la medida.

Capítulo segundo

La Argentina ganó confianza pero los capitales que entraron no lo hicieron en gran medida para la inversión productiva sino para sacar pingûes ganancias de la bicicleta financiera a causa de las tasas jugosas que ofrecían los títulos públicos emitidos para impedir la fuga a la moneda estadounidense. La recesión que venía desde 2012 continuó inalterable o fue subiendo año tras año a causa del ajuste, de la excesiva atención a la macro economía en desmedro de la micro, la que vive realmente la gente. Cambiemos mutó en "sigamos", como suelen decir los massistas, pero los cambios institucionales fueron importantes.

Progresivamente se volvió a un país normal, se quitó esa manía de epopeya que flotaba en el clima nacional mediante el cual todo se transformaba en una suerte de verdad épica y absoluta descalificando drásticamente a quien pensaba distinto. Hasta se llegó en un momento a querer politizar torpemente a la Justicia cambiando el método de elección de sus miembros a través del voto popular.

Es decir, se pretendía cambiar el mismo sistema político institucional pero sin modificar la estructura económica y social. El resultado fue el esperado: quedó una economía cerrada manejada por los oligopolios y un 30 por ciento de pobreza medido por la UCA.

El macrismo prefirió continuar con la democracia liberal y republicana, sinceró los mecanismos para calcular la inflación que habían sido totalmente distorsionados por Guillermo Moreno y, tal vez para compensar los traspiés económicos y los conflictos de intereses, algunos confesos, que se iban manifestando, creó un clima para investigar la corrupción del gobierno anterior.

En este pasaje hubo de todo, desde la genuina intención de transparentar el pasado, algo así como instalar un "nunca más" a la corrupción, como también alguna intencionalidad política para distraer. La causa de los cuadernos fue una especie de colofón de todo ello que también tuvo algunos "daños colaterales".

Funcionarios políticos y empresarios de la obra pública quedaron atrapados en esta urdimbre corrupta de coimas y favores, y todo eso terminó alimentando una desconfianza mundial que crecía día a día manifestandose en el denominado "riesgo país". La telaraña descubierta a través de esos cuadernos paradójicamente escolares terminó atrapando también a familiares del Presidente que venían siendo prebendarios desde siempre, incluida la gestión de Cristina, y a empresarios de renombre internacional.

Todo ello alimentó aún más la desconfianza. Se detuvo por un tiempo la obra pública empezada y se postergó la proyectada. Ahora, el Gobierno apuesta a un fideicomiso para recuperar ese tiempo perdido en un año decisivo porque hasta ahora será él o Cristina, ya que las terceras opciones no aparecen.

Capítulo tercero

Entre los dos principales protagonistas, ahora se cuelan dos más para intentar torcer esta polarización que parece irreductible. Se barajan dos nombres para el ámbito nacional, el de Roberto Lavagna y el de Juan Manuel Urtubey, un hombre a quien le reprochan haber estado cerca del Presidente en los primeros días de su gobierno. Olvidan que Carlos Menem, entonces gobernador de La Rioja, fue una de las contadas excepciones de un peronismo hostil con el presidente, Raúl Alfonsín, y eso no le impidió ganar las elecciones de 1988.

El economista de la crisis de 2001 es una persona que casi no tiene imagen negativa, pero tendría tantas ganas de ser presidente de la Nación, como a la inversa, tanto terror por hacer una campaña proselitista por todo el país. Tiene 76 años "pero muy bien llevados", como dijo Alberto Lestelle, amigo de Duhalde que es quien lo propone al economista. Lestelle conjeturó que hasta podría ganar en primera vuelta.

El salteño debe ser el candidato más carismático que tiene el peronismo, si no fuese por la división con el cristinismo, la polarización sería claramente entre él y Macri, con serias posibilidades de disputar el voto independiente.

Pero, el cristinismo tiene su núcleo duro y no va a querer negociar su voto. Miran más el dogma que la realidad, y, como una suerte de platónicos redivivos, para ellos la realidad pasaría por el mundo de las ideas inmutables, mientras que lo perceptivo pasa a ser una mera ilusión. Para ellos, Platón sigue viviendo. Cristina Kirchner, de ese modo, pasa a ser funcional de un Macri a quien le conviene tenerla enfrente.

La novela continúa

Pero Cambiemos también tiene su propio infierno. A Elisa Carrió la debieron conformar con algunos cargos para su tropa, y la gobernadora Vidal deshoja margaritas con el desdoblamiento de los comicios. Mauricio Macri la quiere en su boleta pero ella duda en llevarlo. Tiene toda la posibilidad de ganar facilmente si desdobla, pero ella es una mujer orgánica, siempre lo fue, y es casi seguro que sólo apoyará la boleta única de papel dentro de la reforma electoral que debate la comisión bicameral.

Se discuten cuatro temas, el desdoblamiento de los comicios municipales propuesto por el Frente Renovador , que a su vez incluye el subtema de la autonomía municipal. Cambiemos no acompañará esto porque sostiene que el planteo es inconstitucional.

El segundo de los temas es el de el adelantamiento de la elección provincial o desdoblamiento.El oficialismo no acompañaría porque sostiene que "no le compete a esta comisión definir ello". Se requieren otros pasos (lo que sería el tercer tema) y otro mecanismo que seria el de derogar la ley de las PASO o que éstas coincidan con las nacionales.

Y el último de los temas es el de cambiar las herramientas de elección, si continuar con las listas sábanas, o cambiarlas por la boleta única o el voto electrónico. En este caso, la Gobernadora está más de acuerdo con la boleta única de papel y se harían pruebas piloto para comenzar.

La primer reunión se realizó en Mar del Plata, y como cada partido elige un lugar, el próximo, por sugerencia de Unidad Ciudadana, se hará en Azul, el próximo 17 de enero. Los representantes kirchneristas alegan que eligieron esa ciudad porque está en el centro de la Provincia, pero se conjetura que el cristinismo quiere refregarle en la cara del intendente Bertellys la reunión como una suerte de represalia por haber saltado a Cambiemos luego de ir con la boleta del peronismo. Cabe decir que el dictamen de la comisión no será vinculante.


La reforma adeudada

La reforma electoral debiera incluir algunas otras cosas como por ejemplo la eliminación definitiva de los denominados "mayores contribuyentes", un instituto completamente absurdo y conservador.

Fueron creados para limitar cualquier modificación de las tasas dispuestos por el cuerpo deliberativo y que afectara los intereses de las clases dominantes. Fue siempre un resabio del poder feudal para acotar el republicano representado éste por concejales elegidos por voto popular.

Con el tiempo, la figura ha ido perdiendo ese contenido pero se transformó en una fotocopia de la composición de los concejos deliberantes. Son elegidos por los mismos ediles o el espacio político que representan y se comportan según la "sugerencia" del mismo concejal. Es decir, de ser un poder limitante, pasó a ser otro redundante. Cualquiera de las dos maneras hacen que este instituto sea inadmisible.

Además, sería necesario desenganchar la lista de concejales de la candidatura a intendente. Es un absurdo para el sistema republicano porque quien debe controlar es elegido con quien va a ser controlado. La democracia republicana funciona mediante contrapesos, caso contrario se suele caer o en las "mayorías automáticas" o en "las oposiciones también automáticas". La libertad es la posibilidad de decidir entre varias opciones y no la imposición. Porque si un ciudadano quiere elegir a un intendente, no le quedará más remedio que votar a sus concejales que acompañan la boleta. Y también a la inversa.

Y la tercera reforma sería la de conformar una Legislatura unicameral puesto que en cada sección electoral se produce indefectiblemente una sobre-representación de los ciudadanos engordando innecesariamente el enorme gasto político existente. En Córdoba funciona este sistema y que se sepa, ningún cordobés planteó algún problema de representación.



Candidaturas e intenciones

En Olavarría, existen dos candidatos al menos declarados para ocupar el sillón de Amparo Castro, el propio intendente, Ezequiel Galli, quien va por su reelección, y Federico Aguilera, por Unidad Ciudadana. Luego existen algunas intenciones como la de José Eseverri, Adriana Capuano y Eduardo Rodríguez. Ninguno de los tres tiene aún una referencia clara a nivel nacional y provincial.

El ex intendente buscará un espacio pan-peronista al que él le añadirá su representación local, la que quedó de sus dos mandatos y la del eseverrismo que generó su padre. Lo prefiere a Juan Manuel Urtubey liderando ese espacio. Participó en la última elección con una colectora de Sergio Massa pero no tiene buenas relaciones con quien hegemoniza el massismo olavarriense, Liliana Schwindt. El tigrense tuvo su momento de gloria en 2013 cuando encabezó la oposición a Cristina, pero luego se fue cayendo. Hoy sumaría apenas entre diez y quince puntos, según la encuestadora, y ese sería su núcleo duro. El massismo es una suerte de híbrido entre un peronismo "educado" como lo llama Mauricio D’Alessandro, y un radicalismo "forjista", pero que no pudo sumar más por su errática estrategia y por la polarización.

Efectivamente, Argentina parece preservar un escenario irreductiblemente dicotómico. La oposición entre peronistas y radicales, le sucedió esta sustentada en una mutación de los segundos. Porque hoy Cambiemos representa a un radicalismo pero con vocación de poder. La histeria radical en su relación con el poder fue sustituida por otros no-peronistas pero con la misma fascinación que tiene un peronista por ejercerlo.

Adriana Capuano pudo haberse postulado para negociar una banca en la Legislatura o por ahí tiene un interés genuino de ser intendente. Se ofendió mucho por el juicio de Eseverri sobre su eventual candidatura y ya recibió el apoyo de Miguel Santellán si se anima a lanzarse. Eduardo Rodríguez todavía no confirmó si quiere ser candidato pero se comporta como tal.

MÁS TÍTULOS

A 35 años de un texto donde imaginó el año 2019
ESCENARIO POLITICO. tormentas, farsas y errores económicos. El peronismo quiere ser la segunda vía.
En 2018, se recolectaron más de 30 mil litros de aceite vegetal usado para convertirlos en biodiesel
Se trata de los cinco sectores en el PIO, el Parque de Granos, la ZALO y Los Fresnos
Una confesión con perspectiva de género
Entre este fin de semana y el próximo repartirán sorpresas para 60 nenes
Se especula con la llegada del fenómeno de "El Niño" en los próximos meses
Entrevista: Habla Marta Montero, la madre de Lucía Pérez
REGIONAL AMATEUR. Actualidad de Ferro, Racing y los otros tres rivales en la fase de grupos
SUB 20. Terminó otra semana de trabajo en Ezeiza
Estará en Olavarría el próximo jueves 14 de febrero
BASQUETBOL. José María Maldonado y un repaso de lo realizado por la Selección Argentina en 2018
GOLF. Más de 50 golfistas jugaron el medal play
Luis Barbieri y Abel Aníbal Alves, dos amigos del fútbol que se reencontraron en la casa de otro amigo
BASQUETBOL. Sexta edición del torneo Comercial en el Gimnasio "19 de Febrero" del barrio CECO