Edición Anterior: 4 de Marzo de 2019
Edición impresa // Deportes
REGIONAL FEDERAL. Racing y Ferro igualaron 0-0 en el "Buglione Martinese", en el inicio de la segunda rueda
El fútbol terminó llorando
El derby fue uno de los peores partidos que se recuerden. Malo, pero intenso, en el primer tiempo y con algunos ribetes grotescos en el segundo. Uno quiso y no pudo; al otro sólo le importó terminar con el arco en cero. Se cerró con una trifulca generalizada que derivó en la expulsión de Mariano Borda.
Daniel Lovano / [email protected]

Fue muy difícil de jugarlo, complicado para arbitrarlo y casi una tortura mirarlo. Quizás el trabajo más sencillo sea comentarlo, porque cualquier partido de fútbol -hasta el más malo- siempre deja material para el análisis, datos para desmenuzar, protagonistas que destacar, incidencias que cuestionar y otros temas.

Ahora, el juicio no puede ser sino terminante: Racing y Ferro jugaron uno de los peores partidos que se hayan visto en canchas de Olavarría. Uno quiso pero no pudo, al otro no le interesó ni un ápice otra cosa que irse del "Buglione Martinese" con el arco en cero y, en pos de ese objetivo, apeló a un variado (y pasado de moda) repertorio para dejar correr las agujas del reloj, y si la pelota no estaba en juego mucho mejor.

Primero una verdad de Perogrullo. A este juego lo juegan once de cada lado y un único elemento que se debe compartir a lo largo de los noventa minutos, con el objetivo de avanzar hasta meter la pelota en el arco rival. Debe ser por tierra, pero también puede ser por aire.

Por abajo fue imposible, con un piso absolutamente impresentable, que llevó a ambos entrenadores a confesar que habían entrenado para no intentar el modo más indicado de jugar a esto: con pases, con juego asociado. Entonces toda la tarde y un rato de la noche fue un pelotazo para acá, otro para allá y, los que intentaron, a quejarse en otro lado.

Pudo haber resultado muy distinto si Nicolás Rodríguez se hubiese animado a cobrar el grotesco penal cometido por Emiliano Cortés a los 6 segundos. Cayumán sacó del medio, Romero la tiró al cajón, Ordozgoiti buscó de cabeza a Quimey Marín y, cuando vio que perdía el fondo de la cancha, el defensor de Ferro puso su mano derecha. Dentro del área. Era penal.

Rodríguez debería explicar a sus instructores cuando tengan que analizar este partido de qué modo un jugador de poco más de un metro sesenta y alrededor de sesenta kilos puede sacar de línea con un contacto imperceptible a una mole de casi un metro noventa que debe andar cerca de los cien kilos.

Quizás, sólo eso, el partido y las propuestas hubiesen cambiado.

La incógnita central gira alrededor de Ferro, que jugó buena parte de la tarde a no jugar. Que demoró en las ejecuciones a favor y obstruyó en todas las que tuvo en contra, hasta que faltando 10’ Rodríguez se percató de que el reglamento le da una herramienta de color amarillo.

Por qué, vale preguntarse, Cortés salió en modo ‘patrón de la vereda’ con la complacencia arbitral: protestó todo, se encaró con todos, simuló. Ahora, cuando se dedicó a jugar, fue impasable; un poco menos prolijo, pero igual que Raponi. Favorecidos -y la repetición harta- por el estado del piso.

Sobre juego, cuánto se puede aportar. Sin dos jugadores muy importantes en la mitad de la cancha, Di Carlo bosquejó el medio con Juan Alvarez en la derecha, el doble pivot armado por Romero (otra vez de los mejores) y Scacheri, y Ordozgoiti en la izquierda, y arriba Cayumán intentado fijar una marca y Marín trabajando desde el medio hacia la izquierda.

Aunque en su postura más conservadora, las dos primeras llegadas del partido fueron de Ferro: pelota parada ejecutada por Ferrara y cabezazo de Braian Carrizo que repelió el travesaño; una corrida de Ferrara en la derecha y buen contra - anticipo ofensivo del azuleño que se fue cerca.

Racing recostó demasiado el juego en la izquierda, con la trepada de Sosa (tuvo varias apariciones interesantes), la ayuda de Romero, el acople de Ordozgoiti, las diagonales hacia afuera de Marín. Ahora... en el segundo pase la jugada ya estaba abortada.

La única vez que intentó por la derecha, Alvarez le buscó la cuerda interna a Borda y sacó un roscazo de zurda que se fue muy cerca de segundo palo. Unica llegada de Racing en el primer tiempo, a pesar de sus ganas, de haber estado más tiempo en campo contrario y de media docena de córners.

Otro tema... como decía tiempo atrás un célebre conductor de noticiero.

No se puede jugar a esto y permitir cualquier cosa en todos los centros al área. Cortés y Cayumán se fajaron en cada pelota que sobrevoló por el área de Báez; Raponi y Tucker anduvieron siempre abrazados y entonces la vía de la pelota parada tampoco fue posible para el que más buscó de los dos.

Las esperanzas de ver algo que justificara el marco, que diera sentido a la permanencia cuando el tiempo también quiso conspirar contra el espectáculo, se fueron desvaneciendo. Ferro casi no pasó la mitad de la cancha en el segundo tiempo, Racing casi no pisó el área. Todo revoleo, choques, y un par de pelotazos absurdos de Vivas y Cortés, no a la calle Cerrito; a la Maipú...

En el anotador, tan poco usado en este derby, el segundo tiempo dejó para Racing una doble oportunidad para Juan Alvarez y nunca la tuvo cómoda en su zurda; un remate deficiente de Cayumán desde buena posición y un cabezazo en el segundo palo de Santiago Izaguirre que fue lo más parecido a una ocasión de gol.

Sobre la media hora, cuando Peralta metió a Benítez y sacó a Carrizo firmó toda una declaración de principios. Para los últimos diez, cuando Di Carlo metió al otro "Colorado" para tratar de ganarlo, aunque sea con un bochazo, también.

Muy feo, y para colmo terminaron con un papelón de todos contra todos, después de un cruce entre Romero y Mariano Borda.

Racing lo quiso ganar siempre; a Ferro nunca le importó otra cosa que volverse para la Pringles con el arco en cero. El fútbol se merece una disculpa, la gente también.

MÁS TÍTULOS

El concejal de "Foro Olavarría" se asume como parte del massismo y de Alternativa Federal
La iniciativa fue consensuada el miércoles pasado, durante la última reunión del grupo
Las precipitaciones podrían continuar antes del fin de semana próximo
El mismo porcentaje, del 9,6 por ciento, se aplicará en la provincia de Buenos Aires
Vecinos de barrio Norte plantean su preocupación por la obra del cordón cuneta que quedaría sin terminar
REGIONAL FEDERAL. Roberto Tucker dejó un mensaje picante después de la igualdad ante Ferro
TORNEO "APERTURA". Se puso en marcha la tercera fecha
Se realizó en el entretiempo de Racing - Ferro, en el "Buglione Martinese"
REGIONAL FEDERAL. Racing y Ferro igualaron 0-0 en el "Buglione Martinese", en el inicio de la segunda rueda
AUTOMOVILISMO. Un inicio soñado en Olavarría dentro de la Clase Dos
CLASE TRES. El piloto de Avellaneda logró quedarse con el triunfo
La palabra de los entrenadores
TURISMO PISTA. Nicolás Bonfiglio y un comienzo triunfal en la Clase Uno
BASQUETBOL. Derrotó anoche a Ciclista Juninense 86-74 por la Conferencia Sur de la Liga Argentina 2018-2019
FUTBOL. Agustina Loos explicó lo ocurrido en un partido de inferiores jugado el sábado entre Estudiantes y Embajadores
SUPERLIGA. Venció con lo justo a Estudiantes y clasificó a la Libertadores 2020