Edición Anterior: 31 de Marzo de 2019
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. Las internas en Cambiemos se dispararon en el Concejo. El sindicalismo quiere estar en las listas
Los votantes impensados, la pobreza eterna, la sobredosis de pasado, y los gremios por su porción
La mayoría no vivió la historia del último medio siglo. Desconocen el rol histórico de cada uno. Hasta Alfonsín está en la nebulosa histórica. Los independientes son los que determinan. La pobreza llegó para quedarse. El PRO y el radicalismo en tensión. El peronismo y los diálotos interiores
Cacho Fernández

[email protected]

El dato parece hasta inesperado, pero es la realidad. Mientras los discursos del peronismo hablan de Perón y Evita, casi el 70 por ciento de la población desconoce su práctica histórica.

El peronismo no puede salir de ese discurso anacrónico que pretende proponer un debate que atrasa por todos lados.

Concretamente, el 62,8 por ciento de la población electoral, unos 27,7 millones de votantes, son menores de 40 años, y el 69,5 no llega a los 45 años. Entonces, ¿qué sentido tienen esas discusiones que incorporan las "bondades", del peronismo, los "perjuicios", como suelen decir los economistas liberales, de los 70 años de regulación estatal de la economía y así podríamos continuar hasta el infinito.

Recuerdan las pulseadas verbales de los Setenta entre clásicos y revisionistas de la historia, el rol de Rosas, Sarmiento, unitarios y federales y demás.

Pero hoy suele escucharse todavía enarbolar las figuras casi míticas de Perón y Evita, y hasta Alfonsín ha quedado en la nebulosa histórica.

Los modelos del modernismo como el keynessianismo y el liberalismo resultan hoy también abstrusos y de dudosa aplicabilidad. Afortunadamente no queda otra alternativa que crear teorías y praxis nuevas, caso contrario terminaremos como estatuas de sal como acabó la mujer de Lot por mirar hacia atrás al huir de Sodoma y Gomorra.

La historia bíblica es encantadora. Lo primero que le informan a Lot es que ambas ciudades serían destruidas por su corrupción pero que nadie mirara hacia atrás porque perecería. Si bien es bueno saber de dónde venimos y cual es la causa de nuestros males, en la Argentina todo está fuera de dosis. Todavía se está hablando de Menem y de la convertibilidad, de la híperinflación pero los votantes no parecen haberla vivido.

Todo tiene que tener su dosis. Cuando se conduce un automóvil, se debe mirar mucho más tiempo hacia adelante pero cada tanto mirar el espejo retrovisor. Bueno, los políticos argentinos invierten las acciones y dedican mucho más tiempo en lo segundo. El riesgo es estrolarse contra quien va adelante o contra cualquier obstáculo, y perecer como la mujer de Lot, solo por exagerar en su actitud de mirar hacia atrás.

Parametros

De todos modos, el ajuste neoliberal es real y verdadero y está dejando el tendal. Probablemente los parámetros que se utilizan para medir la pobreza sean equivocados, y una persona no puede pasar a ser pobre solo porque circunstancialmente el dólar se movió unos centavos.

De ese modo, después del cepo de Cristina, y la gran devaluación de Macri, la pobreza debió haberse incrementado al doble.

El nivel de ingresos, entonces, no es el parámetro adecuado para medir la pobreza. Habría que tener en cuenta, como lo hacen los europeos, el acceso a la salud, a la educación, a una determinada calidad de vida, las expectativas que se tienen..., pero no por la oscilación del dólar, porque en ese caso pasaríamos de pobres a clase media en lo que dura un estertor cambiario. Y no parece lógico relevar la realidad de esa manera.

De todas maneras y traicionando los consejos de Platón, parecen más reales los parámetros de la percepción que de la inteligibilidad. El nivel de pobreza resulta más atrapable desde lo peceptible que desde los números. Y desde allí se pueden extraer mejores conclusiones. La calle está dura, como suele decirse, la recesión es palpable y las consecuencias están a la vista.

La caída de un histórico

Tanto es así que en Olavarría, el viernes, los propietarios de Pastas El Molino cerraron definitivamente sus puertas al público después de 48 años de actividad (ver nota aparte). En síntesis, el botón que muestra esta mishiadura general.

Después de medio siglo, se va uno de los comercios más emblemáticos de la ciudad. Así, de un plumazo pero después de padecerla un tiempo. Los tarifazos, las cargas impositivas, la falta de créditos, la incertidumbre económica habían hecho todo lo posible para generar semejante acontecimiento. Y con el cierre de la casa de comidas se irán también los empleos y la calidad de vida de sus dueños. ¿Cuántos El Molino hay en el país, cerrando o a punto de cerrar? ¿Cuánta historia, empleos y sueños se pierden a diario al compás de las medidas económicas, de las "tormentas financieras", como suelen calificarlas para quitar toda responsabilidad humana a lo que está sucediendo?. La economía no es un fatalismo meteorológico sino una disciplina social cuyos hechos son producidos por humanos y sus intenciones.

Necesidad de consensuar

Entonces, si casi el 70 por ciento de los votantes no tiene más de 45 años de edad, ¿por qué no comenzar a discutir un modelo de país sustentado en el consenso, en la mirada hacia delante, dejando de lado discusiones bizantinas basadas en modelos ya perimidos?.

¿Qué pasó en este bendito país para que los acuerdos sean tan difíciles de alcanzar? ¿es que es más facil pelear que consensuar?. ¿Tenía razón Hobbes entonces, que el ser humano es malo por naturaleza y que tiende mucho más a la destrucción que a la construcción y a la generosidad?.

Mientras se debate entre el keynessianismo a la criolla y trucho del cristinismo y el monetarismo ajustador y socialmente insensible de Macri, los pobres están solos y esperan. Ambos gobiernos exhibieron sus incapacidades para combatir la pobreza, y ambos no pudieron mejorar la situación. La pobreza nunca bajó del 27 por ciento de la población, y eso es una ignominia político-social.

Por lo tanto, si no queremos perecer o convertirnos en estatuas de sal como la mujer de Lot, urge entonces encontrar el mecanismo del acuerdo y de las políticas consensuadas. Porque mientras nos distraemos en mirar permanentemente el espejo retrovisor de este vehículo nacional, el parabrisas se torna cada vez más opaco y sucio y nos impide ver la pared o el abismo que nos espera al final del camino.

La espera irritante

Cambiemos estrenó en 2015 a ese nuevo electorado ignorante de la controversia nacional e histórica y le propuso algo nuevo que todavía ni siquiera se insinuó. Propició quitarle el velo a la corrupción pasada pero poor su incapacidad de resolver la realidad económica sobreactuó esa cruzada moralizante, necesaria y justa, claro, pero descuidando, por incapacidad o intencionalmente, los problemas económicos de los argentinos. Acudió al dogma, puso en práctica recetas ya probadas y fracasadas y se llevaron puesto al país. El cristinismo quedaba atrás con su piñata llena de fondos públicos que iban a manos privadas, y el sueño argentino de un país diferente naufragaba una vez más.

El evangelio macrista había sido un fiasco o papeles apócrifos hallados en el Mar Muerto de la inoperancia de la política nacional, la que en vez de buscar soluciones para los problemas reales, sigue mirando hacia atrás como la esposa de Lot, sumergidos en debates infructuosos y paralizantes.

Y no alcanzan a ver que el 61 por ciento no tiene más de 40 años, no conoció ni a Perón, ni a Evita, y tiene una vaga referencia de Raúl Alfonsín.

Mientras tanto, un 32 por ciento de pobres, sus hijos y sus nietos aguardan una solución que nadie se las da. son más de diez millones de argentinos que esperan a Godot, ese personaje ilusorio de Samuel Becket, anhelado ansiosamente por esos dos miserables linyeras de la obra. Y así transcurren su vida, en una interminable y angustiante espera recurriendo a la esperanza como único consuelo de sus frustraciones.



Lavagna, Massa y Eseverri

En este contexto tan especial en donde la realidad del siglo anterior quedó prácticamente en el olvido, Macri apela a los malabarismos estadísticos para convencer a sus seguidores que "se está yendo por buen camino", algo así como la parábola del Rey desnudo de Cervantes en la cual se pretendía convencer al pueblo de que su monarca estaba vestido cuando en realidad exhibía una brutal desnudez. En tanto, el Plan B de Vidal Presidente podría activarse.

En el otro rincón, Cristina juega a no jugar. Su prioridad es la de salvar a su hija huérfana de fueros, haciendo una suerte de remake del Maradona cubano.

Mientras tanto, Roberto Lavagna, fiel a su hibridez política porque nunca se sabe si es radical o peronista, lo cual no deja de ser una gran ventaja, apuesta a un armado polipartidario y polisectorial. Entonces, mientras el macrismo y el cristinismo apuesta a la "pureza" sacudiéndose a los "híbridos", Lavagna se juega por el pluralismo.

Con el ojo puesto en la composición del nuevo electorado, el economista sabe que el radicalismo y el peronismo son dos minorías en el marco de una mayoría independiente de toda identidad.

En lo local, José Eseverri, con la intención lavagnista, ha comenzado a abrir el juego a sectores independientes, sumó a José Gervasio González Hueso y dialoga frecuentemente con Adriana Capuano, aunque ésta esté hoy dentro de Unidad Ciudadana, uno de los límites ya explicitados y aparentemente innegociables del ex intendente.

La consejera provincial del PJ es un caso especial porque aún formando parte del cristinismo se la ve como una dirigente capaz de llegar a todos las versiones del pan-peronismo. En tanto, Liliana Schwindt ya dijo que podría acordar con Eseverri lo que termina de acomodar las piezas del massismo con Alternativa Federal. Dicen que fue Sergio Massa quien sugirió telefónicamente el acercamiento para salvar la brecha que se había generado por aquella cena de mediados de 2018 entre su esposo, Domingo Vitale, Marcelo Latorre, José Eseverri y Gerardo Ripoll, y a la que ella no quiso ir. Massa habría aconsejado darle mayor preeminencia a las razones que a las emociones en la política.


Internas PRO y sindicales

El macrismo local mostró el jueves en el Concejo Deliberante algunas fisuras. Porque a las disonancias con el radicalismo se le sumó una interna PRO disparada por el proyecto de resolución de Martín Lastape de pedir una extensión del período de prueba para el Estacionamiento medido.

El oficialismo sólo debía obtener un voto más para voltear el proyecto pero no lo hizo y Lastape se quedó son un triunfo también interno, tal vez efímero, pero políticamente significativo.

El otro disparador fue el de la emergencia sanitaria por superpoblación canina que los dejó sin reacción. Pidieron un cuarto intermedio y se encerraron en la cocina a discutir. Dicen que vieron a algunos muy enojados por la sorpresa del proyecto reprochándole a su propio bloque por qué se habían dejado sorprender.

Al final la sacaron barata porque quedó sólo como un posicionamiento político de la oposición que no obliga a nada pero alimenta con un tema muy sensible el debate electoral. "¿cómo es que no se trabajó para lograr ese voto?" reprochó un concejal frente al proyecto de Lastape aludiendo a la falta de muñeca política de sus pares.

En tanto, y en pleno clima electoral, Niver Cusato se acercaba a la capacidad creadora que tuvo Dios en su semana del Génesis. Tal vez movilizado por José Stuppia -quien libera su propia lucha sindical en contra de Juan Sánchez- le cambiaba el nombre al bloque de Juan, dicen que también pidió un secretario de su confianza, y pretendía conformar una nueva comisión del trabajo y del empleo en el órgano legislativo. La semana cuasi bíblica todavía no terminó, así que no podría descartarse nuevos hechos.

Stuppia pretende ir armando su propia línea gremial e imponer una proporción del 30 por ciento sindical en el armado de las listas peronistas, concediéndole otro 30 por ciento al sector político y el restante a las mujeres. "¿Es que las mujeres, para Stuppia, no están incluidas dentro del sector político o gremial?", se preguntó sagazmente un objetor de las posiciones de género del dirigente municipal

MÁS TÍTULOS

Se realizó en Córdoba, durante el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española
ESCENARIO POLITICO. Las internas en Cambiemos se dispararon en el Concejo. El sindicalismo quiere estar en las listas
En el lugar donde se conocieron Susana González y Marcelo Weisz
Los titulares de la entidad se mostraron conformes y la recaudación total llegó a 130 mil pesos
RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA. La cantera ubicada en Cerro Sotuyo había dado el puntapié inicial en 2018, acompañando al Estado provincial
Se realizará el próximo sábado, organizada por el Colegio Privado Libertas
No atenderá más al público
ENTREVISTA. Marcelo "Flaco" Buché: hace 30 años que vive en España y vino de visita a Olavarría
Fue en la Clínica María Auxiliadora y la intervención estuvo a cargo del doctor Pablo Angelani
SECUESTRO VIRTUAL. Intentaron engañar a un matrimonio a cambio de dinero
El hombre de 39 años fue demorado el viernes por la tarde por efectivos policiales
FUTBOL. Defensa y Justicia busca el triunfo y una mano de Tigre, que se juega la permanencia
BASQUETBOL. Recibe esta noche desde las 20.30 a los entrerrianos por la Liga Argentina 2018/2019
Santiago Sáenz Buruaga
RUGBY. Revanchas del Súper 8
TC. Por la tercera fecha, hizo ayer la pole position en el trazado entrerriano
El "Millonario", como visitante, venció 2 a 0 a Talleres de Córdoba
FUTBOL. Sigue en marcha el torneo "Apertura" de primera división
EL POPULAR Medios organizará el 16 de abril la entrega de los premios Olimpo 2018
La competencia se realizará el martes, desde las 11
INFERIORES. Sigue en marcha el torneo "Apertura"
FUTBOL. El "Carbonero" recibirá hoy desde las 16 a Independiente de San Cayetano en el cierre de la fase regular
VOLEIBOL. Se jugó ayer la fase de grupos, tanto en la rama masculina como en la femenina
BASQUETBOL. Superó ayer ajustadamente como local a los bahienses 77-75 por la Liga Junior
Básquetbol educativo en el barrio CECO
Racing visita desde las 16 a Alumni Azuleño