Edición Anterior: 26 de Mayo de 2019
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. Al neoliberalismo le sobrevino el neosindicalismo. Las convenciones y algunas sorpresas
Los armados extraños, un terminator cordobés, las versiones locales y una candidatura de género
Inesperada e impensadamente, en Olavarría, el hambre fue un eje de debate electoral. Adriana Capuano se subió a un ring plagado de varones que no quieren ceder espacios. ¿Es Alberto Fernández un redentor del mundo K o un caballo de Troya?. Schiaretti, el exterminador. Las fórmulas siguen abiertas y todo es demasiado provisorio.
[email protected]

El historiador Tulio Halperín Donghi interpreta a la historia como una sucesión de dilemas y no de problemas. ¿Cuál es la diferencia? Los problemas tienen una solución que en general contiene y sintetiza a todas las posiciones, aún las más enfrentadas, en tanto que el dilema presenta dos opciones y se debe elegir entre ambas excluyendo, entonces, a la no elegida.

O, como decía Shopenhauer, "optar es excluir", y eso implica una de las mayores angustias en la vida con ansias de totalidad.

En política se suele decir que unir dos posiciones muy diferentes no siempre suma. Más aún, posiblemente termine restando. Algo así como que uno más uno no siempre da dos.

Lo mismo le podría ocurrir a Unidad Ciudadana y a Alternativa Federal. La alianza entre Alberto Fernández y Cristina Fernández puede dar como resultado el mismo resultado que traía la ex presidenta, podría sumar algunos votos, no muchos, de independientes y también podría restar. Porque, si Alberto pretende dejar otra imagen, no tendría otra alternativa que cuestionar el régimen político de la ex presidenta, su verticalismo, sus caprichos, su autoritarismo, pero también a los funcionarios acusados de corrupción. Pero eso lo alejaría del núcleo duro del kirchnerismo que acabaría viéndolo como una suerte e hipóstasis de Clarín, de La Nación o de cualquier "enemigo" de los K.

En cambio, si no hace todo esto, si el ex jefe de gabinete, luego devenido en massista y uno de los responsables de la escandalosa derrota de la "Cristina eterna" en 2013, terminaría confundido con el cristinismo que el 70 por ciento de los votantes rechaza. Entonces ¿qué hacer?. Optar es excluir decía el filósofo alemán, y el dilema queda resuelto pero no de la manera esperada por la política cuya suprema verdad es la suma.

Cristina sabe que si no perfora el techo, no gana, y por ello necesita del voto independiente. Si lo procuran ganar con la autocrítica descarnada de Alberto, la fórmula podría quebrarse. Nadie soporta tanto flagelamiento. Así lo demuestra Albert Camus en su cuento "La incomodidad" que narra la confesión de un juez ante el espejo de sus propias miserias y de todos en general. La hipótesis del autor es que no existe mortal que se aguante tanta verdad desnuda, ni aún haciendo esta confesión en soledad.

Entonces, ¿soportará el kirchnerismo tanta crítica interna? ¿Por qué lo haría y más viniendo de la boca de alguien a quien tildaron de traidor? ¿Está preparado el núcleo duro K para enfrentar una campaña en la que le facturen todas esas cosas?. ¿Cuál es la misión de Alberto Fernández? ¿la de un redentor del cristinismo develando sus conductas delitos y procurando su conversión?.

Por lo tanto, ¿es Alberto Fernández un hombre que acudió al espacio para darle una imagen más racional, menos fanática, algo autocrítica y más republicana o es un quintacolumnista que busca socavar desde adentro las bases de un frente político sostenido por el afán de culpar de todo a un supuesto enemigo y a negar todo lo que no se quiere ver?. El kirchnerismo podría estar frente a un dilema: el de haber encontrado el recurso para ganar el voto independiente o también el haber facilitado la entrada de un verdadero caballo de troya a su propia fortaleza.

Schiaretti terminator

Algo parecido habría pasado en Alternativa Federal. Juan Schiaretti ganó también escandalosamente en su provincia pero de pronto, ese enorme triunfo se fue diluyendo en pocos días como si fueran lágrimas en la lluvia.

En sus manos estaba el destino del peronismo no K, pero el cordobés se transformó en un Rey Midas a la inversa y no fue precisamente en oro lo que transformó al tocarlo.

El día anterior a la reunión con compañeros de ruta, se reunió con el Presidente Macri y generó la sospecha de una antesala del entreguismo. ¿No lo podría haber hecho unos días más tarde?. Entonces, primera torpeza la del gobernador reelecto.

La segunda fue la de invitar a Daniel Scioli, un K algo converso justo en una estructura caracterizada por su aversión a la ex presidenta. Esta vez, en esta suerte de guerra de zapa, el quintacolumnista lo tenía AF también en sus propias entrañas.

Luego, erigiéndose en una suerte de pope máximo del espacio, lo invita a Marcelo Tinelli y nadie sabe para qué lo hizo. La invitación no es mala en sí misma, pero debió haber sido hecha por la coalición. En cambio, todo parece indicar que Schiaretti lo habría hecho para enrostrarle al resto su liderazgo.

Todo parece indicar que, Schiaretti, como Cristina, aspiraría a cumplir un rol de regente del espacio, algo jamás funcionó en política. Ni Perón lo pudo hacer, tampoco Hipólito Yrigoyen con Alvear.

El poder en cualquier parte del mundo y mucho más en Argentina es ejercido de manera personal y se consagra e iconiza en un rostro. El resultado fue el esperado: Lavagna terminó pateando el tablero pero sin alternativa a la vista. Sólo le quedó reunirse al otro día con su mentor, Miguel Angel Pichetto, pero dejando su futuro en una completa nebulosa. El economista pretende ser ungido por el resto pero se encuentra con que enfrente tiene a un Sergio Massa que insiste con ir a una Paso para potenciar la fórmula. Lo mismo sostiene el salteño, Juan Manuel Urtubey y a Lavagna no le va a quedar otra alternativa que la de competir si es que no se quiere quedar sin Alternativa Federal.

Con una ayudita de Poli

En tanto, Cambiemos, que todavía no definió su fórmula, se restriega las manos por el tiempo que le da el peronismo para hacerlo.

Mauricio Macri sabe que pierde en primera vuelta pero para él una diferencia aún de siete puntos sería "remontable" en un balotaje. Pero para el encuestador Gustavo Córdoba, tanto a Macri como a Vidal, la fórmula FF le ganaría con una ventaja de unos 12 puntos, aunque para algunos macristas la distancia es de sólo 4 puntos. En tanto que Massa se ubica como el mejor tercero.

El Presidente recibió una ayudita en el Tedeum cuando el cardenal Poli lanzó la propuesta de un gran pacto nacional como una salida elegante para una eventual deserción del Presidente de una posible fórmula presidencial.

Los medios enfrentados con el Gobierno pugnaban por transformar la misa en un acto antimacrista, pero, como diría Platón, las apariencias engañan y la verdad es siempre inteligible, esto es, sólo captada por la razón o la inteligencia. Poli pareció haberle tirado una soga a Macri al instalar en el escenario nacional la idea de un pacto nacional, casualmente, lo mismo que está proponiendo el Presidente. Entonces, la Iglesia se transformó de pronto en el principal vocero gubernamental, le fortaleció su propuesta y pretendió alinear a toda la dirigencia política en un diálogo que se sitúe por encima de la coyuntura electoral. En fin, el cardenal Poli intentó compensar de algún modo el ninguneo ostensible que le viene infligiendo el Papa Francisco a la gestión macrista.

La idea del Gobierno es la de diluir responsabilidades en un gran acuerdo y repensar una estrategia acercando a peronistas desencantados de Alternativa Federal. Ya se estaría pensando en una foto de María Eugenia Vidal con algunos de los dirigentes de este espacio que podría contribuir además y por doble partida de mimesis recíproca. Pero más que nada, "peronizar" la imagen de Vidal para ese electorado que quedó sumergido en el desconcierto.


La estrategia de Galli

En lo local, ya no caben dudas que el escenario se divide claramente en tres tercios. Y que lo que Macri le resta a Ezequiel Galli se lo compensa María Eugenia Vidal.

En tanto, Federico Aguilera se mueve al compás de los altibajos de sus referentes nacionales. No parece existir un voto localizado y todo parece indicar que el concejal tendría el mismo caudal electoral que sus jefes.

El escenario ya no sería el mismo que el de 2015 puesto que creció el kirchnerismo que encontró la salida mágica para performar el techo electoral fruto del rechazo visceral a Cristina. Contribuyó, claro, el Gobierno con sus reiterados errores de su política económica. La mala praxis hizo todo, el dogmatismo liberal fue generando las condiciones ideales para que la ultima gestión de Cristina no se pareciera tanto a un fracaso.

Casi como un axioma, se cumplió el destino liberal: mucho dinero en los bancos, escasísimo en el mercado y angustia por un mercado interno que se va contrayendo cada vez más. Casi de manual, pero el Gobierno no lo supo o no lo quiso ver. Antecedentes históricos hay como para contrastar estas teorías.

Y bueno, Galli tendrá que desnacionalizar su campaña y provincializarla todo lo más posible. Al mismo tiempo, acercar posiciones con el radicalismo institucional y establecer una relación de buenos modales simplemente porque la convención los habilitó a competir con lista propia.

El Intendente tendría la intención de leer muy bien este mensaje y se dispondría a producir un acercamiento más amigable con algunos radicales orgánicos. ¿También con el peronismo?. Según algunas fuentes, la jugada inteligente es acercar también a ciertos grupos que supieron estar al lado desde un comienzo y salir de ese purismo en el que el macrismo fue cayendo por ese afán duranbarbista de diferenciar al nuevo espacio de todo lo que olía a "pasado".


Versiones y fotos

En la vereda de enfrente, José Eseverri sigue "pateando" barrios y desmintiendo algunas versiones que lo ubican cerca de la fórmula de UC.

Dicen que la operación habría partido de Cambiemos y perseguiría un solo fin, el de acercarlo nuevamente al kirchnerismo pese a que el ex intendente categórico cuando rechazó cualquier acuerdo con Cristina y con La Cámpora. "La idea del oficialismo es la de pegarlo de nuevo con Cristina", opinó una fuente eseverrista. De paso lo intenta introducir como un ariete en la interna cristinista enfrentándolo a Federico Aguilera y al núcleo duro de Unidad Ciudadana.

Pero Eseverri prefiere esperar. Sabe que va a haber un tercer espacio y en él se va a referenciar. En tanto, y mientras se habla de una posible inclusión de Sergio Massa en ese espacio, la ex diputada nacional, Liliana Schwindt quedó algo colgada del pincel al sumarse a la campaña de un Lavagna aún indeciso y dejando atrás su pasado massista por negar su apoyo a la Paso que propone el tigrense. ¿Cuál es el destino de Liliana si Lavagna no logra articular un espacio para su candidatura?. La referencia del massismo habría quedado en poder de Eduardo Rodríguez, salvo que el peronismo no-K arribe a un acuerdo general entre todos sus dirigentes.

Por un lado, la convención radical de este lunes introducirá algunas variables en el escenario electoral, y la del massismo el jueves, de la cual ya se rumorean versiones de fórmulas impensadas entre Vidal y Massa para la Provincia. En fin, la política ya se parece al arte de lo imposible.

La fotos es elocuente. Los intendentes convocados por Alberto y Máximo son todos varones y, como observaría Adriana Capuano, no existe una sola mujer. Esto legitima ostensiblemente su reclamo por un lugar en la lista de la Séptima, la del cupo femenino, que debería ser el primero o el segundo, pero también por un protagonismo real y activo de la mujer en la mesa de definiciones de las listas. Es una cuestión de género, también legal, pero por sobre todo, de dignidad.


Neosindicalismo

El neoliberalismo trajo aparejado el neosindicalismo. Durante el menemismo, el ajuste y la apertura indiscriminada de las importaciones, contribuyeron a la conformación de un sindicalismo más vinculado a las empresas que a los trabajadores.

La dirigencia sindical, bajo el argumento de la adaptación y por qué no de la resignación, acabaron sometiéndose a las determinaciones del mercado. Frases como "otra cosa no se puede", "hay que achicarse para que no pierdan todos" y cosas por el estilo fue entronizando a una clase dirigente en los gremios con códigos incomprensibles para la lógica sindical. Se pasó a combatir al disidente, a quienes no se querían resignar, y se permitieron cosas que generaron peligrosos antecedentes institucionales como, por ejemplo, no salir al cruce rápidamente ante despidos de dirigentes con protección gremial, como denunció Miguel Vales, del sindicato ceramista. El afán de contrarrestar disidentes parecía justificar cualquier cosa, hasta la de ir contra la obra social propia como lo denunció el mismo Vales.

MÁS TÍTULOS

El ex dirigente fue despedido cuando tenía protección gremial y acusa al gremio de no haberlo defendido
Visitas del senador Dalton Jáuregui a Saladillo y Alvear
En el primer acto de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner
ESCENARIO POLITICO. Al neoliberalismo le sobrevino el neosindicalismo. Las convenciones y algunas sorpresas
Habla Sandra Mayol, intendenta de San Miguel del Monte, tras la muerte, por responsabilidad policial, de cuatro chicos y las graves heridas a otra
Miguel Arena, delegado gremial de los trabajadores de seguridad privada
Será el lunes 10 de junio desde las 17.30, en el año del 25o aniversario del Colegio Privado Libertas
Gustavo Cocconi, intendente de Tapalqué
Se cumplen hoy 140 años del inicio de la autonomía municipal
El candidato empezó con triunfo
TENIS. Estudiantes es la sede central del clásico torneo Nacional de Veteranos
FUTBOL. El equipo del olavarriense Lucas Janson avanzó tras eliminar a Atlético Tucumán
APPKO. Un total de 133 pilotos giraron en el circuito "La Virgen del Camino"
FUTBOL. Los duelos de ida se disputan hoy en diferentes horarios
Análisis individual
REGIONAL JUVENIL. Juegan Racing y Estudiantes
INFERIORES. La primera fecha del "Apertura" tuvo su final
GOLF. Nueva competencia en Estudiantes
El intendente Ezequiel Galli se sumó a la gran fiesta
SUB 20. La Argentina comenzó su camino mundialista con una goleada 5-2 sobre Sudáfrica
BASQUETBOL. Estudiantes perdió anoche ante Atenas 87-78 el cuarto juego de semifinales de la Liga Argentina
NEWCOM. Los principales desenlaces se juegan hoy desde las 10.30 en los dos gimnasios albiverdes
TURISMO CARRETERA. Se quedó con el mejor registro para la 6ª fecha en Rafaela