Edición Anterior: 13 de Agosto de 2019
Edición impresa // Deportes
CICLISMO. Tres olavarrienses siguieron a la vera del camino la prueba más importante del mundo
Un tour por el Tour
Pablo Mendía, Oscar Vales y Julián Etchegaray convivieron durante dos semanas con el Tour de France, uno de los espectáculos más célebres que puede ofrecer el deporte planetario.
Daniel Lovano / [email protected]

Si el mundo antiguo trascendió a través de los siglos con sus siete maravillas, el mundo del deporte moderno tiene seis o siete "monumentos" que están por encima de todos: el Mundial de fútbol, los Juegos Olímpicos, el Super Bowl del fútbol americano, una final de Champions League, algún otro, pero difícilmente se escape del podio el Tour de France con su historia, sus paisajes, sus recorridos y sus mitos vivientes arriba de las bicicletas.

Cuando la accesibilidad no es cosa de todos los días, estar en alguno de ellos deja marcas para toda la vida.

Eso debe haber sucedido con Julián Etchegaray, Pablo Mendía y Oscar Vales, los tres olavarrienses que convivieron con el Tour, con su áurea, la magia, con su leyenda, con la gente y con sus ídolos a través de miles de kilómetros por llanuras y montañas francesas.

La idea surgió en 2017. La propuso Julián, Pablo se sumó enseguida y Oscar se agregó después porque se bajó otro candidato. "Reflotamos esta iniciativa el año pasado, y ahora la pudimos llevar a cabo" dijo Pablo.

Un año llevó hacer los números, organizar la logística y contratar un motorhome para seguir las etapas desde el costado de la ruta. "Con menos de tres era complicado solventar este viaje" acotó.

La recepción de Francia no fue la mejor.

Cansados por el viaje a través del Atlántico estuvieron más de dos horas para salir de París, varias pasadas con el motorhome por el Arco del Triunfo hasta que encontraron un resquicio.

Salieron de Olavarría el 11 de julio, el 12 llegaron a París y el 13 se chocaron con ese shock incomparable e inexplicable que significa estar adentro de un sueño, pero despiertos. Largada en Macon y llegada a Saint-Étienne, a través de 200 kilómetros.

Fueron 14 etapas, hasta el paseo triunfal de la 21 que consagró al pibe Egan Bernal, entre Rambouillet y París.

"Nuestro cronograma siempre era llegar al pueblo donde al otro día iba a arribar el Tour. Estábamos ahí a la tardecita, al otro día a la mañana salíamos a pedalear por la ciudad, o haciendo parte del recorrido por la tarde, comíamos unos sandwichs y nos ubicábamos en algún punto estratégico de la etapa para ver el paso del pelotón" reveló Julián.

"Los primeros dos días fueron complicados, hasta que le tomamos la mano" aclaró Oscar.

Ante algo siempre tan lejano, dos sensaciones pueden ser decepción o deslumbramiento.

"Fue lo que soñaba. Este viaje era uno de los grandes objetivos de mi vida y fue como lo soñé. Además lo vivimos entre amigos que compartimos la misma pasión, que entrenamos juntos. Encontrarnos con los corredores, con los equipos, con los mecánicos fue maravilloso. Encima fue un Tour muy atractivo, porque tuvo un desenlace incierto hasta el final" confesó Julián.

A Pablo la comparación lo dejó casi sin palabras: "Dos veces había estado en el Tour de San Luis, donde asistieron varios de estos fenómenos, y pero un Tour no se puede definir. La logística que rodea al Tour de Francia es impresionante, es un maquinaria de relojería donde cada pieza encaja a la perfección".

"Vallaban los últimos diez kilómetros antes de los ingresos a las ciudades grandes, y lo increíble es que una vez que pasaba el Tour, sacaban todo y se iban para la siguiente ciudad. Camiones de la organización que cruzábamos en las autopistas y de madrugada dejaban todo perfecto. Los palcos de prensa eran camiones transformers. Uno los veía en la ruta y no tenían nada extraño, eran fleteros normales, pero llegaban y se convertían en cabinas con toda la tecnología, de dos pisos" acotó.

"También nos sorprendió la limpieza de las cosas. Los micros estaban siempre impecables, los camiones lo mismo. Nunca se ve nada sucio, con tierra, mucho menos con barro" subrayó Oscar.

Son miles de kilómetros, en la planicie o entre las cumbres de los Alpes o los Pirineos, donde el público, los autos, los motorhome no dejan espacios libres.

"En la etapa reina en los Pirineos, que es en el Col du Tourmalet, nosotros hicimos veintipico kilómetros bajando y era un motorhome al lado del otro. Desde arriba parecía una laguna blanca, y en realidad era una playa de estacionamiento gigante" graficó Oscar.

El Tour de France se corona con una etapa en París, que en realidad es un paseo triunfal del primero en la clasificación general. La etapa previa fue en los Alpes, a más de 600 kilómetros. "Cuando íbamos hacia nuestro estacionamiento nos encontramos con un estacionamiento vacío al lado de un hotel y nos metimos. Al otro día nos levantamos y estábamos rodeados por los camiones y colectivos de los equipos" apuntó Pablo.

"Oscar me dijo ‘nos vamos a tener que ir de acá, están todos los equipos’. Yo le dije ‘cuando nos echen’. Pero no nos dijeron nada y seguimos ahí" comentó Julián.

Faltaba una última anécdota, de esa que ni se proyectan y mucho menos se sueñan. "Ni bien terminó la última etapa fuimos a ver los colectivos y cuando llegó el auto con todas las bicicletas del equipo de Egan Bernal uno de los mecánicos, justo enfrente de nuestra camioneta, sacó la bici amarilla del ganador del Tour. Justo era español. Pablo le pidió una foto y el tipo le dijo ‘si, como no; agarrala si querés’. Y nosotros no lo podíamos creer" subrayó Oscar.

El final del viaje fue como tocar, sentir, emocionarse con la pelota que usada por Messi apenas terminada una final de la Champions o el balón acariciado por Michael Jordan ni bien cerrada una serie final de la NBA.

MÁS TÍTULOS

CICLISMO. Tres olavarrienses siguieron a la vera del camino la prueba más importante del mundo
KARTING. Indicó el lapridense Tomás Molli
Se cerró la etapa clasificatoria del Regional Juvenil
FUTBOL FEMENINO. Olavarría se prepara para su serie ante Trenque Lauquen
PARAPANAMERICANOS. Daiana Moura viajará hoy a Buenos Aires, donde tendrá el tramo final de su preparación
LIGA ARGENTINA. Algunos jugadores ya trabajan en el Maxigimnasio con "Charly" Macías
CANOTAJE. Se conoció el programa para el Mundial de Szeged
Campeonato Nacional de atletismo
AUTOMOVILISMO. El Turismo Sport del Sudeste competirá este fin de semana en el autódromo del AMCO
En el campeonato mundial de Brasil