Edición Anterior: 11 de Septiembre de 2019
Edición impresa // Espectáculos
El concierto será esta tarde en la Biblioteca Nacional
Con su trío, Ignacio Montoya Carlotto presenta su nuevo disco en Buenos Aires
En la ciudad de Buenos Aires, el músico y compositor olavarriense Ignacio Montoya Carlotto presentará hoy su nuevo disco "Todos los nombres, todos los cielos". El recital se realizará esta tarde a las 19 en el Auditorio Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional (Agüero 2502), con entrada gratuita. El álbum fue grabado en formato de trío, con Montoya Carlotto en piano, Nicolás Hailand contrabajo y Samuel Carabajal en batería y percusión.

"Todos los nombres, todos los cielos", nominado a los Premios Gardel 2018, está conformado por ocho temas instrumentales originales, que incluyen una canción, "Panóptico", con letra y música de Montoya Carlotto, más una versión de "Lavanderas de río chico", zamba de Gustavo "Cuchi" Leguizamón.

Ignacio Montoya Carlotto , expresión de una elegante línea que transita entre el jazz y la música popular argentina, editó este nuevo disco, "Todos los nombres, todos los cielos", que profundiza un sesgo personal, lejos de las comodidades del formato cantable, y que aparece en un contexto en el que, asegura, "hay mucha música que se parece y ocupa mucho espacio" y que impone la necesidad de "defender la diversidad".

"A menudo me pregunto por qué no hay más espacios para otras músicas. Es claro que hay mucha música que se parece y que tiene un formato común y una voz al frente. Y que la música instrumental está en otro lugar; y mucho más, si pasa como la nuestra, que no responde a un catálogo definido. A mí, nuestra música me parece ultra consonante, fácil, sencilla, pero será porque la escucho todo el tiempo. Lo que se necesita es sostener la diversidad", reflexionó Montoya Carlotto en diálogo con Télam.

"Tocamos mucho con el trío y en un momento, allá a inicios de 2018, empecé a componer una serie de piezas que parecían ser para piano sólo, pero que luego tuvieron un desarrollo", recordó el pianista.

-¿Cómo mutaron esas composiciones al llevarlas al trío? ¿Habrán cambiado la forma de tocarlas al liberar a la mano izquierda de la función armónica?

-La idea inicial parecían piezas de solopiano, de corte clásico, con todo bastante escrito en la partitura, con mucha actividad para la mano izquierda. Todo producto de un tiempo mío de introspección. El contrabajista (Hailand) no sólo suele tocar jazz y música popular sino que también tiene una inclinación por lo clásico, así que le interesó mucho ese desarrollo. El trabajo, entonces, fue meter su línea de contrabajo entre la mano izquierda del piano. Pensando en un desarrollo de orden camarístico. Y -luego- todo sostenido por la batería y el componente de improvisación con el que en general trabajamos.

-¿Cómo se empata esa libertad jazzística con el aire de las especies folclóricas argentinas que aparecen en tu música que, en su raíz, responden a células rítmicas rígidas?

- Ese es el desafío más grande. El disco tiene un tinte folclórico. Pero tratamos de tomar lo mínimo indispensable para que se reconozca el estilo y desde allí trabajamos. En ese punto, hay una referencia en el modo de trabajar que he visto los tríos de jazz nórdico, diferente, en ese punto de abordaje, de los tríos de jazz estadounidenses.

- ¿Cuál sería una forma inteligente en que el Estado pudiera intervenir en apoyar estas músicas?

- Creo que estamos en un tiempo en el que hay muchos artistas haciendo músicas increíbles y que es cierto que, en el plano laboral, hoy hay muy pocos espacios. Yo en lo personal no me puedo quejar, me siento un privilegiado, pero hay un tiempo de crisis en el que uno observa que, por esa razón, muchos músicos van a quedar en el camino u eso me da mucha tristeza. Hay que trabajar pensando en la dimensión real del país, que no es la Capital Federal. Hay que pensar un sistema federal de difusión, por así decirlo. El 80 por ciento del problema de tocar en Jujuy, por ejemplo, es llegar a Jujuy porque después en el lugar la sala se pone bien, la gente paga su entrada y le interesa la propuesta, pero muchas veces no podés llegar. El Estado tiene que apoyar aquello que no puede sostenerse solo. Hay un riesgo de que se pierda la diversidad.

Montoya Carlotto nació en 1978. Se crió con el nombre Ignacio Hurban hasta que en agosto de 2014 consolidó su identidad al ser reconocido como hijo de Laura Carlotto y Walmir Oscar "Puño" Montoya, y nieto de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo. Al conocer su origen biológico descubrió que en su familia la música ocupa un importante lugar: su padre era baterista, su abuelo paterno saxofonista y su abuelo materno, un amante del jazz.

MÁS TÍTULOS

Juan Esteban Álvarez, integrante de la Unión Industrial, brindó detalles de la Semana de la Industria
Atacó la reforma agraria que propuso Grabois y contra la JNG propuesta por Felipe Solá
Reunión de Galli con iglesias y entidades
ENTREVISTA. Daniel Arroyo, probable futuro ministro de Desarrollo Social de la Nación
El Jardín N° 906 y la Escuela N° 2, en un proyecto donde aprender historia es divertido
Gran iniciativa de la Escuela Nº 22
VOLEIBOL. En el Sudamericano de Chile
BASQUETBOL. La 38ª edición comenzará, en principio, el próximo viernes 4 de octubre
EQUITACION. Sudamericano Paraguay 2019
BASQUETBOL. Derrotó ayer al poderoso conjunto balcánico 97-87 en el Mundial de China
FEMENINO. Peñarol de Mar del Plata y dos equipos neuquinos: Biguá y Pacífico
PATIN CARRERA. Tres entidades de la ciudad compitieron el pasado domingo en Baradero
FISICOCULTURISMO. Participó de tres campeonatos
Muchos elogios en España, Estados Unidos e Italia
A cargo del profesor Matías Suhurt
SELECCIÓN. Con un Lautaro Martínez magistral
TURISMO CARRETERA. Próspero Bonelli impactó de lleno contra Jalaf al quedarse sin frenos
Campeonato infanto Juvenil de Ciclismo
TURISMO PISTA. Apunta al 22 de septiembre en Río Cuarto
SUPERLIGA. El Lobo platense recibe el domingo a Racing
Primera edición de la Liga de Desarrollo Ampliada