Edición Anterior: 13 de Octubre de 2019
Edición impresa // La Ciudad
Aferrados a un sueño que tiene mucho de hazaña
La esperanza de que "El Gato" lo dé vuelta
Daniel Puertas

[email protected]

"Vine a recibir a nuestro Presidente y a nuestra Gobernadora" dice con una sonrisa y acentuando el "nuestro" como para despejar cualquier duda sobre la intención de las palabras. Está al lado de una amiga tan sonriente como ella.

Una luce el celeste y blanco sobre sus hombros. Ambas tienen el empaque y el gesto de abuela comprensiva y buena pero con un tono de firmeza en la mirada.

Todavía no llegó la una de la tarde pero lo que se anunciaba como "marcha del Sí se Puede"" ya está demorado. El cielo continúa cubierto por nubes, amenazante y la tormenta en Buenos Aires complicó la partida. Las dos mujeres conversan y cada tanto se unen al "sí se puede" que cada tanto alguien con un megáfono grita desde el escenario para iniciar el cántico.

Son un símbolo o una síntesis de buena parte de la concurrencia al acto que en un rato presidirá Mauricio Macri. Una hora después del momento previsto para el comienzo de la marcha todavía no hay novedades y el público parece un tanto exiguo para la importancia de los visitantes.

Pero a medida que avanzan los minutos va creciendo sorprendentemente y poco a poco adquiere el carácter de multitud abigarrada.

En un momento desde el escenario mencionó los pueblos presentes, a juzgar por las pancartas, sin tener quizá en cuenta que eso acentuaba la certeza de que los olavarrienses hasta ese momento no eran tantos.

Pero cuando faltaban pocos minutos para la llegada de Macri y Vidal el Paseo Jesús Mendía estaba cubierto y también estaba cubierto un amplio círculo que rodeaba el escenario. Más de un oficialista debe haber dejado escapar un suspiro de alivio.

"Sí, yo lo voté y voy a volver a votarlo", admite otra señora con firmeza. Otra reconoce que eligió casi cuatro años atrás a Mauricio Macri "por lo que es él" pero también porque "no me gusta para nada el proyecto kirchnerista".

"Hay que dar subsidios a quien no tiene nada, pero también hay que trabajar", apunta otra sintetizando buena parte del pensamiento del público que aguarda la llegada del hombre que apuesta a su reelección. Otra mujer ofrece una banderita al cronista y se marcha rápidamente cuando este la rechaza sin darle tiempo a aclarar que no es un manifestante sino que está trabajando.

Un rato más tarde un vendedor de banderas que responde visiblemente al estereotipo del peronista que tienen los seguidores de Macri pide en voz alta más fervor –y que le compren la bandera grande a doscientos pesos- y se queja en voz alta al no encontrar ni eco ni ventas.

La gente que aguarda a Macri y Vidal es mayoritariamente de clase media, de más arriba o de más abajo. A muchos se les nota cierta inexperiencia en manifestaciones callejeras. Curiosamente, son mujeres las que se muestran más dispuestas a cantar con fervorosa ilusión que se puede y que lo van a dar vuelta.

Una mujer que muy probablemente supere los ochenta años enarbola una banderita en cada mano y las agita, dejando una imagen que tiene algo de enternecedor en una emocionante euforia.

Esteban Bullrich pasa largos minutos sacándose selfies con personas del público, Hernán Lombardi apela a la grieta desde el escenario remarcando que los "mansos" salen a la calle cuando vuelven a aparecer señales de una justicia proclive a la impunidad.

Los que rodean el escenario son, previsiblemente, los más exaltados al cantar y al agitar las banderas. Es precisamente el giro enloquecido de estas banderas las que dan una expresión de mayor magnitud al encuentro.

Macri, Vidal y Galli son breves en sus discursos. El Presidente es el que más se extiende.

Cuando todo termina alrededor del escenario el entusiasmo se mantiene durante varios minutos. La mayor parte del público se desconcentra tranquilamente. La hora del almuerzo ya pasó y muchos deben sentirlo en el cuerpo.

Por un largo rato, las calles céntricas ven pasar gente que lleva banderas, pero con paso tranquilo y mirada esperanzada.

MÁS TÍTULOS

Capítulo 8
Día del Psicólogo: la Lic. Yesica Schamberger habla del rol de esta profesión
Jonathan Navarro, el pibe del barrio Eucaliptus en la ultramaratón de Río de Janeiro
Mauricio Macri pasó por Olavarría con la marcha "Sí se puede"
Aferrados a un sueño que tiene mucho de hazaña
ESCENARIO POLITICO. Ezequiel Galli se benefició con el cambio de tono de la campaña. Corrientes locales y el dilema de un sindicalista
Se realizó el cuarto pernocte literario con alumnos de Nivel Primario y vino la escritora Liliana Cinetto
Espacio de difusión: Seamos responsables de nuestro destino sin salvadores ni buscando culpables
Intervenciones céntricas
La víctima permanece internada en terapia intensiva en una clínica privada
Por el torneo Zonal de básquetbol femenino
Fórmula 1 en Japón
SOFTBOL. Hoy se juega la segunda fecha
FUTBOL. El amistoso se jugará desde las 11, en Elche
RUGBY. El local venció a Remo, por la Copa Ombú
FUTBOL. La etapa regular del torneo "Clausura" de primera división espera por su ganador
AVENTURA. La prueba se largará a las 11, en Sierras Bayas
Hoy a partir de las 19, en conferencia de prensa
El campeón Manuel Serra sacó la bola 20
BASQUETBOL. La actividad por las Copas de Oro y Plata continuará entre hoy y mañana
AUTOMOVILISMO. El líder de la Monomarca 1100, Emanuel Bibiloni, sacó la bolilla 29
En la Liga Junior femenina
INFERIORES. Más partidos por el torneo de divisiones inferiores
HOCKEY. Definiciones de la FTH
TURISMO PISTA. Ambos pilotos prevalecieron en sus series y van por la victoria en Oberá, Misiones
Se llama "Camino a los ´70: la Vuelta de Olavarría a lo largo de 7 décadas en el TC"
Programa de octubre muy variado en el escenario del Teatro Municipal
Diego Lurbe, el hombre de la batuta que se puso al frente de la Filarmónica del Teatro Colón y contó su gran experiencia
Se presenta el cantante y guitarrista azuleño