Edición Anterior: 23 de Octubre de 2019
Edición impresa // La Ciudad
Candidato a la intendencia de Olavarría por Consenso Federal
José Eseverri: "Son 10 puntos nada más y la gente va a cortar boleta"
En las PASO quedó tercero con el 19% de los votos. Aún así el ex intendente se mostró optimista por el resultado del domingo. Analizó el voto local, fue muy crítico con la gestión actual y puso bajo la lupa a Aguilera. Propuso replantear prioridades municipales con eje en la salud y lo social. ¿Qué pasó con los patogénicos y con la denuncia que Galli hizo en su contra?
Josefina Bargas

[email protected]

Karina Gastón

[email protected]

"Las PASO ya dieron muestras claras de que el votante de Olavarría corta boleta y nosotros buscamos profundizarlo" interpretó José Eseverri, candidato de Consenso Federal que se ve con chances de volver a ser intendente. Su campaña "de propuestas", el futuro del eseverrismo, la relación con el kirchnerismo y los problemas que dejó en el banquillo, según Galli.

En la charla previa a las elecciones con El Popular, el ex jefe comunal analizó el panorama, volvió a pegarle al macrismo, planteó que Lavagna hubiera sido un buen "presidente de transición" y se animó a elogiar a Alberto Fernández.

Aclaró que "ni repartimos la boleta cortada ni tijera". Sin embargo ve un síntoma en la visita de los candidatos del Frente de Todos del lunes: "vinieron a reconocer la existencia de un corte de boleta porque claramente hay un problema con el candidato local" dijo.

-¿Creés que no se va a polarizar aún mas?

-No. Hoy la visita de Alberto Fernández es una muestra clara de que ya está marcada la tendencia en algunas ciudades del interior bonaerense de corte de boleta. Hay gente que elige opciones locales. La ciudad tiene problemas a resolver de manera inmediata pero también a futuro y es necesario un gobierno que encabece esa reflexión colectiva, que no excluya a nadie. Somos optimistas.

-Todo parece indicar que en 2015 no perdió la gestión de José Eseverri sino José Eseverri...

-Sí claro. La sociedad me castigó con el calificativo de panqueque porque yo dije que mi límite era Macri. Acompañé a Scioli porque estaba decidido a trabajar para que Macri no fuera gobierno y la realidad me dio la razón. Si hubiera ganado Sciloli éste sería otro país.

-El diagnóstico parece muy claro respecto de las demandas. ¿Por qué considerás entonces que el 80% de los olavarriense no te eligió?

-Como el 65 no lo elige a Galli o el 70 a Aguilera.

-La diferencia es que a ellos les alcanza para pelear por la Intendencia.

-Son 10 puntos nada más y la gente va a cortar boleta. Podemos ganar, salir segundos o terceros. Uno aspira a ganar obviamente. La gente no actúa como manada. Los arrastres te dejan en manos de pésimos intendentes … Aspiro a que la sociedad aprenda a leer esa realidad.

El futuro del eseverrismo

-¿Cómo va a quedar el eseverrismo en el Concejo después del 10 de diciembre? Será el único bloque que no va a participar de la polarización...

-La verdad es que no lo he pensado. Si algo hemos hecho como oposición es actuar con responsabilidad. Federico Aguilera no votó nunca un presupuesto ni aumento de tasas. No sé cómo piensa gobernar si es Intendente. Lo hará sin presupuesto.

-No van a estar Einar Iguerategui ni Margarita Arregui, las figuras históricas o representativas del eseverrismo. ¿Cómo se va a sostener el espacio?

-Es que estamos evolucionando del eseverrismo hacia una propuesta más amplia. Hay dos fuerzas que se encerraron en su núcleo más duro mientras que nosotros nos abrimos a distintos sectores.

-¿Esto se sostiene después del 27? Porque en realidad es un frente electoral.

Si. Tenemos construcción política. Después del 2015 seguí haciendo política con un liderazgo y que derivo en tal vez la única campaña basada en propuestas. El resto se ha atado mas a sus liderazgos nacionales. Hay mucha gente profesional, que no viene de la política, dispuesta a trabajar por el bien de Olavarría y lo vamos a mantener desde el lugar que la gente nos ponga.

-Todo parece indicar que Consenso Federal lograría dos bancas. Los dos candidatos que encabezan la lista no son del eseverrismo puro. ¿Como se reconfigura la fuerza dentro del HCD?

-Al que se le fueron los concejales siendo gobierno es a Ezequiel. No sé qué será de la vida del Frente de Todos. Eduardo (Rodríguez) entró por nosotros se sumo al Frente de Todos.... Son conductas de la política.

-Sí, y vos tenés un peronista encabezando la lista.

-Sí y estoy orgulloso. González Hueso tiene enorme futuro político. Fue subministrador del Intitulo de la Vivienda bonaerense, tiene capacidad de administrar, mirada de la gestión y es el perfil de dirigente que estamos buscando. La inclusión de Claudia (Bilbao) le viene a dar a la política la mirada que ha perdido. Hay funcionarios que no miran para el costado para ver lo que le pasa al vecino. Es un gobierno municipal que ha defendido los tarifazos, las políticas de Macri y reaccionó con políticas sociales hace poco más de un mes.

-¿Cuándo empezó la campaña y como se inició?

-Viví estos 4 años en Olavarría, hablando con la gente, que no es hacer campaña sino saber lo que le pasa a la ciudad. Empece a cambiar cosas internamente, tener otra mirada y me sirvió para conocer esa angustia que hoy atraviesa mucha gente. La gente está triste y es una elección presidencial sin esperanza. Es muy grave. Se va a necesitar mucho consenso social, resistencia a las tentaciones de muchos dirigentes. Es un gobierno que va a perder por izquierda y va a tener que recuperar por derecha lo que pierda.

-¿Validás hoy tu pertenencia a Consenso Federal y el armado de la lista local? Después del debate presidencial se vieron algunas señales hacia Alberto Fernández. Siempre está latente esa desconfianza de que pertenecés pero no...

-Si de algo estoy convencido es del espacio que tenemos, sabemos que es muy difícil, que es una tercera fuerza pero vale la pena. La Argentina necesita un presidente de transición y estará en la inteligencia de Alberto Fernández ser un presidente de transición o pensar en la reelección, como Macri y Galli. Lavagna para mí era el presidente ideal del gobierno de transición. Hay gente que vota a Fernández y a nosotros como opción más preparada con experiencia y proyectos que la que puede ofrecer Federico, que se desarrolla en un núcleo duro de La Cámpora.

-¿De cuál de los dos te sentís menos lejos, de Galli o Aguilera?

-(piensa) con Federico tengo poco diálogo.... Cerca de ninguno...Yo con el macrismo no tengo nada que ver.

-¿Tu límite es Macri pero no necesariamente Alberto Fernández?

-A Alberto lo conozco mucho, con él he laburado, ha sido jefe de campaña de Sergio (Massa) cuando estaba enfrentado a Cristina y dijo cosas muy duras sobre ella y La Cámpora. Hoy tiene una oportunidad y está haciendo un servicio de poder ser alguien que supere al kircherismo. Ahora si vuelve a la grieta no sé como será el país. Hace 8 años que en Argentina no hay acuerdo básico sobre modelos de crecimiento.

-¿Te da un poquito de esperanza Alberto?

-Alberto es un tipo de Estado. Me da esperanza por eso, conoce los límites del Estado y la necesidad de construir política. Conmigo personalmente cerró el acuerdo de la transversalidad. Lo conozco desde ese lugar. ¿A qué nos llevó el encierro en los nucleos duros de los dos gobiernos? El final de Cristina fue malo, y el gobierno de Macri fue pésimo, no escuchaba ni a Massa que estaba cerca y le votaba todo a Vidal, ni a Monzó desde adentro.

-Vos hablás del kirchnerismo como si nunca hubieras pertenecido.

-Yo pertenecí y me peleé con Cristina. Yo puse la cara para enfrentarla. Yo volví con Scioli y frente a un Macri. Lo que no quería era que gane Macri para que pase lo que pasó.

-¿Aceptarías un cargo del gobierno de Fernández?

-No, la verdad que no lo pensé. Ni pasa mi cabeza por ahí.

¿Una causa armada?

-¿De qué vivís?

-¿De qué vivo? Soy socio en una fábrica de cerveza, vendimos un campo y me desligué de la actividad agropecuaria, vivo de mi profesión y soy director del grupo Bapro.

-¿Es un cargo político no?

Sí. En diciembre se supone que terminamos por mas que yo estoy por la oposición.

-Galli cuestionó las toneladas de patogénicos que heredó de tu gestión...

El problema de patogénicos fue la habilitación de lo que se construyó en el relleno sanitario. Desconozco qué hicieron. Después llamaron a licitación por dos años y la verdad es que no sé cómo lo habrá arreglado Galli.

-La pregunta apunta a tu gestión y a los 4 años de deuda argumentados por la empresa ante Galli.

No sé qué le reclamó la empresa. No tengo idea que arreglaron ni que hicieron.

-¿Durante tu gestión se pagaba el canon a la empresa?

Sé que hubo problemas porque la cuestión estuvo en la habilitación dentro del relleno sanitario y se hizo una obra de gas, con cruce del arroyo, que alcanzamos a pagar nosotros. Y lo de las montañas de basura habrán sido el último mes pero no se puede juntar el patogénico... Aparecieron el último mes cuando nos íbamos. La discusión era sobre las relaciones contractuales con respecto al pago y la habilitación. No era tan fácil.

-Con respecto a las irregularidades denunciadas por la gestión de Galli con respecto a la licitación de espacios verdes, ¿cómo esta esa causa y qué pasó?

Creo que fue una causa que nos quisieron armar a nosotros para ensuciar a mí y a mi familia, y en la cual hubo algún apriete a algunos testigos. No pudieron probar nada después de 4 años. Ese apriete está en la causa, más allá de que nunca se actuó respecto de eso.

-¿Y la causa sigue en curso?

Sí, pero no hubo nada. Si hubieran encontrado algo ya me hubieran citado. No estoy imputado ni nada.


"Yo no estaría pintando cordones si alguien no come en la ciudad"

Lo inmediato será un plan nutricional. No nos merecemos que hoy haya gente buscando dónde comer. Hay chicos y adolescentes comiendo mal en la etapa donde se les está desarrollando el cerebro y gente de la tercera edad que sin hijos atrás no accede a comida y medicamentos.

-Situaciones que también existían hace 4 años...

-Pero no había comedores hace 4 años atrás. Está claro que hoy es otra la situación. Vamos a los barrios y hay gente que pide comida. Eso no pasaba. En democracia, sólo Menem y Kirchner entregaron su gobierno con menos pobres de los que recibió. En 2015 la pobreza era 30%, con un gobierno que la negaba y una política única, la asignación universal. En los municipios había políticas, nosotros entregábamos alimentos y tarjeta alimentaria. El problema de este gobierno municipal fue no actualizar los valores ni ampliar la ayuda en la medida que creció la pobreza.

-¿Cómo se define un plan nutricional sin una inyección extra de recursos?

-Necesitamos un gobierno municipal austero y que redefina prioridades. Yo no estaría pintando los cordones si alguien no come en la ciudad o si hay casas de chapa. Además hay que retener el sistema de salud, no pueden faltar medicamentos. Y lo tercero es generar un plan de obra pública inmediato que dinamice la economía con los recursos que tiene la Municipalidad, con cooperativas de trabajo que solucionen el tema del hábitat como fue en el 2001, lo que significa casas dignas de ladrillo, con una puerta y una ventana. No es déficit habitacional eso es mal vivir, es hacinamiento. Nosotros lo teníamos medido.

-Vos decís que eso no pasaba en tu gobierno...

-No, no había casas de chapa. Hicimos casas dignas sin publicitarlo. Hoy no hay reclamo público pero lo encontrás en los barrios y eso algún día te explota.

-Entonces, no se necesitan mas viviendas...

-Viviendas necesitás más, eso es déficit habitacional que dependerá de una política nacional. El que diga que va a hacer viviendas con los recursos municipales hará 4 viviendas, no puede hacer 4 mil. A nivel local, el Municipio tiene que tener terrenos. Desde mi viejo hasta mi gestión hubo un banco municipal de tierras hoy inexistente. La Nación, la vez que más viviendas hizo fue el periodo entre Néstor y Cristina, hicimos 700 viviendas. La ultima gran compra de lotes fue en el Pikelado y lo que hicimos como ampliación de la zona urbana con la plusvalía que deja 1200 lotes para el municipio, pero en estos 4 años no avanzaron.


Salud, personal y gastos corrientes

-Galli niega la falta de medicamentos y dice que ya descentralizó la salud.

-Que yo sepa no fue así. No hay una sola sala de salud, maternal, ni centro día más desde que me fui. Y la ciudad tiene 8 mil habitantes más. Hay una mala política de centros de salud y servicios territoriales, que se vaciaron. La gente volvió al Hospital.

-Galli dice que Atención Primaria absorbió el 60% de las demandas...

-No es lo que está pasando. Al Hospital entrás, te encontrás con unos perros y luego hay un cúmulo de gente impresionante en las esperas de guardia y consultorios externos. Y una cola enorme de la Farmacia que, por vergüenza, creo que la hicieron para adentro, para que no se vea. Hay que poner orden: los médicos trabajar las horas por las cuales se les paga y el personal, estar en la sala.

-Es una crítica histórica.

-Bueno, no teníamos el problema que hay ahora. Algo pasa. Hace 10 meses que están sin ambulancia en Recalde. Pintaron las mismas ambulancias que teníamos y (las del SAME) no se adaptan a los caminos de Olavarría. La mirada fue ´que la cosa fluya´ y en épocas de crisis esto se agrava y golpea la puerta del Hospital. Hay que retomar un programa de APS con la Facultad de Medicina.

-¿Si volvés a ser Intendente te atreverías a cruzar un mapa de salud con el de la industria?

-Olavarría tiene que desmitificar el tema cáncer. Somos una ciudad industrial y agropecuaria. Ojo, que hoy es más grave el glifosato que la industria.

-Pero el glifosato no llegó hace 4 años.

-Somos el primer Municipio de la Provincia que generó una ordenanza de limitación de aplicaciones de glifosato. No sé si se cumple, lo pusieron en el arroyo y se lavaron las manos. Es grave. Ni Scioli, Vidal, Cristina o Macri tuvieron una ley de aplicación de glifosato. Pero hay desmitificar, vayamos a investigar.

-¿Qué Municipio se va a encontrar quien asuma el 10 de diciembre?

-Un Municipio que habrá que ordenar porque será deficitario en gastos corrientes.

-Galli dice que recibió déficit y cerró el 2018 con superávit.

-No son los números que se van a encontrar. El déficit que dejamos fue por obras, el déficit que queda será por gastos corrientes.

-Proponés la municipalización del Hospital de Oncología. ¿Cómo sería?

-Igual que con el Hospital de Hinojo: la Provincia sigue pagando los sueldos. Olavarría necesita un acelerador lineal de ultima generación y debe hacerse cargo el Municipio. Lo único que hicieron en estos 4 años fue modificar un poco la infraestructura con durlock.

-¿Implica mayor coparticipación?

-Sí y hay que incorporar gente. Nuestra apuesta es invertir en salud. Hoy el presupuesto está 5 puntos abajo del promedio histórico.

-¿Incorporar gente no es contradictorio con el aumento de gastos corrientes que criticas de la actual gestión?

-Hay que congelar la cantidad de administrativos. Donde antes había uno ahora hay 5, hay 400 personas más.

-¿Eso significa que se necesitará un ajuste?

-No. ¿Quién va a echar gente? Pero no hay que seguir metiendo gente y sí orientarla hacia las zonas críticas.

MÁS TÍTULOS

Se realiza hoy, desde las 15
Dijo además que vuelven a ofrecer "retiros voluntarios" y que ya hay suspensiones y vacaciones anticipadas
Candidato a la intendencia de Olavarría por Consenso Federal
Ricardo Olguín, de Autoconvocados UVA Olavarría, criticó lo anunciado por Mauricio Macri durante el debate
Hasta el viernes, en centros sanitarios municipales
El conflicto en Chile en primera persona
Lanzaron oficialmente ayer la edición 2020 de la muestra
Jornada de sensibilización en el uso de energía solar fotovoltaica
RURAL BIKE. Se corrió la séptima fecha del campeonato "8 Ciudades"
Capacitación
KARTING. El domingo 15 de diciembre
El olavarriense fue papá y jugó en Rosario
AUTOMOVILISMO. Manuel Serra llegará como líder de la Promocional y Oscar Fornes de la Monomarca 1100
FUTBOL. Se pone en marcha hoy la etapa decisiva del torneo "Clausura" de primera división
La exposición recopila siete décadas olavarrienses en el Turismo Carretera
BASQUETBOL. Gustavo Fernández analizó el debut de Estudiantes en la Liga Argentina
AJEDREZ. Se jugó un torneo rápido
AJEDREZ. Ganó en la última fecha y festejó el título