Edición Anterior: 3 de Diciembre de 2019
Edición impresa // Deportes
CICLISMO. Carlos Omar Humberto estuvo presente en todas las ediciones
Siempre fiel a la Santa Elena
El domingo, con 85 años, se dio el gusto de dar una vuelta simbólica en el Autódromo "Hermanos Emiliozzi" en la previa a la prueba central. Recordó la polémica que rodeó a la primera edición, contó una anécdota tragi-cómica e hizo un repaso por su carrera.
Daniel Lovano / elpopular.com.ar

Un ciclista estuvo las 51 veces arriba de la bicicleta a través de toda la historia del Gran Premio Santa Elena.

Carlos Omar Humberto contaba por poco menos de 20 años en 1953, cuando peleó la primera edición hasta los últimos metros, y el domingo con sus 85 volvió a vestirse de pedalista y se dio el gusto de dar una vuelta simbólica al circuito del Autódromo "Hermanos Emiliozzi".

Carlos fue uno de los homenajeados en la previa de la prueba central que se corrió el domingo, junto con el "dueño" de esta carrera ("Toti" Barbosa) y Darío Herrera a nombre de su padre, el "Tractor" Herrera.

En horas de la mañana su hijo mayor Gustavo participó del homenaje, y en el acto vespertino estuvo acompañado por su hijo menor Fabián y su nuera.

Liberatori era apellido original que trajo el papá de Carlos desde Italia (tierra de ciclismo, si las hay), pero se quedó colgado de algún perchero de aquellas aduanas que a principios del siglo pasado recibían oleadas de inmigrantes todos los días.

"Tenía 18 años cuando corrí la primera carrera. Recuerdo tantas cosas... la mayoría por arriba, porque pasaron muchos años" advirtió Carlos, que presenció toda la Santa Elena vestido como ciclista y no evitó el placer de pedalear con la caída del sol, después de que Facundo Crisafulli cruzara triunfal la línea de llegada.

Humberto reveló el contexto polémico que rodeó la definición de la primera edición de la Santa Elena.

"A los que estábamos adelante y mejor andábamos nos hicieron embalar una vuelta antes y Trumpio, que fue el que ganó, siguió. Nosotros dudamos entre parar y no parar, mientras nos mirábamos sin saber qué hacer. Lo cierto es que clasificaron según llegamos, entonces ganó Trumpio, segundo Humberto Corradi, tercero Vavrín y cuarto yo" describió.

La clasificación oficial tapó, según el recuerdo de Humberto, la clasificación real.

"Para mí era primero Vavrín, segundo Corradi y tercero yo. No es que se la dieron a Trumpio; seguro que se la merecía, pero hubo una confusión y se clasificó de una forma distinta" opinó.

Bicicleta blanca marca Colner, indumentaria del equipo argentino, flanqueado por sus afectos durante toda la charla, Carlos -sonriendo- apuntó que "hoy di una vueltita y nada más".

"Fui representante del equipo Santa Elena mucho tiempo. Cuando Barbosa inauguró la bicicletería yo estaba con él. ¿Recuerdos? Son muchos, gané más de las que yo creo haber ganado. Debería consultar un álbum bien armadito que me hizo mi hijo, donde figuran los triunfos, las derrotas, las alegrías y las tristezas" resaltó.

La Santa Elena durante años ha sido un imán para las grandes figuras del ciclismo nacional. "Yo no era muy bueno, no estaba a la altura de ellos, pero siempre me entreveraba porque era joven y tenía muchas ganas" apuntó.

La carrera giró en distintos trazados y Humberto -por lógica- los tiene bien reconocidos a todos.

"Se corrió por la Costanera, Pueblo Nuevo, en el Centro. Si bien el del Centro era muy lindo, el que más me gustaba era el tradicional, que pasaba por la Bicicletería de Barbosa, porque ahí ocurrían muchas cosas y anécdotas que siempre quedan" consideró.

Una de ellas hoy tiene un relato gracioso, pero pudo haber sido trágico.

"Estábamos todos en la línea de largada esperando la orden para salir y venía un camión de la zona de El Provincial sin frenos que hizo un pequeño desastre. Sin víctimas, por suerte, pero rompió unas cuantas bicicletas. Nosotros no nos dábamos cuenta de lo que estaba pasando cuando el conductor nos hacía señas, hasta que el camión se nos vino encima y dejamos las bicicletas. Por suerte en aquella época los camiones no andaban tan rápido, je".

No hubo preparación oficial para la vuelta simbólica del domingo pasado, porque jamás se bajó de una bicicleta.

"No hice nada distinto a lo habitual, porque yo salgo a pedalear día por medio. Le meto de 30 a 70 kilómetros por día. Por eso fue un paseo, charlando con los amigos, recordando cosas lindas".

"Me hicieron emocionar un poco; la verdad ...(se quebró) fue muy lindo. Estuvieron mis dos hijos; uno a la mañana, pero se tuvo que ir porque tenía compromisos (Gustavo), y el otro todo el día (Fabián). Toda la gente me felicitaba; se alegraban porque aún puedo andar en bicicleta. Tengo 85 años".

Sí, ocho décadas y media de fidelidad a los pedales, seis de ellas a la Santa Elena.

MÁS TÍTULOS

La obra que depende de recursos provinciales no avanza hace más de seis meses y no concluirá en la actual gestión
Pidió al fuero electoral una "declaración de certeza" para confirmar su ingreso
Adjudicatarios reclamaron al Municipio que interceda en la Provincia por las viviendas que ya están terminadas
El cardiólogo Antonio "Coco" Marcone cuenta sus secretos para mantenerse activo
DIA DEL MEDICO. Marcela Velázquez, especialista en reumatología
Daniel Casagrande, reconocido pediatra que se jubiló en abril de 2019
Balance positivo del Desafío ECO YPF, en el que compitieron las escuelas Técnicas 1 y 2
BASQUETBOL. Le ganó anoche el tercer partido de la final a Pueblo Nuevo por 83-81
INFERIORES. Se jugaron las Copas de Oro y Plata del "Clausura"
Matías Orlando, director técnico de Racing A. Club
FUTBOL. Quimey Marín, autor del gol con el cual El Fortín se quedó con el "Clausura"
INFERIORES. Se cierra hoy la temporada 2019
CICLISMO. Carlos Omar Humberto estuvo presente en todas las ediciones
AJEDREZ. El clásico certamen se definió en la última fecha
Sexto Balón de Oro para Messi
CyC. Sigue la definición en instancia de playoffs
CAMPAÑA. Se viene la definición
BOCHAS. La ABCO cerró el año el pasado sábado
FUTBOL. Se completó anoche la decimoquinta fecha de la Superliga de Primera División
Angelici volvió a la carga
Fue despedido a las pocas horas de disputar una histórica final con su equipo en la Copa del Trono