Edición Anterior: 27 de Enero de 2020
Edición impresa // Policiales
La impotencia de una familia: le robaron, le balearon la casa y le rompieron a golpes el auto
En cuestión de pocas horas, entraron a su vivienda del barrio Matadero, familiares del acusado por el robo agredieron a uno de los damnificados y efectuaron disparos contra el domicilio mientras había personal policial en el lugar. "¿Si está la policía y ellos hacen lo que quieren qué hacemos?", se preguntó una de las víctimas. Radicaron cuatro denuncias.
En el término de 12 horas, en al menos cuatro oportunidades los miembros de una familia del barrio Matadero debieron acercarse a dependencias policiales para denunciar que les robaron, que balearon el domicilio y que, con un bate, les destrozaron el auto a las 10.30 de la mañana. En todos los casos acusan a las mismas personas, que viven a pocas cuadras. Estos episodios se vincularían con un robo que sufrieron cuatro meses atrás.

Patricia Avila, en representación de su familia, fue quien dialogó con EL POPULAR y expuso en qué estado viven desde el sábado por la noche. El temor y alerta es constante. "Estamos así constantemente, los perros torean, sentimos un auto, y salimos afuera porque no sabemos con qué nos vamos a encontrar", relataba Patricia ayer por la tarde. El domicilio se encuentra en inmediaciones de España y calle 136, donde viven la hija de Avila, con su esposo y los tres hijos, de 10, 7 y 5 años.

"Abuela, yo no me quiero morir; abuelita, por favor no quiero morir; abuelita, por favor no quiero que mi papá se muera", gritaban los pequeños ayer por la mañana cuando dos jóvenes rompieron el auto de Patricia con un bate y los amenazaron de muerte. "Ahora vuelvo te mato a vos y a toda tu familia, a mí no me importa quiénes son los que están acá adentro", fue lo que Avila recordaba que los agresores les gritaron en pleno día, a las 10.30 de la mañana. Se tratarían de familiares del acusado de robar en la vivienda de su hija.

Precisamente la cadena de sucesos que mantiene a esta familia en vilo y con gran temor inició el sábado a la noche, cuando al llegar a la vivienda encontraron que habían entrado a robar. Tras forzar la reja de una ventana, los delincuentes se apoderaron de un Smart TV y un ventilador.

Los dueños del domicilio, al conocer quiénes habían cometido el robo, comenzaron a buscar a los delincuentes por el barrio. En uno de los lugares a los que se acercaron en las primeras horas de ayer, un hermano del presunto ladrón le dio un golpe de puño en el rostro al yerno de Avila, lo que le produjo un grave lesión a la altura de la nariz. Allí además fue amenazado con armas de fuego.

Al volver a la vivienda, ya con la presencia de efectivos policiales, fueron sorprendidos cuando personas que pasaban en un vehículo comenzaron a disparar contra el frente del domicilio. "Cuando nos dispararon a la casa teníamos el patrullero ahí. Había dos policías mujeres, dos chicas, que no sabían qué hacer, lo único que hacían era temblar como una hoja, y las balas le pasaban por al lado. ¿Si está la policía y ellos hacen lo que quieren qué hacemos?", expresó con impotencia Avila.

Para denunciar todos estos hechos estuvieron en la comisaría Primera hasta alrededor de las 3 de la madrugada, donde pidieron que les den una custodia para evitar que vuelvan a ser atacados. En esa instancia, según expresó Avila, la respuesta fue negativa. Además su yerno fue con dos policías al Hospital para ser atendido por el golpe recibido, pero en el centro asistencial se habrían negado a realizarle el precario médico correspondiente.

Durante el resto de la noche quedaron en la vivienda del barrio Matadero sus propietarios y el marido de Avila, mientras que ella se llevó a su casa a sus nietos. Retornaron alrededor de las 10, y media hora más tarde volverían a sufrir un hecho de violencia. "Estábamos adentro todos conversando y siento una moto. Salgo hacia fuera y estaba un chico que se bajó con un bate, no alcancé a llegar y me hizo pedazo el auto", relató Patricia con bronca. Si bien alcanzó a agarrar el bate y forcejeó con el agresor, no logró impedir que rompiera casi todos los vidrios del Fiat Siena rojo.

En esa instancia, cuando el resto de la familia sale a la calle, es cuando el motociclista, que iba acompañado por otro joven, amenazó al yerno de Avila de muerte. "Toda esa situación vivimos ayer. Ya basta, y vas a la comisaría y los chicos te toman la denuncia y hacen lo que tienen que hacer y la fiscal no te atiende porque hasta el lunes no está. Entonces ¿qué hacemos, hasta dónde llegamos?", dijo con indignación.

Cuatro denuncias

El robo, el golpe en el rostro, los disparos y el auto destrozado. De manera sistemática después de cada hecho de violencia la familia se acercó a la comisaría Primera y la Comisaría de la Mujer a denunciarlos. Ayer a la mañana, después de que rompieran el auto, lograron a través de la fiscalía contar con una custodia policial, al menos hasta las primeras horas de hoy.

"Esta fue la gota que colmó el vaso", refirió Avila, quien hoy iba a exponer lo sucedido ante la fiscalía en turno. De acuerdo a lo que planteó ayer, además de denunciar en la comisaría se acercaron hasta la sede del Poder Judicial local. Pero "no me quería atender la custodia que está, me cerró la puerta en la cara con llave". Logró finalmente que la atendieran desde la Fiscalía 7, que hicieron de lazo para que pudiera contactarse con personal de la UFI 10, en turno actualmente.

En contacto con este Diario Avila manifestó su enojo con la atención que le dieron desde la fiscalía en turno, principalmente al exponer la necesidad de que se tomen medidas inmediatas para que no haya consecuencias más graves. "Me llama la secretaria de la fiscal y me dice: ‘todo se hace bajo la ley’. ¿y mientras tanto qué? Dejo que maten a mis nietos, a mi hija o a mi yerno. Se están preparando para la noche porque es todo descampado. Estamos a la buena de Dios de lo que ellos decidan hacer", planteó.

Por otra parte, la mujer refirió que cuatro meses atrás también este domicilio fue blanco de delincuentes, quienes se llevaron gran cantidad de artefactos y otros elementos. "Y recuperamos las cosas nosotros. A partir de ahí viene todo", agregó sobre los episodios ocurridos en las últimas horas.

Asimismo manifestó que la situación de inseguridad se da en otros sectores del barrio. "Acá no tienen problemas, entran a las tres de la tarde a tu casa igual, es lo mismo. Están todos armados. La policía los lleva y la Justicia los suelta. Ya no sabemos qué hacer", manifestó.

MÁS TÍTULOS

Contra la cultura de usar y tirar
Francisco "Pancho" González habló de la coalición y de la incorporación del peronismo
Se realizan trabajos de mejora y se avanza en el tramo final del edificio que albergará a alumnos de la institución
Un nuevo ajuste debería ser aplicado a partir del sábado 1 de febrero
En el informe se incluye cereales, oleaginosas y otros subproductos
CANOTAJE. Agustín Vernice cerró tres semanas de entrenamiento en Tucumán
Torneo "Súper 20"
Estudiantes premia a sus hinchas
BASQUETBOL. El base Mariano Marina analizó el presente de Estudiantes en la Liga Argentina
Lo que vieneSPEEDWAY. El Motódromo "Dante Gariglio" de Colonia Barón disfrutó de un gran espectáculo
REGIONAL FEDERAL. Las modificaciones reglamentarias que hay que tener en cuenta