Edición Anterior: 23 de Febrero de 2020
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. El dilema massista. Camporistas y mercantiles vuelven a la Cooperativa. el dificil equilibrio del poder
A una economía quieta, política en movimiento; el partido gallista y la Cámpora vuelve por Coopelectric
Camporistas y mercantiles decidieron probar suerte otra vez con la Cooperativa. El massismo se rearma para ser protagonistas del Frente de Todos. El gallismo quiere tener su partido vecinal y trabaja para ello. Monzó volvió al ruedo y lo hace en la Séptima de la mano de Jorge Larreche. La pulseada en el poder.
Cacho Fernández

[email protected]

El politólogo, Andrés Malamud, dijo que "Alberto gobierna ‘con’ Cristina" para desmentir dos cosas: que sea un títere de la ex presidenta o, lo contrario, que se hubiese podido independizar de ella. El pensador olavarriense encontró un punto intermedio pero no por eso despojado de ambigüedades.

Lo más factible es que Alberto Fernández haya encontrado una posición, si no intermedia, al menos más cómoda que la de enfrentar constantemente las pulseadas y tensiones que le propone constantemente la viuda de Néstor.

A Cristina le gusta el protagonismo (¿a quien no?) y el conflicto, pero también quiere estar tranquila, y lo único que la incomoda o intranquiliza es la Justicia. Por eso quiere hacerla a su medida.

Posiblemente odie a la vez que envidie la tranquilidad que goza Alberto. Probablemente la subleve el hecho de estar en diparidad de situaciones con él y eso le quita el sueño y su independencia. Efectivamente, por el simple hecho de estar dependiendo de sus causas la coloca en desventaja con el Presidente y eso la incomoda profundamente porque le impide moverse con libertad de las decisiones de su ex jefe de Gabinete.

Cristina no quiere depender ni compartir el poder con nadie, pero se dio cuenta que el Presidente tiene su propia vida y sus propios proyectos.

Alberto se convenció que puede ser el Presidente y que puede prescindir de ella, en tanto que su Vice ahora tiene ganas de mandar, algo que ella ama profundamente, pero sin ser parte de nada. Ella sola y nadie más, y en la soledad del poder y de la soberbia. Al poder no se lo comparte, podría decir tranquilamente la Vice, ni tampoco institucionalmente. De ahí sus falencias republicanas. Tanto es así que no abandona la idea de ir por la Justicia, ya lo intentó un senador de su palo con el poder judicial de Jujuy para poder liberar a una de sus adláteres, aunque en el fondo sería una primera prueba para ver como reacciona la oposición y la ciudadanía. Algo así como un movimiento de tanteo, similar al de la Aeronáutica en 1975 que precedió al golpe de marzo de 1976.

Nada es ingenuo aunque a primera vista parezca absurdo o demencial. Bastaría vincular la sempiterna ambición de Cristina de domesticar la Justicia a sus deseos con esta intención de su senador de ir por el poder judicial jujeño para auscultar la reacción opositora y la popular para poder interpretar esta última movida. ¿El proyecto del senador Guillermo Snopek es el preludio de un posterior intento cristinista de apoderarse de toda la Justicia?. Recordemos, es lo único a lo que le teme Cristina y no va a parar hasta verla bajo sus pies.

Equilibrio y gobernabilidad

En tanto, habría que seguir muy de cerca los movimientos de Alberto Fernández. El Presidente se preparó para una pulseada pero más prolongada, pero Cristina quiere acelerarla. No tiene tiempo o sus ansiedades le impiden demorarse más. La Vice quiere volver a tener el mayor protagonismo institucional. Sabe que gobierna por el voto del massismo que decidió la elección y, como de política sabe, es consciente que la estabilidad de Alberto depende exclusivamente del espacio y del rol político que tenga Sergio Massa y los suyos.

Sin el apoyo del massismo, Alberto Fernández jamás hubiese podido ganar. El voto que aportó el tigrense le confirió a la fórmula la dosis de confianza de ese sector medio que había votado a Mauricio Macri y que luego, absolutamente defraudado por la política económica de Cambiemos, saltó a la vereda de enfrente y decidió acompañarlo a Alberto Fernández, quizás tapándose la nariz, tal vez, pero igual lo hizo. De ahí que el massismo sea casi un factor decisivo para mantener la gobernabilidad y el equilibrio de poderes entre el Presidente y su Vice.

Alberto cree que todavía puede maniobrar yendo y viniendo de algunas posiciones, pero Cristina quiere acelerar esos tiempos. Lo provoca permanentemente ya sea con el FMI, con la Justicia jujeña, con la obsesión de denominar presos políticos a quienes son meramente políticos presos por causas de corrupción, y así continuará hasta que la situación se defina como se definió la controversia entre Fernando De la Rúa y Carlos "Chacho" Alvarez, o la de Carlos Menem y Eduardo Duhalde unos años antes. Esperemos que la Argentina siga en pie para cuando llegue ese día.

Los más duros

La historia indica que las pulseadas se terminan el triunfo de los más duros, tal vez porque simplifican peligrosamente todo.

Los jacobinos acabaron desalojando a los girondinos durante las aciagas jornadas de 1793 en la Francia revolucionaria y los morenistas también se impusieron sobre los descalificados como "moderados". Del mismo modo, el stalinismo destruyó al sector más democrático de la Revolución rusa, algo parecido ocurrió en la lucha de poder dentro del comunismo chino, y , mucho más acá, el yrigoyenismo se impuso sobre un alvearismo más democrático y transformador que el mero declamacionismo lleno de contradicciones de su antecesor. ¿La historia volverá a repetirse ahora en esta pulseada entre Cristina y Alberto o esta vez el triunfo se lo llevará el republicanismo y la moderación por ahora encarnada por el Presidente?.

El dilema del massismo

La paradoja es que siendo el massismo la fuerza que hoy sostiene la estabilidad dentro del Frente de Todos, hoy funcione tan sometido al cristinismo. Por ello, tanto en Olavarría como en otros distritos, han resuelto recuperar aquel protagonismo que los erigió en primera fuerza en 2013 y logró asestarle un golpe electoral formidable a aquel sueño de la "Cristina eterna".

La idea es la de deconstruir el espacio general y avanzar con una construcción sustancialmente diferente que le confiera al espacio de Massa la fuerza y la referencia política que tuvo fundamentalmente hasta 2015 y que luego de un período de desconcierto y languidez acabó definiendo la última elección.

En lo local, el espacio cuenta con varios actores entre los que se destacan Eduardo Rodríguez, Marcelo Latorre y eventualmente Liliana Schwindt, aunque la diputada no quedó bien parada con Sergio Massa después de cuestionarle públicamente su coalición con quien había sido su adversario de los últimos años, el kirchnerismo, y con la cual mantiene aún relaciones peligrosas.

Pero la movida ya se empezó a gestar, tanto en Olavarría, como también en Tres Arroyos y otras ciudades y seccionales. Se habla también de Saladillo y otros sitios en donde el massismo pretendería recuperar su antigua identidad pero con excelentes relaciones con parte del monzoísmo y la pata más peronista y crítica del macrismo dentro de Cambiemos.

Larreche y Monzó

Detrás de un armado monzoísta está Jorge Larreche, el ex secretario de Gobierno municipal, el mentor del actual intendente. Larreche demostró, sin duda, es un político con mucho olfato. De movida sabía que Ezequiel encabezaría la lista de concejales y encaró luego con el actual jefe comunal una campaña puerta a puerta que acabaría con el triunfo del novel político en 2015 que terminó confirmando cuatro años más tarde y por una diferencia impensada para todos.

Ahora, el "Negro" Larreche, luego de su retiro de la Municipalidad en 2017, emprendió una nueva campaña en la Sección y en la Provincia para que su jefe y amigo, Emilio Monzó, sea el nuevo gobernador bonaerense. "Sería un excelente candidato", subrayó días atrás al aparecer por primera vez en los medios después de su retiro hace tres años. ¿Tendrá la misma facultad olfativa que tuvo con Ezequiel?.

El monzoísmo encarnaría una línea interna de Juntos para el Cambio, crítica del estilo de Marcos Peña y con una posición más cercana al keynessianismo que al monetarismo en lo económico. Las cabezas visibles son Monzó y Rogelio Frigerio, -y no descartó a Martín Lousteau- pero habría una búsqueda de absorber parte del peronismo no K. Por eso no se descarta un acercamiento hacia el peronismo massista, algo saturados de la provocación cristinista. En síntesis, marzo se insinúa con muchos movimientos, salvo los salarios las jubilaciones que aún continúan casi congeladas. Pero siempre ha sido así y la ecuación es inversa: a una economía aquietada le deviene una política en movimiento.




El gallismo y su partido


Con el regreso de Jorge "Negro" Larreche a la esfera pública, también irrumpió paralelamente la versión que habla del armado de un partido vecinalista pero con la identidad del Intendente.

No se sabe quien o quienes gestaron esta idea de "expandirse" políticamente, pero, como lo indica el encomillado, todo vecinalismo prefigura una contradicción, esto es, si en realidad agranda el espacio político o lo termina atomizando.

La matemática moderna puso en tela de juicio que "el todo no solo no es la suma de las partes" -y menos en política- sino que además instaló una idea aterradora: que el "todo" no siempre es mayor que cada una de las partes, algo a simple vista inexplicable, pero científicamente lógico desde esta mirada nueva de las matemáticas.

El gallismo se vio de pronto con una identidad ya instalada en la ciudad, y tanto es así que le terminó ganando a sus referentes nacionales y provinciales. Y eso es poder político, sin duda.

Pero aquí caben otras preguntas: ¿Ezequiel ganó por sí mismo o porque fue el plus, como candidato, de esa identidad de clase media baja urbana que acompañó tanto tiempo al eseverrismo y que se vio reflejada últimamente en Cambiemos?. Entonces, ¿Es Galli una identidad en sí misma o lo es por conjunción de su perfil de candidato carismático y racional con ese modo de pensar y sentir olavarriense?. Del mismo modo, ¿el vecinalismo es una identidad construida desde lo estrictamente singular o representa la síntesis entre algo general con variables locales?. Y paremos aquí porque ya entraríamos en el terreno de la ontología.

Lo cierto es que la creencia de que el gallismo para ese sector sería una realidad insoslayable los llevó a pensar que era el momento de canalizar esa identidad mediante un vecinalismo o una estructura partidaria que termine representando pero también acotando esa resultante política. Se lanzaron, entonces, a construir ese partido cuyo nombre estaría relacionado con la conjunción de dos vocablos identificatorios, el de "Juntos", y el de "Olavarría", y marchar ¿hacia dónde y por qué?. Dicen que ya lo hablaron con María Eugenia Vidal y con Jorge Macri, entre otros dirigentes y que no les habrían puesto ninguna objeción.

La propuesta es arriesgada, tal vez provocadora y también desafiante. ¿Cuál es el objetivo? ¿se trata de un plan B para las futuras elecciones por si la situación arriba está muy confusa o no satisfactoria para el macrismo olavarriense?. La estrategia todavía no está muy clara pero los avales ya están y los trámites para formarlo estarían avanzados y corren más rápido que las certezas.




Coopelectric, el objetivo


El peronismo K y no tan K parece querer recomponer relaciones. Tanto es así que Germán Aramburu, quien había decidido distanciarse del bloque madre por algunas diferencias con La Cámpora, ahora viajó junto con Federico Aguilera, flamante subsecretario de Minería para compartir algunos trámites lo que indicaría claramente otra relación política, al menos entre ambos.

En fin, todo se mueve. Es que, como decía Perón, la estabilidad es siempre dinámica y depende del movimiento.

Además, la coalición-eje del Frente de Todos en lo local está dispuesta a ir creciendo en lo territorial pero de manera indirecta, es decir, a través de los servicios masivos.

Efectivamente, a la intención de Luis Cavalli de construir una oposición en Coopelectric, se le sumaría la decisión tanto de La Cámpora como también de los mercantiles de conformar una lista para las próximas elecciones.

Ambas agrupaciones, LC y el CECO no tienen la intención de sumarlo a Cavalli (lo vinculan mucho con Patricia Bullrich y Cambiemos) sino que están en plena búsqueda de un profesional apolítico y un equipo que esté en consonancia con ese perfil para no volver a repetir la frustrada experiencia anterior liderada por los camporistas y que terminó prácticamente en un fracaso.

Todavía no encontraron a ese "profesional ascéptico" capaz de ganarse el apoyo del olvarriense medio y también capaz de triunfar sobre el oficialismo actual.

Pero, que no ocurra la paradoja del momento, la misma que ocurre en lo nacional y tal vez en lo provincial, esto es, basar su campaña en posturas claramente opuestas y acabar haciendo lo mismo que lo que se critica. En efecto, al ajuste macrista le continuó uno parecido, casi igual, al que solo le falta el tarifazo que muy pronto se comenzará a aplicar. Entonces, ¿tanto remar para terminar muriendo en la orilla?.


MÁS TÍTULOS

Capítulo 27
Abarca a provisionalidades y suplencias 2020
El ingeniero Eduardo Cerdá en Olavarría, en la ruta de la agroecología
ESCENARIO POLITICO. El dilema massista. Camporistas y mercantiles vuelven a la Cooperativa. el dificil equilibrio del poder
El debate en el HCD de cara a la audiencia pública del 4 de marzo
Juegos, artesanías y música, en el primer día del evento
IGLESIA DEL AVIVAMIENTO. Ricardo y Patricia Rodríguez serán oradores centrales de "Un día con el Espíritu Santo"
El presidente de la Asociación de Propietarios del Parque Industrial, Alberto Nievas, habló de la caída del sector en los últimos años
"Mi amigo Manuel", el libro que muestra el perfil más humano del Creador de la Bandera
LIGA ARGENTINA. Estudiantes recibe a Central Entrerriano de Gualeguaychú
FUTBOL. Los equipos olavarrienses se presentan hoy como visitantes, en la cuarta fecha del Torneo Regional Amateur
PRIMERA DIVISION. Arranca hoy la tercera fecha del torneo "Apertura"
Atlético Tucumán se lo empató a Lanús en un final frenético
Jeremías Sandrini, queriendo volver a ser
INFERIORES. Los equipos de la Zona "B" debutaron en el "Preparación"
TURISMO NACIONAL. El piloto de Olavarría realizó un gran trabajo en Bahía Blanca
Jeremías Sandrini & Giovanni Lo Celso
FUTBOL FEMENINO. El equipo local jugará hoy ante Aldosivi, en la definición de la Copa de Campeones