Edición Anterior: 26 de Marzo de 2020
Edición impresa // La Ciudad
"Estamos muy bien de insumos"
Se conocieron en las últimas horas quejas acerca de la calidad de los insumos recibidos en algunos hospitales públicos de la Provincia, que no estarían cumpliendo los standars de seguridad requeridos para los profesionales de la salud que atenderán a los pacientes de coronavirus.

"Nosotros estamos muy bien en materia de insumos. Metafóricamente diría que seguimos acumulando armas para la guerra, y teniendo reserva con los protocolos" destacó el doctor Caputo.

Para hacer frente a su trabajos, el personal debe contar con barbijos, botas descartables, cofias, camisolines, guantes descartables, antiparras o máscaras.

De este último item, el Hospital recibió ayer 100 unidades y espera para el viernes otras 800.

Caputo prefirió no dar detalles sobre dos temas cruciales: el posible pico de la pandemia en Olavarría y la cantidad de personas que podrían verse afectadas en la Ciudad.

"Nosotros manejamos todos los datos, pero sólo para construir nuestra estrategia frente a la pandemia. No tiene sentido darlos a conocer. Nuestra última intención es causar miedo en la población, porque además el 90% ni se va dar cuenta de que cursa por este cuadro. Sería fomentar un pánico innecesario" reflexionó.

MÁS TÍTULOS

CUARENTENA OBLIGATORIA. Diversas plataformas unidas para habilitar gratuitamente textos de autores reconocidos
El rol clave de los trabajadores
Pero valoran la restricción en el contexto de la pandemia, en tanto les permite seguir en funcionamiento
Lo dijo el secretario de Desarrollo Económico, Julio Valetuto, quien además resaltó la colaboración de la UIO y la SRO
Procesaron a dos policías olavarrienses luego de viralizaran un audio el fin de semana
BASQUETBOL. El "Pájaro" Federico Marín espera una autorización para poder regresar a nuestra ciudad
Sebastián Mignani, hijo de Rubén Eneo, regresó del básquetbol de Islandia
CORONAVIRUS. El Matador, campeón del Mundial 1978, vive Estados Unidos
Manu Ginóbili
HOCKEY. Gerónimo Martínez Amoroso contó las sensaciones del primer Campus de observación en el CeNARD