Edición Anterior: 6 de Abril de 2020
Edición impresa // La Ciudad
El Municipio asiste a unas 3.000 familias más que atendía antes de la cuarentena obligatoria
A partir de la pandemia creció el número de personas que demandan alimentos del Estado
Son los datos de la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio. Fueron cuatro mil nuevos pedidos, pero después de un estudio del servicio social, quedaron, según Robbiani, "unos tres mil pero el resto se rechazaron por diversas causas después de haber chequeado cada caso". Existen otros planes, además, como el SAE, la tarjeta Cabal y bolsas de alimentos que reparte el comité de emergencia.
Cacho Fernández

[email protected]

La pandemia de coronavirus generó una mayor demanda de ciudadanos por alimentos. De los ya existentes, hubo que sumar unos 3 mil que requerían ayuda municipal.

"Hubo unos cuatro mil llamados nuevos pero se hizo un estudio con los trabajadores/as sociales y de allí quedaron unas tres mil que realmente no recibían por otros programas", dijo el secretario de Desarrollo Social, Diego Robbiani.

En realidad, el sistema abastece a unas 3.400 familias con necesidades básicas insatisfechas otorgándoles bolsas de comida, y a éstos se le sumaron los 3.000 que quedaron a partir de los nuevos llamados telefónicos. El resto fueron absorbidos por el plan que abastece a las familias con NBI o ya estaban dentro.

La nueva demanda pertenecería a personas con trabajos informales que los afectó la cuarentena obligatoria que ordenó el Poder Ejecutivo Nacional hasta el 12 de abril.

Pero a esto hay que sumarle el SAE (Servicio Alimentario Escolar) que por el cierre de los colegios, se decidió cubrirlo con bolsas de comida lo que trae aparejado otro problema relacionado con el pago a los proveedores. "La Provincia está pagando a mes vencido y eso les ocasiona un problema a los comerciantes que proveen de alimentos al servicio. Por eso se les está pidiendo a la Provincia que adelanten los pagos".

Planes sociales

El Servicio Alimentario Escolar abastece a unos 12.600 chicos de los cuales 6.000 son los que almuerzan pero todos desayunan.

Hoy por hoy, a causa de la pandemia, las escuelas debieron cerrar pero se les alcanza a cada uno la bolsa de comida que la Provincia y los municipios decidieron implementar.

El sistema de Desarrollo Social alimenta a 3.400 familias con las necesidades básicas insatisfechas pero con esta nueva coyuntura y a partir de la cuarentena obligatoria, mucha gente que se sobrevivía con changas y trabajo informal en general, se fueron sumando al programa general de asistencia municipal.

"Tuvimos unos 4000 llamados telefónicos más pidiendo comida, pero luego de un estudio que hizo el servicio de trabajo social, quedaron unos 3.000 porque el resto fue añadido al sistema que abastece a las familias con NBI", dijo Diego Robbiani, secretario de Desarrollo Social.

Las personas beneficiarias de este programa "reciben una bolsa de comida, leche, una tarjeta Cabal con un cupo de compra de 1.500 pesos que se va a complementar con la tarjeta AlimentAR. La Secretaría cuenta con seis números telefónicos para que la gente pueda acudir por sus necesidades", agregó Robbiani.

Las bolsas de comida ya fueron repartidas en los últimos tres días, pero la Mesa de Emergencia también puso en marcha un mecanismo para recibir donaciones que luego de ser embolsados, se reparten fundamentalmente a los más afectados por la pandemia y por la parálisis económica. "Fundamentalmente a quienes realizan trabajos informales", aclaró el funcionario, quien agregó que a partir de esta nueva situación, "se han repartido 1.500 bolsas más, siempre en conjunto con los miembros del comité de emergencia".

Los alimentos para esta parte de la población son donados por "la gente, supermercados chinos, clubes, iglesias evangélicas, también llegan papas de Balcarce y alimentos de Desarrollo Social de la Provincia. Embolsamos y entregamos semanalmente esta cantidad de bolsas", apuntó Robbiani.

A esta parte de la sociedad que pertenece a los más castigados por las sucesivas crisis que viene padeciendo el país, se le suman ahora unas 3.000 personas que quedaron de los cuatro mil nuevos demandantes de alimentos castigados puntualmente por esta pandemia del coronavirus. En tanto, sigue casi normalmente distribuyéndose el servicio alimentario escolar, solo que los chicos, en vez de ir a desayunar y almorzar a las escuelas, las familias reciben esos alimentos embolsados pero en sus propios domicilios.

MÁS TÍTULOS

El Municipio asiste a unas 3.000 familias más que atendía antes de la cuarentena obligatoria
Virginia Franganillo, militante feminista y ex presidenta del Consejo de la Mujer
Con sus actividades completamente paralizadas y un futuro incierto, buscarán ayuda estatal para seguir adelante
Lo deberán tramitar aquellas personas que realicen determinadas tareas consideradas esenciales
Con ejercicios para personas con movilidad reducida y videos con consejos
FUTBOL. El pasado sábado, en forma virtual, hubo una reunión con dirigentes de la Liga y de los clubes
AUTOMOVILISMO. Matías Rossi es el más ganador en el "Hermanos Emiliozzi"
Empezó la planificación para cuando vuelva el fútbol