Edición Anterior: 10 de Mayo de 2020
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. La peste negra y el coronavirus, sus semejanzas y sus consecuencias. Los ceramistas y la empresa
Aquella y esta peste, los cambios políticos y sociales, y el extraño conflicto ceramista
Las pandemias, los cambios de paradigmas. Olavarría logró excepciones a la cuarentena para movilizar la economía. El problema de Cerro Negro y los extraños argumentos de la empresa. Aprovechamientos de pandemia. Crece el afán de crear líneas albertistas para contrarrestar el avance del cristinismo.
Cacho Fernández

[email protected]

Dentro de un contexto muy especial, atravesado por cierto optimismo a partir de algunas flexibilidades de la cuarentena que incluye también el escenario local, la gente comienza a percibir, erróneamente claro, una sensación de estar abandonando la pandemia. Pero no es así, la peste sigue tan vigente como siempre y lo que ha empujado a las autoridades a aflojar un poco la tensión del aislamiento ha sido la presión de la economía y la percepción de que si no se lo comenzaba a hacer, el Conurbano y parte de la Capital estaba a punto de estallar.

Ya nada será lo mismo después de la eventual cura o vacuna. El problema no es nuevo en la historia de la humanidad. Pasó algo parecido durante la denominada "peste negra", entre 1347 y 1352, aproximadamente, aunque algunos autores coinciden en que la epidemia (pandemia para el mundo de entonces) se había quedado en Europa durante unos 400 años, matando casi la mitad de la población europea.

Después de esta pandemia, el mundo ya no fue el mismo. El paradigma medieval comenzó a tambalear y abrió las puertas a lo que sería el Renacimiento y el afán de recuperar algunos conocimientos de medicina y filosofía del mundo griego.

La filosofía se independizó de la religión, ama y señora de ese momento y en todos los sentidos, y la humanidad comenzó a pensar de que eran necesarios algunos conocimientos para, si no prevenir, al menos poder curar las enfermedades.

La peste, como el cornonavirus, se había originado en Asia y luego los mismos comerciantes la habían llevado a Europa. Nuevamente los viajeros son los portadores de la enfermedad. Dicen que la bacteria la transmitía una rata negra y que por azar, una invasión de ratas grises, mucho más grandes, se habían encargado de expulsarlas. Eso dicen, pero nadie sabe aún como fue desapareciendo la enfermedad.

¿Cambió algo esta peste?. Podría decirse que todo. Para empezar, la higiene personal, doméstica y ciudadana. Poco a poco la mugre de las calles de las ciudades medievales comenzó a ser combatida con lo que tenían a mano. Los barbijos tuvieron sus precursores en máscaras de todo tipo, se evitaron las grandes aglomeraciones, la religión ,con su poder omnímodo fue corrida progresivamente a un costado por el afán de conocer científicamente la realidad pese a que aún faltaba mucho para que la ciencia suplantara el mundo de la fe. El conocimiento probado de la ciencia también fue desalojando el mundo de la sugestión y la política comenzó un camino de secularización que sería definitivo. Pero aún faltaban unos cien años más para que surgiera la figura de Nicolás Maquiavelo para cerrar este capítulo junto con el protestantismo que le darían un sesgo nacional a las creencias. Podría decirse que la pandemia de mediados del siglo catorce fue el comienzo del fin del mundo medieval.

La vigente, que también viene de Asia, también amenaza con instalar un nuevo paradigma en Occidente. También, como todo cambio, será imperceptible y solo observable a través del tiempo. Pero ¿qué es lo que se viene? ¿globalización absoluta y desaparición de las fronteras nacionales tal como se evidencia actualmente por la acción devastadora del virus o cerramientos definitivas de las fronteras nacionales para defenderse del ataque?

Lo que puede venir

"La gente muere", sentenció Donald Trump con una verdad de Perogrullo. Algo parecido sostuvo su par brasileño que manifiesta el mismo perfil. Y en ambos países, la pandemia está siendo devastadora. ¿Tiene algo que ver entonces las características personales de quien maneja el timón?.

La pregunta podría conllevar respuestas alentadoras puesto que deja la esperanza de que de ahora en adelante la gente se va a fijar muy bien en no elegir estas personalidades grotescas para que les decida el destino de su país. De todos modos continúa siendo extraño es que Trump, aún recomendando inyectarse desinfectante, siga midiendo bien. ¿Cosas del patriarcalismo, tal vez?.

No habría que descartar, como ya se ha dicho en esta columna, que se vayan instalando en cada nación sistemas autocráticos o totalitarios como el de China, incluso con la mentira como parte del régimen, similar a los populismos bananeros de América Latina.

Afortunadamente, hoy por hoy Argentina sigue preservando esa clase media que confiere un sesgo distintivo al resto del continente y si no logra definir el régimen democrático y republicano a través de la elección, acaba condicionando las maniobras autoritarias y antirrepublicanas y por qué no insensatas con respuestas masivas en defensa de la libertad, de las leyes y en contra de la insensatez como quedó plasmado en el último cacerolazo que le puso un límite claro al despropósito de algunos sectores políticos del oficialismo.

Lo que viene, entonces, después de la pandemia es un tanto incierto y posiblemente cada uno deberá llevar en su propia mochila un arsenal de recursos necesarios para que el porvenir sea mucho mejor -o menos malo- que lo que se ha venido viviendo a nivel mundial.

La peste negra fue una verdadera bisagra entre el mundo medieval y estamental con uno moderno que acabó con las monarquías absolutas. Ojalá esta peste sea un punto de inflexión entre el autoritarismo o totalitarismo residual y verdaderos regímenes económicamente justos y políticamente republicanos y democráticos.

No todos ponen

Lo que no parece justo ni democrático es la actitud de Cerro Negro de pretender pagar solamente un 25 por ciento del sueldo y que sea el Estado (es decir todos, incluidos los mismos trabajadores) los que pongan el 50 por ciento restante para llegar a ese 75 por ciento que la firma dice que debe abonar según el acuerdo tripartito de hace unos días pero que nadie firmó. Esto sí sería un aprovechamiento del ámbito privado de la peste.

Como bien expresó el titular de la Focra a nivel nacional, Domingo Oliveira, "la empresa solo quiere pagar ese 75 por ciento pero quiere que sea el Estado el que pague el 50 por ciento. Además -agregó- se ahorra el 95 por ciento de las contribuciones patronales", según expresa el decreto 376/020.

Y luego remató su muy buen razonamiento de esta manera: "quiere que el Estado, es decir, todos nosotros le paguemos la mitad del sueldo de los trabajadores y las cargas patronales", subrayó.

El dirigente nacional de la Focra considera que hubo un "aprovechamiento" de la empresa de la actual coyuntura, pero no dejó de cuestionar la actitud del gremio local de haber acordado con la firma reducir los salarios cuando compraron la fábrica. "Los corrieron con la vaina", dijo, "los asustaron", insistió, tras lo cual reclamó dar marcha atrás con el convenio que "no fue nunca homologado". Por si algo faltaba, una información gremial asegura que la empresa ganó el año pasado unos mil millones de pesos, lo que demuestra que el problema del capitalismo nacional no es la rentabilidad sino la distribución.


Política cara

El otro aprovechamiento de la pandemia, aunque público, fue el de los sectores políticos que, podría decirse, usufructuaron la nueva emisión para crear nuevos cargos u ocupar otros y producir una avanzada interna sobre la línea política del Presidente.

Se sabe que algo de esto es parte de la política y de la lucha de facciones que suele haber dentro de cualquier espacio gobernante, pero no queda bien que se use la preocupación de la gente, incluso su miedo que la abstrae de otras cosas, para ir copando casilleros del poder.

Se podrían dar varios ejemplos (de hecho ya se han dado algunas) de estas movidas que ya son hasta recurrentes en un país en el que el gasto del Estado, cualquiera sea, aún los empleos políticos innecesarios y nepotistas, se los considera algo patriótico y no algo inmoral como realmente lo son. Repasemos algunos nuevos cargos locales y veremos que hay familias que gracias a esta "generosidad" de la política, ingresan a sus hogares dos, tres, cuatro o cinco sueldos pagados con el esfuerzo de los argentinos que apenas tienen un solo sueldo y además privado.

De esto se habla cuando se conjetura en lo que puede venir después de la pandemia, esto es, un país con más ética -o menos inmoralidad- en la política y menos nepotismo y también fanatismo, endogamia y mezquindades de ese tipo disfrazadas de "militancia full time" o algo parecido.

En realidad, son grupos políticos organizados y financiados con fondos del Estado que aportan hoy contribuyentes de bolsillos cada vez más flacos.

Mientras tanto, en Olavarría crece cada vez más la idea de generar grupos "albertistas", pero sin financiamiento estatal, para contrarrestar estas avanzadas cristinistas que pretenden darle otra tonalidad al perfil del gobierno. Ahora es un conocido dirigente, y también un profesional y ex funcionario quienes están dispuestos a poner a su gente en la cancha para respaldar la figura del Presidente, aunque por separado. En fin, la interna en el Frente de Todos está al rojo vivo.


Desplante gremial

El titular del gremio de los Municipales, José Stuppia, recibió ayer una reacción podría decirse injusta cuando se apersonó en la movilización que había hecho el gremio ceramista frente al Municipio, inentendible tal vez, porque la resolución del conflicto pasaba por la Nación y no por la Comuna.

Pero bueno, así son las cosas de la política. El "Tano" habría sido mal recibido por la dirigencia ceramista que ya viene bastante confundida (¿arrepentida, quizás?) desde la misma firma del convenio con la empresa que redujo un porcentaje significativo de los sueldos.

Trascendió que cuando Stuppia estaba ofreciendo una ayuda solidaria de su gremio para las familias ceramistas, un sempiterno dirigente del Soeco le habría manifestado que no lo quería reconocer (¿?).

El remate de esta novela fue una comunicación, también política, por la que se les informaba que se había conseguido el pago de la mitad del sueldo algo que ya estaba dispuesto en la misma letra del decreto presidencial 376/20. Es decir, se informó políticamente algo puramente normativo. Algo así como informar pública y personalmente una obviedad tal como que "todos los habitantes de la Nación gozan del derecho de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar..." y demás. Es decir, una obviedad que ya está incluida en la Constitución Nacional.

En tanto, la empresa insiste con pagar solamente el 25 por ciento de los sueldos mientras el Estado (es decir todos, incluidos los propios obreros ceramistas) se hace cargo del 50 por ciento y de la totalidad de los aportes patronales. Algo huele mal en Dinamarca, no?.

En tanto, el Municipio recibió una buena noticia para los olavarrienses referida a los rubros que ya quedaron exceptuados de la cuarentena, lo que le da un respiro a la actividad económica local.

MÁS TÍTULOS

ESCENARIO POLITICO. La peste negra y el coronavirus, sus semejanzas y sus consecuencias. Los ceramistas y la empresa
Empleados de dos estaciones de servicio locales sufrieron quitas salariales de entre 20 y 25 por ciento
ENTREVISTA. Ignacio Montoya Carlotto, la música y un mundo incierto
La Lic. en Nutrición y Dra. de la Universidad de Buenos Aires, Estefanía Alsina, destacó la importancia de tener un hábito saludable
Por ese motivo mantuvieron reuniones con inmobiliarias locales
"Nuestra preocupación, como hacedores artísticos, es compartir lo que hacemos", asegura el director Diego Lurbe
Se fueron de luna de miel el 2 de marzo para regresar el 21, y recién pudieron volver el 6 de mayo
La olavarriense Hosanna Cazola asumió esta semana como coordinadora del Ministerio de Mujeres y Diversidad en la Séptima Sección Electoral
LOS TEXTOS DE LA MISA. V Domingo de Pascua
El viernes se celebró la solemnidad de Nuestra Señora de Luján
Deberá abonar la suma de 200.000 dólares
INSTITUCIONAL. El pasado viernes, 13 dirigentes hablaron de la situación de las distintas entidades deportivas del Partido de Olavarría
Craig Hodges, ex compañero de Michael Jordan, lo criticó
BASQUETBOL. De la misma participó Héctor Burghini, titular de la Asociación de nuestra ciudad
Carta de lectores