Edición Anterior: 3 de Junio de 2020
Edición impresa // La Ciudad
Ni una menos: 5 años en pie de lucha por los derechos de las mujeres y disidencias
Ni una Menos cumple cinco años desde aquella marcha emblemática, el 3 de junio de 2015, cuando miles de personas se concentraron en distintos puntos del país para visibilizar la lucha por los derechos de las mujeres y contra la violencia machista.

Aquel 3 de junio quedó en la historia tras el femicidio de Chiara Paéz (la chica de 14 años asesinada en Rufino) y se instaló como el día en el que miles de personas salen a la calle bajo una misma bandera. Hoy será diferente en el marco de la pandemia y el aislamiento social y la lucha será con carteles, barbijos con consignas, bocinazos y proyectazos.

"Sería la sexta marcha, pero este contexto no lo posibilita", define María Eugenia Iturralde, integrante del Frente Ni una Menos.

Recuerda que aquella marcha histórica de 2015 fue convocada por redes sociales, pero que "estratégicamente un grupo de periodistas de Capital Federal logró posicionar en la agenda mediática y eso hizo que la repercusión fuese masiva y que la gente saliera a las calles".

Como hace cinco años, bajo una nueva modalidad obligada por la cuarentena, hoy miles y miles de personas seguirán pidiendo "que no se maten más mujeres".

Datos oficiales hablan de un femicidio cada 29 horas en el país. "Se me viene a la cabeza una serie de crímenes muy crueles, imágenes impactantes que lograron dar un paso más en lo que son las denuncias por violencia de género que encuentran en el femicidio su expresión más extrema", expresa María Eugenia Iturralde.

La militante de Ni una Menos analiza que se avanzó mucho en estos últimos cinco años, pero que falta mucho más.

"Yo reivindico este día. El 3 de junio representa marchar todas juntas y seguir impulsando esta lucha colectiva", resume María Rodríguez, referente y fundadora de Casa Popular Valeria de nuestra ciudad. Ese espacio que surgió años después del femicidio de Valeria Cazola en 2008 y donde militaba Valentina Gallina, asesinada por su pareja en enero de este año.

Un antes y un después

El 3 de junio de 2015 marcó un antes y un después. "Si bien las organizaciones feministas durante décadas denunciaron esta situación de violencia, intentaron posicionarla como un problema público y no de índole doméstico; a partir de ese año se logró instalar la denuncia contra la violencia machista en la agenda mediática y en la agenda pública. Y fue a partir de ese momento que se vehiculizó una serie de acciones por parte del Estado para posicionar este problema como un problema de índole pública", destaca María Eugenia Iturralde.

Fue ese 3 de junio, hace cinco años, que María Rodríguez comenzaba a entender que la lucha era entre todas. "Ahí entendí que esa violencia machista nos había arrebatado la vida de Valeria en 2008, ahí pude comprender que no era una frase esto de convertir el dolor en lucha y empecé a militar el feminismo", cuenta quien es fundadora de Casa Popular Valeria, una espacio que realiza casi en solitario, "colapsadas y con nula ayuda estatal", una tarea fundamental de sostenimiento y contención de aquellas mujeres víctimas de violencia y en situación de vulnerabilidad.

"Recuerdo que empecé a juntarme con otras mujeres, a charlas sobre nuestros derechos y sobre la violencia que recibíamos. Es como que se me cayó el velo de los ojos y comencé a ver otra realidad", cuenta María Rodríguez.

En lo que respecta a nuestra ciudad, a fines de 2015 se sancionó la ordenanza que destinó un presupuesto especial para trabajar en lo que refiere a violencia de género. "También se presentaron estadísticas en ese momento", durante los últimos meses de gestión de José Eseverri. "Se presentaron estadísticas, cantidad de denuncias e intervenciones realizadas por el Gobierno municipal" ante la mesa intersectorial que se había conformado en Olavarría en 2010 y que abordaba la problemática de la violencia de género.

Así, se logró visibilizar mucho más la dura realidad y "se hizo un informe al respecto, cosa que antes nunca se había hecho".

Con la asunción de Ezequiel Galli, "se crea la Dirección de Políticas de Género, justamente en base a ese presupuesto destinado específicamente para abordar este tipo de problemáticas. Existían acciones previas, pero me parece que a partir de 2015 se logra una mayor visibilidad pública en todo lo que tiene que ver con la violencia de género y con respecto de los femicidios".

Avances y deudas pendientes

Sin marchas masivas, sin convocatorias en espacios físicos… En este 3 de junio las voces se multiplicarán por redes sociales, con bocinazos desde los automóviles y proyecciones en lugares puntuales. La consigna será la misma: "Ni una Menos, vivxs, libres y desendeudades nos queremos".

La fecha conmemorativa se desarrollará de distintas maneras y de acuerdo a las fases de aislamiento social, preventivo y obligatorio de cada territorio a lo largo y ancho del país. "Algunas compañeras lo que van a hacer es reunirse en un lugar público porque así lo permite la regulación, de manera reducida, con pocas personas. También se pensó en acciones con vehículos, pasar con autoparlantes con carteles, salir a la calle, dar una vuelta con carteles y barbijos, con pañuelos y banderas de Ni una Menos".

La propuesta del colectivo también abarcó la elaboración de un documento. Se convocó a un ruidazo y proyectazos en espacios públicos, una vez que caiga el sol.

Desde aquel junio de 2015 a esta parte, María Eugenia Iturralde destaca el surgimiento de muchísimas organizaciones y menciona a Actrices Argentinas en el ámbito de lo mediático. En Olavarría también se han conformado diferentes organizaciones políticas no partidarias, otras sí; pero eso también hace que empecemos a pensarnos en lo colectivo como mujeres. Dejar tal vez ese perfil de competencia o de no confiar en la otra y empezar a entender que históricamente se ha intentado sostenernos dentro del espacio de lo doméstico y sin que tal vez nos vinculemos entre nosotras".

En este sentido, la integrante de Ni una Menos reafirma que "este salto que hemos dado de empezar a juntarnos más y conformar diferentes organizaciones específicas de las mujeres nos ha permitido también pelear espacios dentro de otras organizaciones. Por ejemplo, una gran deuda que tenemos es lograr una mayor representación en los organismos sindicales, pero se ha avanzado por ejemplo con los cupos o con la conformación del gabinete presidencial donde hoy hay una mayor paridad entre representantes mujeres y varones. Sin lugar a dudas, avanzamos en ese sentido".

Así como avances hay grandes deudas. Modificar el mundo del trabajo es una de ellas. "El sector privado pareciera ser más reticente a incluir este tipo de perspectiva dentro de sus organigramas. Pero se ve una mayor apertura en el sector público".

En su caso particular, como docente universitaria "dimos una lucha muy fuerte hacia el interior de las universidades y logramos tener representación en la mesa de rectores. Hoy, por ejemplo, la Unicen tiene un protocolo de actuación ante situaciones de violencia de género o de discriminación por razones de género".

En este camino de ir ganando espacios, Eugenia Iturralde destaca "que las mujeres de los sectores populares se están organizando, están creando sus organizaciones con un perfil de acuerdo a sus problemáticas específicas que están atravesadas también por la exclusión histórica, por las desigualdades sociales" y pone de ejemplo a Casa Popular Valeria, "un espacio que está en un sector popular de nuestra ciudad, en un barrio donde las mujeres pueden asistir. Cada una desde nuestro lugar vamos uniéndonos y vamos detectando problemáticas específicas de los sectores en los que habitamos o de nuestros barrios, nuestros lugares de trabajo y demás".

Falta mucho por hacer, "nosotras mismas, si nos miramos para atrás en estos cinco años, ahora somos otras personas. Hemos avanzado, nunca es suficiente, sigue habiendo compañeras que continúan transitando situaciones de violencia así que el camino es arduo y duro. Siempre queda algo por hacer y sectores en los cuales intervenir".

MÁS TÍTULOS

Ezequiel Galli participó de una reunión con empresarios de Fatap
En adhesión a la convocatoria anual del Frente Ni Una Menos
Ignacio Montoya Carlotto, desde la intimidad de su casa, y una charla de cuarentena con reflexiones profundas
Deberán seguir todos los protocolos y el cronograma de atención por DNI
Alexis Dietz, técnico en prácticas cardiológicas
Temen un crecimiento de las víctimas fatales
El 11 de mayo los locales de Olavarría pudieron reabrir sus puertas
El propósito es que se centralice el ingreso a estas zonas a través de una sola vía
La medida de un reducido grupo de vecinos se levantó tras un acuerdo con autoridades policiales
BASQUETBOL. Lo integran Fernández, Wilson, Eubanks, McCray y Wolkowyski
BASQUETBOL. El pivote chaqueño Rubén Wolkowyski también fue parte muy importante de la Generación Dorada
CICLISMO. El olavarriense tenía todo listo para hacer temporada en España