Edición Anterior: 29 de Junio de 2020
Edición impresa // La Ciudad
La pandemia sigue, la crisis se agudiza
Los clubes de Olavarría en su laberinto
La situación es tan delicada, tan agotadora, que algunos -admiten- tuvieron ganas "de entregar las llaves", pero encontraron en la Unión de Clubes una fuerza para ir empujando todos juntos hasta que esto pase.
Si de los peores momentos siempre hay algo bueno para rescatar, de este cruel presente que están soportando las instituciones de Olavarría los presidentes consultados, para otro repaso sobre la forma en que la van peleando, coincidieron que lo mejor que les pudo pasar es la creación de la Unión de Clubes, que cada viernes se reúne en instalaciones de Mariano Moreno.

Por sí sola no va a terminar con todas las penurias de un día para el otro.

Está para otra cosa: buscar soluciones colectivas, hacer reclamos en conjunto, aportar ideas y hasta para apoyar a los que por momentos parecen perder todas las energías.

Todos ellos dejaron conceptos calcados en el trazo grueso, pero también expresaron sus particularidades.

"¿Para qué hablar de algunas cosas?" se preguntó el presidente de Ferro, Roberto Vidal.

"Hace tres semanas que tenemos todos cerrado y mañana (por hoy) vamos a abrir para ver qué hacemos con esto" acotó.

Sobre los aportes societarios, indicó que "al no estar abierto no paga casi nadie. Nosotros tenemos ‘Mercado Pago’, pero son muy pocos los socios adheridos y, además, nos descuentan una barbaridad".

"Tenemos cesanteados hasta nuevo aviso a todos los profesores, y los empleados cobran el 50% por ciento del sueldo" reveló.

"Por suerte formamos el grupo de los presidentes, que nos hemos unidos todos y estamos tirando para el mismo lado" recalcó.

Vidal agradeció las bolsas de alimentos recibidas del Municipio, que fueron entregadas "a nuestros profes, que la reciben todos los meses".

Nafta, pintura, membranas aislantes son otros aportes de la comuna para las instituciones.

Porque en esta inactividad que no tiene fecha de vencimiento, los clubes deben seguir tareas de mantenimiento.

En cuanto a El Fortín, el presidente Carlos Veneciano pintó sólo matices de la misma realidad.

"El mes pasado, debido a la gran cantidad de contagios, no salimos a cobrar la cuota societaria, porque la gente que está dedicada a eso prefirió no exponerse. Veníamos en un 40-50% de cobrabilidad; veremos si este mes podemos volver a salir a cobrarlas" señaló.

Bailes, comidas, eventos, alquileres significaron por tradición los ingresos más importantes en el club de la avenida Urquiza.

Eso desapareció todo por tiempo indeterminado.

"El ahorro que teníamos lo hemos ido gastando en el pago de nuestros compromisos, para que cuando esto termine no tengamos una parva de cuentas. El gas lo debemos pagar, el seguro lo mismo, y los sueldos de los empleados también" describió Veneciano.

"Con los profes, con toda la gente que trabaja en muchas áreas del club cumplimos hasta que llegó la cuarentena" admitió.

Racing había imaginado un 2020 bisagra, con el inicio en marzo de las obras en el natatorio cubierto y el lanzamiento de un complejo educativo dentro del Parque Olavarría.

Marzo fue el inicio de una pesadilla colectiva.

"Hay gente que colabora, que se pone en lugar del club, que tiene la mejor intención; algunos casos hasta han adelantado cuotas, pero está muy complicado" reconoció su presidente, Carlos Orifici.

"Los recursos de los clubes están en una situación muy crítica, demasiado diría. En todas las crisis uno más o menos se va manejando, pero para esto nadie estaba preparado, y va para largo" especuló.

La cobrabilidad de cuota social en Racing está en un 65%, aunque con un valor nominal atrasado por efecto de la inflación.

"Bienvenida sea la unión de clubes. Es poco lo que se va consiguiendo, pero creo que a futuro se van a conseguir buenos resultados, y creo que cuando esto se normalice debemos seguir unidos para beneficio de todos" subrayó Orifici.

Cada uno de los presidentes pidió que, cuando la pandemia derive en un mal recuerdo, en la reconstrucción el Estado otorgue a las entidades deportivas el status que merecen por su labor social.

El otro gigante que tiene la Ciudad, Estudiantes, agradeció en la palabra de su presidente Emilio Incaurgarat la respuesta social en pandemia.

"Es impresionante la ayuda que hemos tenido de nuestros socios. Si algo tenemos que decir distinto del desastre que estamos viviendo, nuestros socios han dado una repuesta excepcional, tanto en la cuota del club, como en la disciplinaria. Me saco el sombrero" graficó.

"Estamos evaluando cómo estamos hoy y cómo vamos a estar mañana, porque nadie sabe cómo será el futuro. Dentro de la unión de dirigentes hay semanas buenas y semanas malas en el ánimo" comentó.

Incaurgarat pidió que cuanto antes se implemente la prometida ayuda del gobierno nacional a las entidades deportivas.

Pero, por otra parte, reconoció que "la ayuda del gobierno, con los ATP, ha sido importantísima, importantísima", aunque se anticipó al problema que tendrán las entidades al momento de pagar las facturas acumuladas.

"O nos ayudamos todos, o nos vamos todos al caño, no hay otra" pronosticó.

Ariel Arce, presidente de Hinojo, estaba por ingresar a la ducha, después de una tarde de trabajo en el club, cuando recibió el llamado de este Diario.

"Ojalá que con esto de la fase 4 nos podamos acomodar un poquito, que la gente tome conciencia, y logremos avanzar en las cuestiones del club" reclamó.

En Hinojo, los recursos ahorrados durante la temporada estival ya se esfumaron: "Nos quedamos sin un mango; se fue todo".

"Estamos dando una mano a la gente que más lo necesita, con el merendero, pero el vecino cada vez puede donar menos porque tiene miedo a la evolución de todo esto" observó.

"Le vamos buscando la vuelta con la unión de los clubes, que fue algo muy bueno, pero sinceramente, si no nos movemos nosotros las soluciones no van a llegar desde afuera" dijo.

La cuota societaria es una buena expectativa para sumar algunos pesos.

"El martes (por mañana) vamos a abrir la secretaría del club. No es mucho la cuota social, son 100 pesos, pero si lográramos reunir a 100 socios que hagan su aporte tendríamos 10 mil pesos que nos vendrían muy bien para los trabajos de mantenimiento, porque hoy todos los gastos los estamos solventando los de la comisión" consideró.

Gente que, sin ser empleada del club, tiene algún vínculo también necesita respuestas y desde el club se les trata de llegar.

Cerca de Hinojo, Sierra Chica es una de las instituciones en situación más vulnerable. "Estamos como para decir ‘acá están las llaves’, porque no podemos más", contó su presidente Leandro Gisler.

"Acá en Sierra Chica tengo la suerte de que los colaboradores no son empleados del club, y que los técnicos han aceptado dejar de cobrar sus salarios. Además, la secretaria del club es la secretaria de la CD y no cobra sueldo" agradeció.

Su preocupación mayor pasa por lo edilicio. "Cuando estaba todo en actividad y todo en movimiento, era complicado hacer el mantenimiento. Estando todo cerrado se levantó la humedad, se llueven los techos" reseñó Gisler.

Loma Negra es una institución especial.

Detrás de uno de los arcos se levanta un gigante industrial cuya relación con el club está guardaba bajo siete llaves en algunos aspectos, sobre todo el económico.

Pero siempre es mejor tenerlo, que no tenerlo.

Mario Masson, su presidente, hizo hincapié en un tiempo que se está aprovechando para no desatender las instalaciones. En ese sentido hizo especial referencia a las instalaciones de tenis, fútbol y los juegos infantiles.

"Los ATP que da el gobierno han sido de una gran ayuda para hacer frente a nuestros cinco empleados" reconoció.

"No podemos abandonar nada, porque nuestro predio es muy grande. Son 10 hectáreas y si se abandona algo, después es muy difícil recuperarlo" reflexionó el titular celeste y ponderó la respuesta de los socios.

"Algún día va a arrancar esto" dijo Masson, entre la obviedad y el ruego.

"Y ese día tendremos que tener el club en condiciones para recibir a nuestros deportistas, a nuestros chicos y a los socios en general" agregó.

Nadie sabe cuándo llegará ese día.

Mientras tanto las magníficas estructuras de los clubes olavarrienses subsisten en medio de esta silenciosa soledad, por culpa de esta pandemia que sorprendió al mundo.

MÁS TÍTULOS

El objetivo es sostener archivos de fines de 1800 pero también trabajar en red y desde el presente
El total de exportaciones acordado para el corriente año asciende a 130 toneladas
Entre enero y mayo se incrementaron las exportaciones de carnes y de frutas frescas
Finalizó la entrega correspondiente a la segunda quincena de junio
"Se podrían venir infinidad de casos similares", dijo el abogado Jonatan Oliva
A pedido de pediatras y psicólogos, el Municipio habilitó las salidas recreativas
La pandemia sigue, la crisis se agudiza
La actividad se limita al delivery de snacks, con lo que se hace frente a los salarios
Martín Trumpio ya se entrena en Bariloche
PATIN. Marcela Romera explicó el presente de la disciplina
AUTOMOVILISMO. En la década del ‘90 la peña compró un Ford para escribir la historia
Por el crecimiento de contagios de coronavirus
HANDBALL. Reflexión de los deportistas de Racing