Edición Anterior: 1 de Julio de 2020
Edición impresa // Policiales
La causa se encuentra en manos del fiscal Federal de Azul, el doctor Santiago Eyherabide
Ordenaron indagar y secuestrar el vehículo del hombre con Covid-19 que salió a la calle
En la investigación se refleja que "la situación se vio agravada dado que el ciudadano debía estar cumpliendo el aislamiento obligatorio" y se lo acusa de "posible propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa". El paciente fue interceptado el sábado 20 de junio en Piedras al 4200.
La Fiscalía Federal Nº 1 de la ciudad de Azul resolvió en las últimas horas una serie de medidas contra el olavarriense que fue interceptado el sábado 20 de junio en la vía pública, aunque debía cumplir con el aislamiento obligatorio producto de que era un paciente que contrajo Coronavirus. En los detalles del informe, difundido a través del Ministerio Público Fiscal de la Nación, se indica que se requirió su indagatoria y el secuestro del vehículo en el que circulaba.

Según refleja el portal fiscales.gob.ar, el doctor Santiago Eyherabide requirió el llamado a prestar declaración indagatoria del vecino que el sábado 20 por la noche fue demorado mientras circulaba en inmediaciones de Piedras al 4200. Lo preocupante de la situación, tal como se refiere en la postura de la fiscalía, es que "la salida no sólo era violatoria del decreto presidencial en el marco de la pandemia (por el horario en que circulaba), sino que la situación se vio agravada dado que el ciudadano debía estar cumpliendo el aislamiento obligatorio que había dispuesto el área de Epidemiología de la Secretaría de Salud del Municipio de Olavarría, en virtud de haber sido diagnosticado con Covid-19 positivo".

La situación fue detectada luego de que se diera aviso al sistema de seguridad Ojos en Alerta, donde se alertaba que un paciente que había contraído Covid-19 había salido de su domicilio y estaba en una vivienda de Piedras al 4200. Cuando el personal policial interceptó y se comunicó con el infractor, este último les indicó que desde el área de Salud del Municipio se le había dado el alta médica "de palabra" a través de un llamado telefónico. Sin embargo, esta versión fue desacreditada por fuentes oficiales del Ejecutivo local.

En el mismo sitio web se indicó que la Fiscalía Federal de Azul imputó al olavarriense por una serie de delitos contra la salud pública. En este sentido, "desde el Ministerio Público Fiscal repararon en que la persona conocía el resultado de los dos estudios que se había realizado, que habían arrojado resultado positivo para Covid-19, y además había sido notificada de que, en virtud de ello, debía cumplir con un aislamiento en su vivienda".

Se refirió que se lo acusa de violar los artículos 202, 203 y 205 del Código Penal de la Nación. El primero establece que "será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas".

En tanto, en el artículo 203 se imponen multas de entre 5 mil y 100 mil pesos "cuando alguno de los hechos previstos en los artículos anteriores fuere cometido por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo". En el mismo se indica que "si tuviere como resultado enfermedad o muerte se aplicará prisión de 6 meses a 5 años".

El último artículo hace referencia a quienes violen las medidas adoptadas "para impedir la introducción o propagación de una epidemia", sobre lo que se sostienen penas de 6 meses a 2 años.

Secuestro del vehículo

Además se difundió que "en los términos del artículo 294 del Código Procesal Penal de la Nación, se solicitó el secuestro preventivo de la camioneta en la que circulaba ya que fue utilizada para la realización de la conducta imputada."

Esta medida se requirió en virtud de lo que establece el artículo 23 del Código Penal y también de acuerdo a la resolución 27/20 de la Procuración General de la Nación. En la misma, que data de marzo pasado, se insta a "los fiscales a solicitar medidas de naturaleza cautelar en el marco de los procesos seguidos por infracciones al ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio) al momento de tomar conocimiento de los sucesos".

Dicha resolución expresa en su artículo 3 que resulta "primordial que los infractores den inmediato cumplimiento al aislamiento social, preventivo y obligatorio" y que, una vez acatada esa medida, los representantes del Ministerio Público Fiscal de la Nación instruyan al personal policial a que requiera "todos los documentos habilitantes para la circulación en los términos de la ley nacional de tránsito (N° 24.449), así como las llaves y todo otro elemento mecánico o electrónico necesarios para la puesta en marcha y funcionamiento del vehículo utilizado para la comisión del delito".

MÁS TÍTULOS

Angeles Helguera, primera oficial trans que accede a un puesto jerárquico
Servicio Local: destacan el trabajo en equipo en la protección de la niñez en esta pandemia
Investigadores de la Facultad de Ciencias Sociales elaboraron un proyecto que busca tener un diagnóstico de la situación local
En Olavarría, ayer hizo una temperatura mínima de 6º y llovió 15,1 mm
El secretario de Salud también habló sobre los casos nicoleños
El titular del gremio adelanta que en treinta días pueden darse algunos conflictos
En los próximos días serán trasladados a una unidad carcelaria del SPB
La causa se encuentra en manos del fiscal Federal de Azul, el doctor Santiago Eyherabide
AJEDREZ. Se disputó a siete fechas por sistema suizo
Todas las partes acordaron que la fecha a trabajar es en agosto
BASQUETBOL. Un nuevo jugador argentino que se va
Nocioni, sobre la conducción de la CABB
FORMULA 1. En el Gran Premio de Austria