Edición Anterior: 5 de Julio de 2020
Edición impresa // La Ciudad
Vehículos
Por Aurora Alonso de Rocha

En los años que van, aproximadamente, de 1910 a 1920 se generaliza en Olavarría el uso del automóvil. Los primeros seguramente se comprarían en Buenos Aires o se importarían de Europa y Estados Unidos pero debían circular tempranamente por nuestras calles ya que hay anuncios de `mecánicos del automóvil` desde 1911, como Enrique Bertolini, especialista en la marca Ford.

En 1917 ya encontramos algunos avisos de venta de autos. Por entonces los motores convivían con los coches de caballos, tal como se ve en las fotografías o los avisos; por ejemplo: Fábrica de carruajes y carros de Francisco Martinese. Breaks, americanas, automóviles, carros y sulkis de distintas clases. Los mateos que tenían parada fija en la plaza central y en la estación del ferrocarril siguieron corriendo hasta los primeros años 60.

En los años cercanos a 1920 encontramos muchos avisos, por ejemplo Casa Hiese Hnos. Venta de autos Dodge-Brothers con capota plegable y magneto de alta tensión a 3700 $. También vendían la marca Allen y eran agentes de los neumáticos Dunlop y Goodyear y de aceites lubricantes, uno de ellos especial para los autos Ford, los más populares. Los precios, puede verse en los avisos de los distintos años, crecían a la par de la aparición de nuevo modelos con nuevas comodidades, mejor técnica y más lujo. Otro aviso habla de una agencia West India Oil Co. Vendía la nafta Wico etiqueta verde y amarillo, que se había usado en los aviones que volaban experimentalmente en Africa.

La casa de A. Herbón en la calle Moreno vendía el Hudson Super Seis.También se ofrecían los neumáticos Dunlop-Cord y había agencias de vulcanización, como la de Andrés Piron.

Se vendían los neumáticos Goodrich y nafta y aceite llamados Energina y sobre estos productos haya un detalle curioso: su emblema era una vistosa svástica negra sobre blanco, igual a la que desde los años 30 identificaría al partido Nacionalsocialista de Hitler y la bandera de Alemania, aunque el blanco y el negro se asientan sobre fondo rojo. Se reparten a los concesionarios unos vistosos carteles ovales de chapa esmaltada, de los cuales por lo menos uno se conserva en Olavarría, y se hace la publicidad, entre otras cosas, mencionando esos combustible como los que había usado en un reciente raid aéreo una joven aviadora alemana, Ely Eychorn.

La industria del automotor más exitosa es, sin duda, la Ford. Su creador, Henry Ford, introduce la fabricación seriada en gran cantidad de vehículos simples y útiles, con precios accesibles a los trabajadores, algo así como lo que después se llamó  ´utilitarios´. La propaganda era ´un auto en cada familia´. También se daba licencias de armado. En 1924 se armaba el Ford argentino número 100 000.

Es la época del camión, que reemplaza con ventajas la tracción a sangre. Hay mucho entusiasmo por los motores y la velocidad. Citroen y Haart Dubreil de Paris organizan una expedición por el desierto del Sahara. Los raids y safaris se ven como una misma cosa con los raids aéreos: el dominio del espacio, la resistencia y la velocidad: una epopeya. El avión Roland Garros de 4 motores y manejado por Pelletier D`Oisy  intenta vuelos comerciales. Saint-Exupery es el más conocido de los que vuelan Sobre la Patagonia buscando establecer correo aéreo regular.

Alrededor de 1920 se vendían vehículos a motor para los trabajos rurales, como las trilladors Port-Huron para tractores Guanaco o Fordson importadas de Estados Unidos y que distribuía la casa Drysdale de Bahía Blanca.

Una curiosidad es que se conceden carnets de conductor a los primeros dueños de vehículos pero se prohíbe expresamente que sean mujeres, aiun tratándose de coches de caballos o de la propietaria de un automóvil.

Y otra curiosidad es que pocos años más tarde las mujeres, que solían aprender en los caminos del campo o las afueras de la ciudad, se impusieron sin necesidad de una ordenanza, tanto que todos los años se hacía un concurso ´mujer al volante´ o `la dama más elegante manejando´ con premios y fotografías que se pueden ver en los periódicos.

Mientras los rodados se imponían aparecían las bombas de nafta, una de las cuales estaba en la vereda del almacén De la Vega. El señor Robustiano Fernández, un recordado y querido vecino, se emocionaba al contar que al llegar de España a los catorce años buscando trabajo, entró a ese negocio, recibió la ayuda de los patrones y vecinos que le permitió ayudar a su madre y hermanos a venir a la Argentina, y tuvo el privilegio de estar a cargo de la primera de esas bombas.

En un registro de automotores que editó en 1955 la Municipalidad y la sucesión de Manuel Vázquez –concesionario de ventas- aparecen las patentes de 1917 en adelante. No hay constancia de que fueran las primeras que circulaban en la zona ya que podían estar patentados en otros distritos, ni tampoco sabemos si hubo un registro municipal anterior pero los datos que siguen sirven para imaginar el tránsito en la década del 20, cuando ya convivían autos, camiones y motos. Dodge1917 y Studebaker 1918 son las patentes mas antiguas. Desde esos años aparecen otras, como Erskine, International, Whippet, Plymouth, Rugby, De Soto, Ajax, Gran Paige, Buick y un número creciente de Fords.

Aparecen los registros de vehículos rastrojero y otras camionetas, Chevrolet y Ford entre ellas. De 1925 son las motos Harley-Davidson de Domingo Ginocchio,José Weisbeck y Pedro Schneider y de 1927 la de Humberto Arregui, corredor que ganó carreras en Azul y otras ciudades. En 1922 el campeón nacional de automovilismo fue el olavarriense Paris Giannini. Dos hermanos Giannini se cuentan entre los primeros fotógrafos de Olavarría, en los años de 1880 en adelante.

La agencia Studebaker tuvo su local de exposición y venta en los años 20 en lo que había sido la primer iglesia, al lado del actual teatro Municipal. En ese lugar, después de desconsagrarse el lugar por ser el escenario de un doble crimen, se trasladó desde los patios de la Municipalidad el cuerpo de policía montada, que dio paso más adelante a locales comerciales.

En la calle Necochea entre Vte López y Rivadavia funcionó el primer alquiler de coches –como taxis o remises-, muy exitosos.

(Hay que resaltar que en Olavarría hay coleccionistas tanto de vehículos (se hicieron grandes muestras y desfiles) como de elementos de publicidad y fotografías).

MÁS TÍTULOS

Capítulo 46
ESCENARIO POLITICO. La cuarentena eterna y el desastre económico. Berni quiere irse pero no puede. Las nuevas alianzas
El presidente del Cucaiba establece paralelismos y la fiscal Viceconte reconstruye la historia de la sentencia que permitió salvar vidas
Liliana González, especialista en educación, explica cómo transformar el CODIV-19 en oportunidad
La niña padece parálisis cerebral profunda y epilepsia refractaria
Desde la Región Sanitaria IX aseguran que no llegarán pacientes del Conurbano
En locales olavarrienses ya no hay stock de aquellas marcas más solicitadas y accesibles
AUTOMOVILISMO. Alfredo Volpi habló de la puesta en marcha de la Copa Gol VW del Sudeste
Diego Tartúferi pidió una reunión con la Federación
PADEL. El Estrella Damm Open tiene hoy su definición en Madrid
Uno sin margen, el otro con colchón a favor
Lo aseguró Carlos Torres, presidente de FRAD N° 3 del Sudeste
FORMULA 1. El finlandés sorprendió al inglés, que saldrá segundo ante Verstappen