Edición Anterior: 7 de Agosto de 2020
Edición impresa // La Ciudad
Con índices de junio que exponen un repunte en ambas actividades
La industria y la construcción muestran los primeros indicios de reactivación
Lo que sucede a nivel país se replica en Olavarría. El despacho de toneladas de cemento es un indicador local y "ha aumentado en un 12% en julio", dijo el presidente de la Unión Industrial, César Longo; aunque aclaró que comparado al año pasado todavía el sector sigue en baja. La construcción comenzó a moverse y desde distintos corralones dijeron que hay una importante demanda, aunque se enfrenta a un problema de abastecimiento. El Procrear genera expectativas.
La industria y la construcción, dos motores de la economía, volvieron a mostrar en junio caídas interanuales, pero mejoraron frente a abril y mayo gracias a la flexibilización del aislamiento obligatorio; según datos que suministró el Indec en base al registro de junio de ambas actividades.

Lo mismo que sucede a nivel país se replica en Olavarría. El presidente de la Unión Industrial, César Longo, contó a EL POPULAR que si bien los niveles de producción continúan en baja si se los comprara respecto del año pasado, en los últimos meses se ha notado una reactivación del sector, sobre todo en cementeras que es una de las actividades más importante en la ciudad.

En cuanto a la construcción, distintos corralones de venta de materiales coincidieron a este Diario que hay un movimiento muy importante, pero a la demanda se contrapone el problema del abastecimiento en el marco de una emergencia sanitaria que hace que las fábricas todavía no alcancen el 100% de los niveles de productividad.

"Hay índices que son mejores que el mes pasado en cuanto a la industria, eso es real. Pero también es cierto que hay que analizar cada rubro", explicó César Longo y dijo que este relevamiento comenzará a materializarse en las próximas semanas a nivel local.

De todas maneras, analizó que "hay un indicador que seguimos siempre y que es el despacho de toneladas de cemento. Ese indicador, evaluándolo de junio de 2019 a junio de 2020 está en baja. De un millón que se registraba en el mismo período del año pasado, ahora se registraron 700 mil toneladas. Pero en julio, con respecto a anteriores meses de este año, hubo un repunte del 12%, con 900 mil toneladas".

El titular de la Unión Industrial expuso que la reactivación de la construcción se traslada a la industria y esta situación se refleja en la ciudad.

En Olavarría, las industrias ligadas a la construcción son de los rubros más importantes y, en definitiva, hace que empiece a moverse la rueda. Sin ir más lejos, el mes pasado "hubo un despacho histórico de ladrillos. Hay un aumento de la compra de corralones y esto se da por tres factores: la apertura de actividades, la construcción que viene en alza porque antes el metro de construcción estaba mil dólares y hoy cuenta 500. A esto se suma el Procrear, cuyos resultados veremos en los próximos meses pero sin dudas impactará de manera positiva", analizó César Longo.

En cuanto a los sectores industriales que más movimiento presentan actualmente figura en los primeros puestos la industria metalmecánica y cementeras. "Hay un repunte respecto de cómo venían las actividades en los meses de cuarentena más dura".

En tanto que "lo que se relaciona a la actividad comercial está más complicado porque disminuyó el consumo. Nosotros tenemos varios asociados que prestan servicios a empresas y ese sector sigue en caída".

"Mucha demanda"

El rubro de la construcción en Olavarría da signos de un repunte que desde los corralones definen como "importante", sobre todo del sector privado. Con mucha demanda, sobre todo de la obra privada, el problema ahora se focaliza en la escasez de materiales que depende del funcionamiento de las fábricas que permanecen cerradas en algunos casos o que trabajan a un ritmo menor en el marco de estrictos protocolos sanitarios que obligan a requerir menos personal u horarios más acotados.

La flexibilización de varias actividades ha llevado a un repunte en diversos sectores de la economía. Y la construcción no quedó afuera.

Desde Materiales Alsina, Matías Alsina dijo a EL POPULAR que "en nuestro caso hemos duplicado las ventas respecto de meses anteriores", cuando el aislamiento social, preventivo y obligatorio era prácticamente total.

En la misma línea se ubicó Diana Teixeira desde el corralón de venta de materiales para la construcción El Obrador. Contó que en la ciudad "hay mucho movimiento, se ve que la gente está construyendo más", al tiempo que analizaron que este repunte "quizás tiene que ver con que la gente toma sus ahorros y los dolariza de cierta forma o por lo menos intenta no perder la capacidad de compra. También puede ser con esta situación donde están más tiempo en la casa y retoman arreglos u obras pendientes que venían posponiendo".

El Indec, en sus últimas estadísticas de junio, expone un leve repunte en la venta de insumos para la construcción y esta mejoría está íntimamente ligada a las obras privadas.

De acuerdo a los datos que dio a conocer el Organismo, la actividad mejoró un 1,7 % interanual anual en junio y un 33,2 % respecto de mayo. Aunque expresa que el 90 % de las empresas del sector viene afectada seriamente por la inactividad en distintos niveles en el marco de la emergencia sanitaria.

De todas maneras, con un protocolo y después de una importante paralización, la obra privada volvió a dinamizar la venta de materiales.

"Todos los corralones, en general, están trabajando muy bien, pero preocupa el tema de los materiales que no llegan", sintetizó Matías Alsina.

Analizó que "hoy en día, las fábricas que están funcionando trabajan a la mitad de su producción y con un número reducido de personal y no nos entregan la mercadería como deberían. Tendríamos que estar trabajando mejor aún porque hay mucha demanda pero el problema es que no se consiguen materiales, los que tenemos en stock los vamos vendiendo y para reponer es todo un tema".

Entre los faltantes más importantes, desde Materiales Asina mencionaron el hierro y el ladrillo refractario, por ejemplo, que "tiene la fábrica en Buenos Aires y están complicados, por lo que no entregan mercadería".

La grifería importada también forma parte de la lista de aquellos materiales y productos que cuesta conseguir. "Tampoco se consiguen viguetas porque no se producen por faltante de hierro".

En este contexto, "lo que es ladrillo y hierro no estamos vendiendo mucho porque no sabemos cuándo podremos abastecernos", explicó Matías Alsina.

Diana Teixeira, por su parte, explicó que el ladrillo hueco es de muy difícil reposición en caso de faltan te de stock en el propio corralón. Y lo mismo sucede con muchos artículos sanitarios. "Hay un montón de cosas imprescindibles que escasean".

En definitiva, "tenemos una demanda importante, pero no tenemos cómo hacerle frente", resumió Matías Alsina.

Y contó que otro problema, que no es menor, es "la inflación". Cada 20 ó 30 días "nos llegan las listas de precios nuevas entonces hoy vendemos, pero cuando tenemos que reponer y nos entregan la mercadería salimos perdiendo. Veníamos de años flojos, ahora que podemos aprovechar a vender bien se nos presentan estos problemas que son debido a la pandemia, pero que impiden que podamos afianzarnos en la actividad".

MÁS TÍTULOS

Se conoció el dictamen de la minoría en la comisión especial del Concejo Deliberante
Los modelos más buscados se encuentran en la franja de 2006 a 2012
El proyecto de ley se analiza en la Cámara de Diputados
Con índices de junio que exponen un repunte en ambas actividades
Federico Aguilera, Subsecretario de Minería de la Provincia, y el Procrear
Remarcan que el difícil contexto actual agrava un problema que ya era evidente
El Intendente encabezó otro acto de entrega
Habrá caravana en el barrio CECO, y rosario y misa por Internet y TV
PADEL. Se disputarán hoy los cuartos de final en el Adeslas Open 2020
TENIS. Lo afirmó Martín Endere presidente del Bloque Juntos por el Cambio
El base del seleccionado argentino desea emigrar a los Estados Unidos