Edición Anterior: 23 de Agosto de 2020
Edición impresa // La Ciudad
Que vuelvan los lentos
Nadie mejor que el dj Mariano Nasello para contar lo que fue la época de los lentos en las confiterías de los ‘70, ‘80 y principios de los ‘90. Hoy miramos hacia atrás y se añora esa época de ojos cómplices y murmullos en la oreja en las que se pasaba horas bailando al ritmo de A-Ha, Scorpions, Europe o Laura Branigan.
Yanela Alves

[email protected]

Por fortuna se puede viajar en el tiempo a través de los recuerdos y la música nos ha acompañado en momentos en que ni sabíamos que había sido tan fundamental para que algo suceda. Mariano Nasello es un reconocido dj de nuestra ciudad, que comenzó trabajando en lo que fue Nivel 1, una confitería olavarriense. Más tarde estuvo en Fomento Disco en aquellos viernes de los años `80 cuando funcionaba como boliche, y después pasó a Spaghetti en diciembre del `88. También trabajó en discos de Saladillo, Necochea, Azul y algunas más. Más tarde trabajó en el Senior de Ticket cuando despuntaba el nuevo siglo pero “se ponía una música distinta”, recordó Mariano en una entrevista radial de “Mejor de Mañana”, que se emite de lunes a viernes, por 98POP.

“La música no es música retro, sino que son temas que son clásicos porque algunos tienen 50 años y todavía siguen tan vigentes como en el momento en que salieron”, explicó el dj tras asegurar que es “música eterna por lo menos hasta que esta generación vaya mermando, esta música está en nuestros corazones y mentes. La música dispara inolvidables recuerdos”.

El dj actualmente pasa música en Brandi a la noche pero temprano y tanto los comensales como quienes se acercan a pasar un buen momento, se quedan un rato más hasta que comienza el boliche con una música más actual.

Las miradas entre lentos

Mariano Nasello está convencido de que aquellos años su generación disfrutó de un “enriquecimiento musical que fue único e irrepetible”. Por supuesto, “los tiempos fueron cambiando, fue cambiando la tecnología con que se graba la música ahora y obviamente fue cambiando todo” pero lo llamativo es que por la calidad “esto quedó porque era realmente tanto las letras como la música de muy alto nivel”, expresó convencido.

Introducir los lentos en la noche no resultaba una tarea difícil porque era, quizás, el momento más esperado de la noche. “Vos venías con toda la música bailable e ibas llevando el clima, iba bajando las luces, se iba haciendo un procedimiento” y es ahí cuando se empezaban a formar las parejas.

¿Había cabezazo? Mariano Nasello entiende que el gesto es parte de otro ritual pero “cuando se invitaba a una dama a bailar y accedía en los lentos era todo un logro”. Otra era la instancia del agarre de los cuerpos para hacerlos danzar: “si la chica te agarraba con la mano por la espalda era un avance, pero por ahí te ponían el brazo adelante del pecho, y ahí ya era un `bueno estoy bailando con vos, pero mantenemos distancia`”, cuenta el dj que monitoreaba las escenas desde la cabina y a partir de ahí analizaba cómo seguía la noche y con qué banda sonar.

“Es parte del trabajo ver cómo está la gente para ir poniendo la música” porque “hay una forma de poner la música, se iba con determinando tipo de temas desde un inicio hasta un final, entonces se comenzaba con los lentos más movidos, después los llevaba a los lentos más melosos, más tranquilos, y después ya el corte de la noche”.

Lo que pasaba en la pista era, a veces, muy distinto en cada caso: “Había parejas que ya bailaban 3 o 4 lentos y se iban a tomar un café y otros que se quedaban hasta el final”, recuerda.

“Leer la pista”

Muy lejos quedaron aquellos tiempos y hoy, en medio de la pandemia, Mariano Nasello realiza vivos en su Facebook Marian Mix todos los viernes y pasa música en Brandi antes de que comience la música más bailable. “La verdad es que en esta parte de mi vida no lo hago por una cuestión económica sino por hobbie, esto lo llevo adentro desde que tengo uso de razón, y se pone mucho amor en esto. Todo lo que vos escuchas en una disco es lo que el dj está sintiendo por dentro, el feedback que vos tenés con la gente, el ida y vuelta, porque la música es la misma para todo el mundo, pero un dj la pone de una manera y otro dj de otra, entonces el resultado es distinto a veces”.

Ya con mucho camino en el oficio, Mariano Nasello asegura que “una parte de ese trabajo es leer a la gente, leer la pista, entonces sabés cuándo tenés que ir para un lado o para el otro y la vas llevando y la gente se divierte. Es difícil explicarlo con palabras”.

Aún hoy, la escucha de temas, de bandas y de materiales sonoros es un placer para él. “Se le pone tantas horas a todo esto que es muy gratificante”, planteó sobre el final y volvió a mencionar que “tenemos la bendición de haber sido musicalmente enriquecidos en esta generación” y valoró que “han quedado todos esos temas sonando”, “nosotros decimos, no son retro, porque siguen tan vigentes como hace tantos años atrás”.




En casa


Los viernes a las 22, Mariano Nasello realiza un ciclo por Facebook Live en su página Marian Mix. Se llama “Una noche en la discoteca” donde “te retrotraemos a través del tiempo a los boliches de los años `80 y `90”. Cada uno en su casa solo, en familia o con su pareja, “la pasa bárbaro” porque “se ha hecho un grupo muy grande, aparte se comenta en el chat, es realmente fascinante”. Y la magia de las redes sociales hace que haya gente que se reencuentre.

“Hacemos todo el speech como que estás entrando al boliche, vas al guardarropas, vas a la barra, te encontrás con tus amigos”, relató el dj e invitó a sumarse a quienes deseen. En esa misma transmisión preguntan a los presentes “¿dónde y con quién bailaron este tema? Y se empiezan a hablar entre ellos, a contar con quién estaban de novios... La pasamos bárbaro”, aseguró.




Los más elegidos


Para pasar música en las confiterías y en los boliches, Mariano Nasello asegura que “no se armaban listas. En esa época se usaban discos de vinilo y casettes. Hubo épocas en que grabábamos en la semana un casette de lentos y lo poníamos como para relajar un poco porque después de toda la noche se hace cansador, pero la mayoría de las veces se usaba disco”.

Cada dj tenía una batea con “discografía ordenada de la manera en que se iba a pasar esa noche”, explica Nasello. Es que “se iba haciendo todo un proceso organizativo en la semana o los viernes a la tarde, preparandosé para el finde”. Y en esas noches no dejaban de sonar grandes artistas: “Hubo muchísima música, los lentos de Berlin, de Billy Joel, Bon Jovi, Chris De Burgh, los lentos rockeros como los de Duran Duran, Europe con Hotel California, un temazo; o Elton John. También se usaban los lentos de las películas como Flash Dance”. Lo real es que “siempre se trataba de poner los que estaban de moda, los que más estaban pegando y que por ahí se escuchaban en las radios también”, admite a la distancia Mariano Nasello.




Los inicios


Mariano Nasello se encontró con la música de muy pequeño. El dj se sumó a los “martes de lentos” de “Mejor de Mañana” por la 98POP y contó que “yo arranqué a los 14 años en un boliche que se llamaba Nivel 1, que estaba cerca del tanque de agua, en la estación de servicio, en un primer piso” y por esas cosas de la vida su padre “lo alquiló y me dice `Marian, ¿te animás a pasar música?` y le respondí, ´¡por supuesto!´”. Y así comenzó su carrera como dj en tiempos donde los lentos se llevaban buena parte del protagonismo de la noche.




Del boliche a la misa


Como todo, los boliches también han ido mutando con el tiempo. “Una cosa eran las discotecas de los `80 y hasta fines de los `90, y después ya se pasaba a lo que era la mega disco, como en su momento fueron Spaghetti o Ticket, un boliche más grande con más cantidad de gente”, compara Mariano Nasello.

El manejo propio de la discoteca “era distinto al de una disco chica. Eso hizo que la gente siempre esté exaltada con la música allá arriba y los lentos pasaran a segundo plano”. En los años en que dejaron de tener tanto valor los lentos, “todo el mundo sabía que donde entraba el primer lento era porque ya se tenía que ir”, explica el dj. “Antes no había horario de corte y era a lo que de”, incluso “hubo noches saliendo de Spaghetti, bah, mañanas en que la gente entraba a la Iglesia San José a la misa de las 8. Son anécdotas lindas de recordar”, reconoce Nasello, entre risas.




Djs Unidos de Olavarría


Los djs de la ciudad están realizando una colecta de alimentos para una joven que cocina para vecinos de barrios que la están pasando mal por la pandemia. Este es un modo que tienen de “fraternizar” quienes pasan música hoy en Olavarría. Para ayudar, las donaciones se pueden acercar a San Martín 1742 o se pueden comunicar a través de la página de Facebook Marian Mix o las de Mariano Matheus, Guillermo Cabrera y José Luis Colo. “Como es solidario, no pedimos cosas con urgencia, sino que en base a lo que se recibe, las chicas organizan el menú para el finde”, expresó Nasello pero dijo que “se necesita tomate, papa, carne picada, alitas de pollo, arroz, lentejas, zapallo, zanahoria, cebolla, para hacer distintos tipos de comidas”.


MÁS TÍTULOS

La estadística corresponde a la UFI 22 que integra el Departamento Judicial de Azul
Capítulo 53
Plantearon que los precios estaban congelados desde el 1 de diciembre de 2019
ENTREVISTA. Soledad Barruti y el acuerdo con China para la cría industrial de sus animales
ESCENARIO POLITICO. Parrilli o Cristina introdujeron el artículo de la polémica. La guerra con Clarín y pelea por la Séptima
Este agosto es el más seco de la década
También piden colaboración para Oncología
Balance positivo del programa de Orientación Vocacional Ocupacional de la FIO
Relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires
TENIS. Schwartzman abre su juego en Cincinnati
Se conoció el detalle de las disciplinas que se podrán practicar desde mañana en todo el territorio bonaerense
PADEL. Federico Chingotto hizo un balance luego de tres muy buenos torneos en el World Pádel Tour