Edición Anterior: 13 de Noviembre de 2020
Edición impresa // La Ciudad
El gliptodonte que se encontró es una especie distinta y poco frecuente que vivió hace un millón de años atrás
El Salto de Piedra, un lugar con enorme riqueza en fósiles
La cascada natural del lugar es la que permite llegar a niveles geológicos más profundos y antiguos, y comenzó a investigarse el año pasado. Así, se supo que datan de 150 mil años. Los científicos aseguran que el ejemplar encontrado es distinto a las especies que aparecen frecuentemente en la región y se convirtió en una novedad científica que suma otros hallazgos como el diente de un oso gigante prehistórico.
Desde el miércoles Olavarría se convirtió en noticia a partir del hallazgo de restos fósiles de un gliptodonte por parte de docentes de la Facultad de Ciencias Sociales e investigadores Conicet, en el Salto de Piedra. Pero los trabajos geológicos allí se remontan al 2016 en el marco de una investigación geológica del lugar que el INCUAPA (Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario) llevada adelante desde hace cuatro años. Lo que estudian específicamente es la evolución de la fauna y ambiente de la cuenca del arroyo Tapalqué y es dirigido por el Lic. José Luis Prado, vicedirector de la Unidad Ejecutora.

Hasta entonces, se pensaba que los depósitos del arroyo tenían unos 30 o 40 mil años, pero ahora se descubrió que datan de 150 mil años atrás y la aparición de esta especie reconfirma el descubrimiento. Además, se suma el hallazgo del diente de un oso gigante prehistórico que cambia completamente el paradigma de la investigación.

"Este hallazgo cambia la historia de la evolución de la fauna en la cuenca del tapalqué", sintetizó Prado.

"Fue una gran sorpresa para nosotros", contó a EL POPULAR el paleontólogo José Luis Prado, quien encabeza los trabajos en el lugar.

Este descubrimiento, por su parte, es posible gracias a la cascada natural del Salto de Piedra, único punto del arroyo Tapalqué que posibilita llegar a niveles geológicos tan profundos.

"Esto nos cambia el paradigma que elaborábamos sobre la base que se conocía y que databa de 30 mil años atrás. Nosotros encontramos dataciones de 60 mil años y ahora de 150 mil. Esta secuencia aflora acá, en este lugar preciso del Salto de Piedra", donde los movimientos tectónicos fracturaron el basamento que forma la sierra formando así la cascada. Por debajo, las fracturas de rocas dejaron al descubierto los sedimentos más antiguos que fueron enviados a un laboratorio de Australia para su análisis.

Los gliptodontes fueron muy frecuentes en toda la región pampeana y se emparentan con lo que hoy se conoce como mulita o peludos. La diferencia es que "estas formas evolucionaron hacia un gran tamaño como defensa de los predadores y al ser tan grandes perdieron la capacidad de enrollamiento. Un peludo se enrolla, se hace una bolita, pero los gliptodontes tenían una coraza fija muy gruesa que les servía de defensa pasiva".

Sin embargo, esta especie encontrada no es la misma. La más frecuente que habita la zona data de hace 20 o 30 mil años atrás, pero este ejemplar vivió hace un millón de años atrás y unos 150 mil años en la zona donde fue encontrado, de acuerdo a la antigüedad del nivel de sedimento estudiado en este sitio.

Un equipo de seis investigadores trabaja en el lugar, en un contexto de pandemia que lamentablemente ha obligado a reducir la cantidad de integrantes. "Me hubiese gustado traer a los alumnos de la facultad para que formaran parte de esta experiencia", dijo José Luis Prado. En tiempos normales, este tipo de tareas requiere de unas 15 o 20 personas.

Hace 150 mil años

Todo comenzó el año pasado, cuando este equipo inició un trabajo de investigación geológica del arroyo Tapalqué. Hasta entonces, "el conocimiento que se tenía de arroyos y ríos en la Provincia de Buenos Aires era que habían sido originados aproximadamente hace 30 o 40 mil años. Pero, con un grupo de investigadores españoles pudimos hacer muestras que mandamos a Australia y para sorpresa el nivel más bajo que aflora solo en este punto de la cascada ha dejado al descubierto una porción inferior de la cuenca que nos dio una datación de 150 mil años", explicó José Luis Prado.

Este descubrimiento cambió el conocimiento de la historia morfológica de la zona y "empezamos a revisar mejor este sector que es más antiguo".

El equipo de investigadores que lidera Prado está integrado por los doctores Julio Merlo, Ricardo Bonini, Gustavo Gómez, Manuel Carrera, Pablo Messineo, Pamela Steffan y el Lic. Jonatan Bellinzoni.

José Luis Prado contó que "cuando empezamos a analizar este nivel geológico se encontró el diente de un oso prehistórico que tenemos que estudiar. En tanto que el gliptodonte no es de la misma especie que llegó a convivir con el hombre, es un primo hermano más antiguo. Lo que ratifica la antigüedad del método isotópico".

El descubrimiento se dio recientemente y ahora resta el trabajo de extracción de este ejemplar que permitirá luego analizarlo con mayor profundidad.

La antigüedad modificó también la metodología de trabajo que tuvo que incluir nuevas técnicas, ya que se trata de un ejemplar de unos 150 mil años atrás.

Extraerlo llevará su tiempo también. "Normalmente lo sacamos con una técnica tradicional en la que le ponemos una especie de vendas con yeso, pero se hace más pesado entonces la extracción necesita de una grúa. Acá es de difícil acceso, así que vamos a tratar de limpiarlo todo por dentro, rellenarlo con fibra de vidrio y poliuretano expandido para intentar sacarlo a mano".

De allí, el ejemplar será trasladado al laboratorio arqueológico de la Facultad de Ciencias Sociales donde los técnicos tendrán a cargo la tarea de limpiarlo, prepararlo y acondicionarlo para el estudio", por lo que se prevé tener más detalles en unos diez o quince días.

"Después habrá que ver dónde los ponemos. Normalmente tenemos material que es de uso científico y que queda en la universidad. En marzo estuvimos trabajando en Bolívar donde sacamos cuatro gliptodontes de la especie más común y representó un hallazgo ideal para montar una exhibición. Quedaron en el teatro de Bolívar, a raíz de la pandemia, esperando por la segunda fase del trabajo".

Lo cierto es que el estudio geológico realizado en el Salto de Piedra obligó a un cambio de paradigma que se remonta a 150 mil años atrás. En medio, se descubren especies de animales extinguidos hace miles de años. Es un lugar natural con "una enorme riqueza en fósiles".

MÁS TÍTULOS

Fueron tres las víctimas fatales del gravísimo accidente que ocurrió sobre la Ruta 205
AUTOMOVILISMO. La 13ª edición de la Copa de Oro arranca en el "Oscar y Juan Gálvez" de Buenos Aires
Independiente
TENIS. A cuartos de final en Linz