Edición Anterior: 30 de Noviembre de 2020
Edición impresa // La Ciudad
Referentes del sector agropecuario local plantearon su rechazo al "aporte solidario"
"A los políticos siempre y lo único que se les ocurre es la generación de nuevos impuestos"
La medida cuestionada fue cuestionada por "demagógica" mientras sigue latente el reclamo para que el ajuste se aplique sobre el sector político. Señalan que el impuesto desalentará las inversiones.
Referentes del sector agropecuario local mostraron en los últimos días su descontento con el controvertido aporte solidario o también denominado "impuesto a la riqueza" y exhibieron un férreo rechazo a la medida, que fue calificada como "ideológica". En ese contexto, apuntaron sus dardos hacia la esfera política, y destacaron que su implementación evitaría la llegada de nuevas inversiones en un contexto de "la peor crisis económica".

En principio, fue Sebastián Matrella, presidente de la Sociedad Rural de Olavarría (SRO), quien reconoció que "si bien es evidente que la pandemia y la crisis económica están golpeando a todos los sectores, a los políticos siempre y lo único que se les ocurre es la generación de nuevos impuestos".

En ese punto, marcó su disenso con los objetivos propuestos para la medida desde el gobierno nacional y apuntó que "no solamente dicen que son por única vez, como pasó en otras tantas crisis como hemos tenido". Con ese argumento, cuestionó la creación del "famoso impuesto al cheque, por ejemplo, que era por seis meses y aún hoy no lo han derogado", recordó.

Desde ese punto de vista, el dirigente destacó que "este nuevo impuesto, lo único que hace es cobrar por lo que ya se esta cobrando en Bienes Personales y a su vez no distingue entre lo bienes que son para producir de los que son suntuarios ni tampoco de las rentabilidades que ellos producen". En esa línea, analizó que "parece más una medida tomada para tapar lo que realmente está pasando, que es el burdo recorte que les quieren hacer a los jubilados en sus haberes", planteó Sebastián Matrella.

Asimismo, reclamó que "todavía no hemos visto el ajuste en la política en Argentina y nos preguntamos ¿si no es ahora, cuándo? porque vamos a transitar la peor crisis económica de la historia" pero "lamentablente los que nos gobiernan no se han dado cuenta y no están a la altura de las circunstancias para generar confianza para tranquilizar la macroeconomía, bajar la inflación y generar inversiones".

"Demagogia"

Por su parte, Fernando Luis, ex titular de la SRO, analizó que "claramente la justificación de este impuesto es ideológica. Cuando el gobierno tiene que demostrar que va a hacia otro lado que no sea el empobrecimiento del pueblo, el empobrecimiento del jubilado con las recientes medidas y el empobrecimiento general con la inflación y la devaluación que seguramente tendrá que venir", enfatizó.

El productor sostuvo que el aporte -con media sanción en la Cámara de Diputados y con dictamen favorable en la Cámara de Senadores- apuntaría a "quedar bien con la propia tropa y meter una de estas medidas que suenan un poco propagandísticas ideológicamente porque ellos seguramente tienen en claro que esto va en contra lo que debería ser, que es la inversión. Esto desalienta de nuevo la inversión".

Así, el dirigente aludió a la presunta incoherencia con que se ha elaborado la cuestionada medida. "Por un lado proclaman que el país necesita divisas e inversiones pero esto claramente va en contra de eso". Incluso, señaló que en la actualidad "200 millones de pesos, con alguna compra de maquinaria más otras cosas que una persona tenga, son fácilmente alcanzables".

En cambio, "desde el otro lado, uno desearía que si le van a imponer este tributo, que se aplica en casos de guerras o de grandes cataclismos, donde las causas o el origen de la debacle de alguna forma son removidos, pero en este caso no es la pandemia porque esto ya venía de antes. Entonces es doblemente doloroso porque uno no ve que se haya solucionado el problema de fondo".

Según su postura, "lo que nos trajo hasta acá es la inoperancia de la política. La búsqueda de la ventaja por parte de todos aquellos que tienen el poder y que permanente luchan a costillas nuestras por renovar sus cargos con más demagogia e irresponsabilidad fiscal".

"No está bueno"

En definitiva, Fernando Luis criticó que "esa causa no está removida y no se ve que esté removida. El país no se puede sacar de encima todavía el cáncer que significan todos los dirigentes que de algún partido o de otro tenemos. Es claramente el que ha distinguido a la Argentina para llegar al punto donde estamos, no otra cosa. Entonces pagar eso para a lo mejor caer en lo mismo prontamente no está bueno", deslizó.

Para exponer el posible perjuicio que el aporte ocasionaría sobre las arcas de los productores alcanzados por la medida, aseguró que "el campo es una actividad de baja rentabilidad, donde las rentabilidades son menores a cinco dígitos, normalmente son del 2 o 3 por ciento sobre el capital invertido. Si vos gravás con el 2 por ciento, estás llevándote casi la renta. El capital por la tierra tiene una alta proporción en el capital del campo".

Por esa razón, consideró que "gravar con esa alícuota al campo es confiscatorio. Después aparecen un montón de problemas reglamentarios, como es el valor, si para un individuo se toma el valor fiscal porque es un inmueble que tiene hace mucho tiempo o es un valor adquirido hace poco, donde el valor es el de adquisición, entonces ese tipo tiene que pagar una fortuna".

En síntesis, "esos problemas reglamentarios van a mostrar un montón de inequidades que no sé cómo los van a solucionar. Para el campo es confiscatorio y es anti inversión totalmente", resaltó el ex presidente de la SRO.

"Sigue todo igual"

Por otra parte, José María Ortiz, también ex presidente de la Sociedad Rural de Olavarría (SRO), no vaciló en apuntar a la esfera política y advirtió que pese al recambio de gobierno del año pasado "sigue todo igual. Primero, esto no es un aporte solidario es otro impuesto más a la pila de impuestos que tenemos, otro que se superpone al de Bienes Personales. No es nada nuevo, no se les cae una idea porque el gobierno quiere que se generen empleos, que haya inversión, pero todo este tipo de señales no llevan a ningún camino, así es imposible".

El dirigente consideró que el denominado impuesto a las grandes fortunas "es más de lo mismo; siguen generando impuestos sobre impuestos. No se les cae una idea y seguimos generando cada vez mayor cantidad de gasto público y quien debe pagar todos estos platos rotos que deja el Estado termina siendo el sector productivo, el campo, la industria, el comercio".

Con ese argumento, consideró que "cualquier productor o empresario que se endeuda para comprar algún activo, sea una máquina o una herramienta, ese pasivo que tiene tampoco pesa. Es decir que si tengo dos cosechadoras valuadas en 500.000 dólares de las cuales debo el 70 por ciento, pago como si fuera el más rico de todos los productores. Por eso esto sigue siendo nefasto".

Frente a potencial recarga impositiva sobre el sector, "el Estado sigue tal cual, cada vez genera más gastos, su estructura es cada vez mayor; así que esto no es nada nuevo y seguimos cada vez queriendo cobrar más impuestos y los que tienen que dar el ejemplo no lo hacen. Así va a seguir habiendo cada vez más pobreza, lamentablemente para nuestro querido país".

MÁS TÍTULOS

Columna de las Misioneras del Padre Kolbe
Nueva fecha de futgolf
PADEL. Federico Chingotto, en gran presente luego de su primer título en el WPT
TC MOURAS. Se viene la definición del campeonato