Edición Anterior: 17 de Junio de 2009
Edición impresa // Opinión
Preocupante falta de prevención
Si bien es el primero que se registra en once años, el caso del bebé de la provincia de San Luis que contrajo poliomielitis después de haber recibido la vacuna Sabin vino a desnudar una realidad preocupante sobre la falta de controles en la prevención, sobre todo teniendo en cuenta el contexto sanitario actual del país, con el dengue presente en las provincias del Norte y la gripe porcina creciendo principalmente en la zona bonaerense y en la ciudad de Buenos Aires.

Es cierto que el paciente de San Luis presentó una variante leve y, según destacaron los especialistas, tenía ya un diagnóstico anterior de déficit inmunitario, lo cual hacía contraindicado aplicarle la vacuna Sabin oral y sí, en cambio, la Salk inyectable. Sin embargo, su caso sirvió para llamar la atención sobre datos oficiales existentes, según los cuales no se están alcanzando los niveles aceptables de cobertura recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para esta enfermedad.

Por ejemplo, en 2007, la ciudad de Buenos Aires alcanzó la tasa más baja de cobertura de la tercera dosis (81,2%). En cuanto a la aplicación de la quinta dosis, hay seis provincias argentinas con tasas muy bajas de cobertura: Corrientes tuvo el 68%; Santiago del Estero, el 83,8%; La Rioja, el 84,9%; Chaco, el 86,3; Salta, el 86,7%, y la ciudad de Buenos Aires, el 87,8%.

Estas cifras no pueden dejar de alarmar por varias razones. En principio, porque se trata de una enfermedad contagiosa, de la cual el país tiene el triste recuerdo de la epidemia de la década del 50. Y aunque a partir de 1984 se consideró erradicado el virus salvaje de la poliomielitis por completo, al debilitarse los controles de la prevención, el virus podría revertir su neurovirulencia y, por lo tanto, volverse de nuevo peligroso.

También porque, aunque la vacuna contra la poliomielitis se aplica gratuitamente en los hospitales públicos, hay muchos padres que no llevan a vacunar a sus hijos, en la creencia de que esta enfermedad ya no entraña un riesgo para su salud; en otros casos, simplemente se discontinúan los controles médicos y los niños sólo son llevados al médico cuando están enfermos.

Ante esta enfermedad, como ante cualquiera de las otras ya mencionadas, la prevención sigue siendo la misma y es la que se conoce desde hace mucho tiempo. Parece que los argentinos nos hemos olvidado de la importancia de, por ejemplo, lavarnos las manos frecuentemente y de manera correcta (es decir, durante 20 segundos, algo que antes se enseñaba en el colegio).

En situaciones de riesgo para la salud pública, no sólo debe intervenir el Estado, cuya función siempre indelegable es brindar información y comunicarla correctamente a la sociedad para evitar el pánico y el miedo, sino que el resto de la sociedad debe asumir la parte de responsabilidad que le cabe en la prevención de enfermedades para las que hay vacunación o formas más o menos accesibles de cuidado.

La Nación, 16 de junio de 2009

MÁS TÍTULOS

Le imputarán formalmente el homicidio y se decidirá si sigue libre o no
KARTING. La piloto de Olavarría alcanzó el tercer puesto en la categoría Sudam
En el "Oscar Cabalén" de Alta Gracia
AJEDREZ. Para jugar la Copa de Oro
FUTBOL LOCAL. Hoy, Embajadores - Ferro
NBA. Lakers campeón
BASQUETBOL. Racing A. Club disputará su partido ante Quilmes en Mar del Plata el próximo sábado
Eseverri pidió respaldo a los dirigentes
Premundial Sub 16
FUTBOL. Lo reemplazará interinamente el olavarriense Abel Alves
HANDBALL. Se jugó la tercera fecha del "Oficial"
AUTOMOVILISMO. Agustín Herrera es el cómodo puntero del TC Pista Mouras
BASQUETBOL. Ferro C. Sud recibe a Racing de La Madrid