Edición Anterior: 24 de Noviembre de 2009
Edición impresa // Opinión
Burbujas
La rápida salida de la recesión de algunos países emergentes y la posibilidad de que sus economías continúen creciendo los ha transformado en plazas enormemente atractivas para los capitales especulativos que siguen moviéndose por el mundo. Con la experiencia reciente aún muy fresca, estas naciones están planeando ponerle un freno para evitar tanto la revalorización de sus monedas como la formación de burbujas especulativas, las que siempre terminan estallando y causando graves daños a la economía real.

Brasil le puso un impuesto importante a todo el dinero que ingrese y no sea invertido en proyectos productivos, lo que le valió no pocas críticas desde el mundo de las finanzas. Ahora países como la India y los del sudeste asiático estudian medidas similares.

Esto demuestra que muchas naciones aprendieron de las últimas y dolorosas experiencias, pero también que la comunidad internacional ha fracasado en su intento de establecer regulaciones efectivas al movimiento del capital especulativo. Y también que los financistas siguen actuando como predadores en el sistema económico mundial, despreocupados por completo del drama que causaron sus maniobras en todo el planeta.

En el mundo más industrializado los bancos y las financieras ya han vuelto a pagar las exorbitantes bonificaciones que causaron indignación y rechazo en todo el mundo después del colapso iniciado con el derrumbe del mercado hipotecario de los Estados Unidos. Mucho se dijo y se escribió sobre los resultados de la ambición desenfrenada que dominaba el sistema financiero.

Apenas las economías parecen haber superado lo peor de la crisis, ya los especuladores vuelven a moverse por el mundo en busca de ganancias fáciles, aunque eso implique la vampirización de cualquier país. Claro que no son pocos los gurúes que reclaman a los gobiernos que den vía libre a estos capitales.

En el mundo, la Argentina tuvo el triste privilegio de ser uno de los primeros países en los cuales se vieron las consecuencias inevitables de la especulación financiera sin freno. Durante años hubo un dólar barato y un flujo incesante de crédito para financiar exclusivamente el consumo, cuanto más suntuario mejor.

La caída brutal llegó en 2001-2002 y fue muy similar a la que se produjo en buena parte del planeta entre el año pasado y el actual, aunque todavía el sistema monetario internacional no se sinceró y la masa dineraria sigue divorciada de la producción de bienes.

No habrá solución a la crisis financiera global si no se crean regulaciones serias y efectivas al capital especulativo. Esa es la gran deuda que los líderes del mundo aún no han saldado.




MÁS TÍTULOS

El gobierno provincial inicia informatización escolar con 5.300 netbooks
Disfrutar el ocio no siempre es tarea sencilla
Volvieron los ex combatientes de Malvinas
Algunas trabajadoras dicen que jamás hubo un paro y toman distancia de las delegadas
Mañana a las 8.30 en la plaza Alvaro Barros
Organizado por la diputada Alicia Tabarés
Comienza el paro de 48 horas convocado por el Frente Gremial
Fueron recibidos el viernes pasado por el titular de la entidad, Gustavo Maroa
BASQUETBOL. Visitará mañana a Blanco y Negro por el torneo de primera división
Torneo "Apertura"
Traverso contra un auto de TC
SUDESTE. Gustavo Gelso, Carlos Román y Walter Gutiérrez definirán el título en "La Bota"
Pasó la 18ª edición de los Juegos Deportivos Buenos Aires La Provincia
MERCANTILES. Hoy comenzará el certamen de truco
MONOMARCA 1100. Contó Martín Laborda, el campeón anticipado de la temporada 2009
Tras los incidentes en Tres Arroyos
En los ligamentos de su rodilla izquierda
El titular del AMCO no opinó sobre la salida del vicepresidente
TORNEO DEL INTERIOR. El certamen se pondrá en marcha el 17 de enero
BASQUETBOL. Federico Silveyra fue la figura de Estudiantes en el triunfo ante Pueblo Nuevo