100053

04.09.2017 Día de la Industria

Iteco, la entidad educativa que articula políticas productivas y demanda laboral

Desde hace unos quince años viene formando trabajadores para insertarlos en el mundo laboral de Olavarría. Los estudiantes van acompañando el bagaje teórico con el empírico.

El Iteco es una institución educativa de Olavarría que nació para cubrir el vacío que había dejado el hecho de que las escuelas técnicas se transformaron en medias. Así lo definió su director académico, el agrimensor, Carlos García para explicar la causalidad de su existencia.

Hoy por hoy, esta institución, cuyo director general es el ingeniero José Kolomietz y que la fundación que lo lanzó la conforma la Municipalidad, Cementos Avellaneda, Loma Negra, la Cámara de la Piedra y la Unicén, entre otras entidades, se inició entre 2001 y 2002, cuando también la integraba Cerro Negro, pero luego, por razones internas no pudieron continuar siendo parte del grupo, también se manejó con un estatuto cuya premisa central decía que el Intendente debía ser siempre el presidente de la institución.

Realmente se creó en 2003 cuando comienza a funcionar con su tarea educativa y se dicta una carrera que fue Tecnicatura Superior en Administración General.

Los ingresantes deben cumplir con el requisito de tener el secundario completo. En 2004, se agregan dos carreras más que fueron Tecnicatura Superior en Mantenimiento Industrial y en Mecánica Liviana. Se dictaron durante unos años aunque la primera se sigue dictando.

En 2010 se incorporó una nueva carrera, Tecnicatura Superior en Minería. En esa oportunidad, y en virtud de esa carrera aprendían el perfil del técnico minero. Fue la única en la Provincia. "Comenzamos con una buena matricula de los cuales se recibieron 35", precisó el director, Carlos García.

Luego añadió que "las tres tecnicaturas son de tres años de duración, los títulos son oficiales y otorgados por el Ministerio de Educación de la Provincia". Apuntó además que "para el año que viene queremos implementar una nueva tecnicatura que tiene que ver con la incorporación tecnológica del PIO: se va a llamar Tecnicatura de automatismo y control, que incluirá todo el tratamiento de la robótica en la producción".

Los estudiantes egresan con una formación teórica y práctica lo que les brinda una rápida salida laboral. La función, entonces, que cumple el Iteco, es fundamental y se ensambla con toda la política que viene de años de creación de parques industriales y la radicación de empresas en esos espacios.

El sistema educativo

El Iteco ya tiene allí su propia sede educativa, dotada de material educativo muy moderno, amplios salones de clase y toda la comodidad para reunir las condiciones adecuadas del proceso enseñanza-aprendizaje.

Así lo precisó el agrimensor García, quien además puntualizó que "la mayoría de los docentes son profesionales pero en actividad para garantizar la experiencia y conocimiento empírico que deben transmitir a los estudiantes".

Después del parate de los noventa, y con el crecimiento de la demanda de mano de obra que hubo con el despegue después de la crisis de 2001 y 2002. Poco a poco los estudiantes se van incorporando al mundo laboral a través de un sistema ya institucionalizado que es el de las prácticas profesionalizantes y las pasantías rentadas. "En la primera son 200 horas de práctica en una empresa, en las segundas los alumnos reciben un sueldo. Son los alumnos de tercero que van a tener pasantías rentadas, los de segundo año, prácticas profesionalizantes. y los de primero se van preparando para entrar a este proceso gradual. En los PIO ya hay radicadas 150 empresas que nos piden pasantes".

Especificó al respecto que los estudiantes cumplen 20 horas semanales de lunes a viernes cuidando que los horarios de trabajo no se superpongan a los de clase. Hoy por hoy, muchas empresas tienen ya un pasante. El director García señaló, como un logro muy importante que "el 98 por ciento de los egresados está trabajando. El 2 por ciento está continuando otras carreras. Esos demuestra la salida laboral que facilita el Iteco". Planteó como posibilidad la apertura nuevamente de la Tecnicatura de Minería para el año que viene también en el edificio que funciona en el edificio propio que la entidad educativa tiene en el PIO I. "En la provincia de Buenos Aires es el único", aclara García.

Depende de Dipregep, "no recibimos ningún tipo de subvención de parte del Estado, nos mantenemos con la matrícula que pagan los alumnos con lo que cubrimos el 50% de los gastos. El resto lo generamos con los cursos que damos a las empresas . Tenemos 7 aulas muy cómodas en un edificio es muy lindo", aclara, y toda la tecnología educativa y equipamiento didáctico.

El agrimensor, Carlos García, es el director académico desde 2007 luego de haberse jubilado de Cerro Negro. Adelantó también la incorporación de un programa informático que facilitará proyectos en tres dimensiones. "La firma, por gestión de Alberto Nievas (el empresario), nos cedió 20 licencias para que pudiéramos dictar cursos", dijo.

El Iteco es una entidad tecno-educativa que se inserta en un proyecto general de ciudad industrial y minero. Cumple una importante función dentro de la articulación del Estado y la producción formando trabajadores para abastecer la demanda laboral de la ciudad y una adecuada formación para que articulen con las necesidades de la producción local.