100065

04.09.2017 

El CIO, a la espera de una "mejora definitiva" en lo económico

Tras un año con idas y vueltas, el pequeño repunte hace esperanzar al Centro Industrial de Olavarría. La obra pública es una de las claves.

Tras un año con idas y vueltas, con mejoras, reclamos, diálogo y negociaciones con otros sectores, el Centro Industrial de Olavarría (CIO) continúa en pleno trabajo tratando de mediar entre demandas de empresarios y también pedidos para el sector. En diálogo con EL POPULAR, el gerente de la institución, Juan Esteban Álvarez, realizó un balance de lo realizado y lo que resta por hacer.

"Ha sido un año que se viene acomodando", comenzó indicando, y señaló que "estamos notando que muchas de las empresas vinculadas a nosotros se vienen reacomodando a nuevas situaciones que se van planteando a nivel país desde lo político y lo económico".

"Al ser una institución que tiene una gran variedad de empresas, es heterogéneo, dado que tenés metalmecánica, tenés agroalimentos y tenés servicios a las industrias, no se puede trabajar o tratar una sola problemática. Encontrás sectores que están mejor posicionados que otros y que les cuesta más trabajar en esta situación donde siempre encontrás más debilidades que fortalezas en lo que hace a las reglas que sale a competir al mercado", agregó el dirigente.

En este sentido, y haciendo un repaso de todo lo que ha sucedido, se señalaron dos impactos: el denominado "costo laboral" y la constante inflación. "Son todos puntos que se han ido trabajando a lo largo del año y que dependiendo el sector al que están intercambiando opiniones se verán favorecidos o no. En líneas generales no ha sido un buen año. De mitad de este año en adelante se ve que de a poco tomó temperatura, levemente, mucho por la obra pública, que eso hace que la parte de servicios empiece a tener mayor actividad en mantenimiento, y en mejoras que plantea lo que es el sector minero. Ahí empieza a traccionar un poquito, pero es lento y no se puede hablar de una recuperación definitiva", analizó.

Tarifas y futuro

Un tema que afectó e impacto a todo el sector industrial por igual fue el denominado "tarifazo" de los servicios de luz y gas. En este sentido, el gerente del CIO señaló que "hay que ver al sector que se analice, de igual modo. La industria sufrió el impacto mayor; lo que hace a servicios, son empresas que no tienen gran incidencia en su estructura lo que es tarifas. Pero en producción hubo casos graves. Hemos trabajado a través de la Provincia y la Nación con instituciones madre nuestras, como la Uipba o la UIA para plantear esquemas que puedan mejorar o ayudar a la competitividad. Hay un alto contenido de carga impositiva en la carga de facturas que impacta y te deja fuera de competencia".

Pensando en el futuro, no sólo del sector sino que también del país, el dirigente indicó que "con las reuniones que hacemos y con los que mantenemos diálogo en general, se trata de ser optimistas. Nadie espera que venga pronto un verano ni que se cambie demasiado, pero sí que vaya teniendo paulatinamente una mejora".

De hecho, y en general, "hay optimismo en que la cosa se va a ir acomodando. Entendiendo que se viene de un escenario demasiado desordenado y que costó mucho y que por momento hubo errores que cometió el Gobierno, pero en general hay un optimismo que de a poco se va a ir revirtiendo. Y que impactará en la industria", dijo.

La cena

Finalmente, el diálogo fue hacia la próxima Cena de la Industria, que se desarrollará el próximo 30 de septiembre. "Será una cena como la que se da todos los años", comenzó Álvarez, para agregar que en esta ocasión "estamos tratando de darle un marco de austeridad dado que no podemos salir a gastar demasiado dinero porque la situación no es la ideal. Esto se hace entre los empresarios, por lo cual cada aporte lo hacen empresas de Olavarría. Se trata de mantener un equilibrio en hacer una buena cena, un buen evento como todos los años pero manteniendo ese equilibrio y austeridad acorde a lo que se vive".

Con un detalle no menor: en este caso estará presente ni más ni menos que el ministro de Producción de la Provincia de Buenos Aires, Javier Tizado, y otros funcionarios de la misma cartera.

"Lo que más se busca en este tipo de eventos es camaradería, intercambio entre las empresas, siempre manteniendo la misma cantidad de asistencia, que son 500. Estamos esperando que sea una linda cena para el 30 de septiembre", finalizó.