101800

05.10.2017 | Política Aprobaron un dictámen de manera unánime

El HCD criticó duramente las decisiones de Galli en torno al show del Indio Solari

Por unanimidad aprobaron un dictamen donde principalmente la oposición entendió que el Intendente se excedió en sus funciones al salir de fiador para que se llevara adelante el evento.

Se llevó adelante este jueves la Sesión Especial del Honorable Concejo Deliberante para dar tratamiento al dictamen que se logró tras las reuniones que desde marzo mantuvo la Comisión Especial creada para entender quiénes eran los responsables lo sucedido tras el show del Indio Solari, el 11 de marzo de este año en el predio La Colmena. Las principales responsabilidades se las acreditaron al jefe comunal.

Se discutieron dos dictámenes y se aprobaron juntos en una sola resolución de manera unánime, debido a que el oficialismo decidió apoyar la postura del resto de los concejales. Además, el concejal Bajamón propuso crear una Comisión Investigadora, que se tratará en el área de Legislación.

Los documentos debatidos fueron dos: uno creado por los bloques Radicales Convergentes, Cuidemos Olavarría y 1País, y el otro redactado por Renovación Peronista y el Partido Justicialista.

En la exposición de todos los concejales que tomaron la palabra, a excepción de Juan Fal de Cambiemos, se criticó duramente el accionar y ciertas medidas tomadas por el intendente Ezequiel Galli y sus asesores y funcionarios en torno a la seguridad, la habilitación, la fianza y la salida de muchos de los espectadores en camiones por la ruta.

Fal, concejal oficialista, planteó que su bloque decidió "acompañar con nuestro voto a la elevación de toda información recopilada" y los dictámenes, "para que la Justicia y el Tribunal de Cuentas tengan todas las herramientas que necesiten". "Queremos que se diga la verdad", sintetizó anticipando el voto positivo de Cambiemos.

En el debate, se expresó en uno de los puntos que algunos funcionarios citados a presentarse a las comisiones nunca lo hicieron. Adriana Capuano, del PJ-FpV, dijo que esto constituye "faltas graves" según el LOM. Indicó además que no se acercaron ni el subsecretario de Seguridad, Eduardo Simon, ni Luciano Blanco del área de Legales, quien "tampoco presentó documentación pertinente ni se excusó por las ausencias".

Asimismo hubo menciones sobre cómo se llevó adelante el proceso de habilitación y además se planteó que el canon de derecho al espectáculo debía hacerse de forma anticipado al show, pero el pago se realizó después.

Firma de la fianza y "acción de regreso"

Una de las principales responsabilidades que se le otorgó al Intendente y a algunos funcionarios municipales fue haber firmado la fianza para que se llevara adelante el show en La Colmena, cuando el Tribunal de Cuentas y la Ley Orgánica Municipal (LOM) lo impiden.

"El Intendente asume ser fiador sin que fuera aprobado por el HCD, violando la LOM, comprometiendo el patrimonio municipal y excediéndose en sus funciones", dijo el concejal de Renovación Peronista, Germán Aramburu.

El edil planteó que se incumplió "en el exceso de funciones al comprometer al patrimonio municipal constituyendo a la Municipalidad de Olavarría como principal garante de obligaciones asumidas por terceros". "El Intendente cuando firma la fianza lleva adelante un acto personal y no en nombre de la Municipalidad de Olavarría", aclaró.

Por su parte, Einar Iguerategui, de Cuidemos Olavarría, planteó que según el Tribunal de Cuentas "los funcionarios deberán ser responsables en caso de que el Municipio deba afrontar responsabilidades", y nombró a Galli y al ex jefe de Gabinete, Jorge Larreche.

Para el concejal eseverrista la firma de la fianza fue una "acción por fuera de las atribuciones del Intendente", por lo que "ante algún perjuicio que tenga que pagar la comuna debe responder el Intendente", aplicándose la "acción de regreso", es decir que los "funcionarios deben pagar lo que debe pagar la Municipalidad".

"En la fianza se extralimitó el Intendente, lo dice el Tribunal de Cuentas, lo dice la LOM, lo dice el HCD. Y no consultó al Concejo, por lo que deberá responder con su patrimonio, no la comuna, no el vecino", reiteró Iguerategui.

"Al momento de que la comuna tenga un perjuicio económico en cuanto a la fianza que firmó el Intendente daremos cuenta que debe aplicarse la 'acción de regreso'", sintetizó.

También Fernanda Araneo, de Radicales Convergentes, planteó que "el Municipio consideró importante constituirse en fiador de las obligaciones de En Vivo SA, avasallando las atribuciones como representante de los ciudadanos de Olavarría".

Seguridad

Otro de los temas planteados, y sobre los que se entendió que no existió ningún "plan de acción", fue la seguridad antes, durante y sobre todos después del show. Las principales críticas recayeron en los desmanes ocurridos en la Terminal de Omnibus el día siguiente al espectáculo, donde hubo destrozos y comercios saqueados, y muchos de los que no pudieron irse en colectivo se fueron en camiones.

En cuanto a lo ocurrido en la Terminal, Germán Aramburu expresó que, tras lo dialogado con los comerciantes del sector, entendieron que "la policía sólo se limitó a enfrentarse con los manifestantes con bala de goma, omitiendo los pedidos de ayuda de los comerciantes".

Asimismo planteó que hubo "contradicciones" entre lo manifestado por Galli en la interpelación y lo presentado al HCD el por aquel entonces jefe Distrital de la Policía, Mario Busto. "Al momento de comenzar los disturbios debieron improvisarse medidas de seguridad porque no contaban con un plan de acción. 159 efectivos afectados al control no fueron suficientes", planteó Aramburu.

Expresó además la gravedad de la "realización de un espectáculo público con más de 150 mil personas sin contar con un real dispositivo o plan de seguridad, evacuación y control".

En cuanto al traslado de las personas en camiones, el concejal Einar Iguerategui de Cuidemos Olavarría dijo que "se intentó justificar esta medida ante la 'urgencia'. Allí faltó previsibilidad y coordinación por parte de los funcionarios". Criticó además la "inacción" de la Policía bonaerense y el Juzgado de Faltas. Sobre esto último planteó que no hubo "ninguna intervención a violación de normas de tránsito y seguridad vial".

Comisión Investigadora

Al inicio de la sesión, el concejal Saúl Bajamón, del FpV-Miles, propuso la creación vía decreto de una Comisión Investigadora en torno a lo sucedido en el show del Indio Solari. Sin embargo, por mayoría se decidió que esta iniciativa sea girada a la comisión de Legislación.

Entre otros puntos, al hacer su presentación, Bajamón dijo que se debe investigar el factor ocupacional habilitado, teniendo en cuenta que aún hoy se desconoce cuántas personas fueron al recital, y entendió que hubo "falta de planificación y de previsión".

Se refirió también a que Galli "se extralimitó en sus funciones" porque "no puede firmar fianzas, lo dice el Tribunal de Cuentas y la LOM".