102005

09.10 | Policiales 

Bahía Blanca: comenzó el juicio por el femicidio de una nena de 12 años

El juicio por el crimen de Micaela Ortega, una nena de 12 años que fue hallada asesinada en mayo del año pasado Bahía Blanca, comenzó en el Palacio de Tribunales de esa ciudad. Se espera que declaren un centenar de testigos. 

Tras estar desaparecida 35 días, Micaela Ortega fue hallada asfixiada en un descampado el 28 de mayo del año pasado, luego de las pistas que diera el presunto femicida, Jonathan Luna, un ex convicto de 24 años acusado de cooptarla a través de Facebook, un acoso cibernético que se conoce con el nombre de "grooming".

Luna se hacía pasar por una nena de la misma edad que Micaela, a quien le dijo que la pasaría a buscar un primo para ir a su casa. La adolescente accedió y se encontró con el hombre, que luego la mantuvo cautiva y la asesinó.

La causa está caratulada como homicidio calificado por haber sido cometido con alevosía, para procurarse la impunidad y habiendo mediado violencia de género, además de grooming y robo.

Cabe señalar que la semana pasada, la abogada de la familia de la víctima denunció que hasta hace pocas semanas, Luna accedía a Facebook desde la cárcel y chateaba con mujeres jóvenes.

En el inicio del juicio, Luna se negó a declarar y la primera en hablar fue la mamá de la pequeña, Mónica Cid, quien el año pasado se encadenó en el Congreso de la Nación, para pedir leyes más duras contra el grooming o acoso cibernético.

Familiares y amigos de la nena de 12 años asesinada en 2016 colmaron la sala y lloraron durante gran parte del proceso. Incluso compañeros de la nena se hicieron presentes en el lugar, también reclamando justicia.

El juicio, que se desarrollará en principio hasta el viernes, está a cargo del Tribunal en lo Criminal Nº 2. De los tres jueces, dos son mujeres: Claudia Fortunatti y María Elena Baquedano. El restante cargo lo ocupa Eugenio Casas.

Desde la acusación actúan el fiscal Rodolfo De Lucia -estuvo a cargo del caso desde la desaparición de Micaela- y la abogada María Fernanda Petersen, representante de los padres de la chica, Mónica Cid y Claudio Ortega. A Luna lo asiste el defensor oficial Sebastián Cuevas.

Por los delitos que cometió y por su reincidencia, se espera que Luna reciba cadena perpetua. Aunque la defensa podría presentar una estrategia basada en un golpe en la cabeza para declararlo insano. Además podrían intentar cambiarlo a homicidio simple, con penas atenuadas que van de 8 a 25 años, informó el diario local La Nueva. (DIB)