103566

07.11.2017 | Información General Lic. Sergio Verón

"El chico perdió la capacidad de aburrirse y así desarrollaba la creatividad"

El Lic. Sergio Verón, a través de Fundación ALCO, ofreció una charla en Coopelectric sobre salud, y además compartió una actividad con chicos de primaria y preescolar para concientizar sobre la alimentación saludable.

Este martes el Lic. Sergio Verón, reconocido por su trabajo en el programa televisivo "Cuestión de Peso", ofreció una charla en el Auditorium de Coopelectric denominada "Moverse para vivir más y mejor", en el marco del "Ciclo de charlas y conferencias" de la Cooperativa.

Previamente, durante la mañana en el Teatro Municipal compartió una interesante actividad con instituciones educativas de los niveles inicial y primaria, donde, en el marco de la Campaña de Prevención de Obesidad Infantil, les enseñaron a los chicos a través de juegos cómo alimentarse saludablemente.

Verón es Kinesiólogo, Lic. en Educación Física, se desempeña como Jefe del Departamento de Educación Física y Rehabilitación y también del Programa de Internación de la Clínica Cormillot. Integra la Sociedad Transdisciplinaria de Obesidad y es reconocido por su labor en distintos medios de comunicación, divulgando la importancia de la actividad física para la salud.

Antes de ofrecer la disertación en Coopelectric, mantuvo una charla con Canal Local, donde comentó que "Argentina es uno de los países latinoamericanos con más obesidad infantil", y dio detalles de la campaña que llevan adelante desde el año pasado en escuelas del país para mejorar la alimentación de los más chicos.

Verón explicó que en el encuentro con los chicos les ofrecen un show donde "la fruta es el superhéroe", pero no al estilo Sra. Frutilla o Sr. Pera, con personas disfrazadas, sino con la misma fruta, "que los chicos tengan la experiencia de tocarla, de jugar, si no la comían, no la comían".

"A través del juego los chicos aprenden conceptos que tienen que ver con la alimentación. Ahí los chicos juegan permanentemente, se mueven, uno de los problemas que tienen los chicos hoy es el sedentarismo y la limitación en la alimentación", explicó el especialista. Comentó así que "llevamos kilos y kilos de fruta donde los chicos se desesperan por comer: banana, mandarina, manzana, uvas. Le demostramos a los padres y docentes que la alimentación de una manera divertida y entretenida los chicos lo incorporan".

A través de "Aulas en Movimiento", que lleva su segundo año recorriendo el país, les ofrecemos a los padres y docentes "estrategias mas amigables para que los chicos incorporen nuevos alimentos".

Movimiento, pantalla y obesidad

Verón ofreció una lectura del comportamiento de los chicos en la actualidad, donde "en los colegios tienen prohibido la posibilidad de correr o jugar a la pelota. Hay generaciones que no conocen el juego de la mancha o la escondida".

Es por eso que "retomamos el juego tradicional: saltar la soga, jugar con una pelota, el ula ula, jugar a la rayuela con frutas. En el ámbito educativo en la Nación una de las cosas que vamos a trabajar en el área de Educación Física Inicial es volver a esos juegos tradicionales que se sacaron y los chicos no los conocen. Los chicos están absorbidos por las tecnologías, las pantallas, la televisión, la computadora para estudiar, la playstation, el celular, la tablet".

"Todo eso genera quietud, más que le prohibimos en las escuelas que se muevan y más en casa para que no hagan lío y se queden quietos les damos una pantalla. Hoy en día en Argentina 4 de cada 10 niños tiene sobrepeso u obesidad. Argentina es uno de los países latinoamericanos con más obesidad infantil", subrayó el especialista, integrante de la Fundación del Dr. Alberto Cormillot.

Responsabilidades y variables

Tras el encuentro con los chicos en el Teatro Municipal, tuvieron una clase de gimnasia para adultos, en el que había "madres, tías, abuelas, hermanas, madrinas. "Ahí reforcé un poco la responsabilidad, porque el chico no es culpable ni responsable de ser obeso. Los padres tampoco son culpables, pero sí son responsables, porque los papás son quienes van al supermercado, llenan la heladera, o piden la comida por teléfono, o deciden que se come en la pizzería o en un restaurante o de una rotisería", sintetizó Verón.

Planteó así: "A un chico no le podés prohibir que coma helado, pancho o papas fritas, que vaya a un cumpleaños y que haya chizitos o Coca Cola. Pero ese no debería ser el único alimento de todos los días de su vida. Hoy en día vos abrís un freezer y lo único que hay para los niños es helado. A veces la gente cree que sale más barato que un kilo de frutas. Es más rico, pero no puede ser el único alimento".

"Quienes regulan el alimento de los chicos son los padres, quienes regulan el uso de las pantallas son los padres. También creo que tienen que haber un tiempo para cada cosa. Los niños no pueden tener en su habitación la televisión, la computadora a los pies de la cama, la tablet y un teléfono. Tiene que estar, y más por seguridad, en un espacio común donde todo el mundo lo vea, donde interfiera, que al chico esa interferencia lo moleste, y apague la computadora o la tablet, y tiene que haber un horario", precisó.

Verón contó a Canal Local que recientemente tuvo un encuentro con el reconocido neurólogo Facundo Manes, donde, en una conversación, evaluaban que actualmente "los chicos perdieron la capacidad de aburrirse, están tan estimulados y apagan una cosa y prenden la otra. El chico perdió la capacidad de aburrirse y en esa capacidad desarrollaba la creatividad. En algún momento se tiene que apagar todo, y que el chico piense que puede hacer".