109211

01.03 

Las declaraciones de los productores del Indio se extendieron por más de 10 horas

Los hermanos Peuscovich y Gustavo Zurita declararon ante el Dr. Carballo en una jornada sumamente extensa. Están imputados por "estrago doloso", que implica penas de hasta 20 años de prisión. 

En la mañana de este jueves llegaron hasta la ciudad de Azul, a declarar ante el Dr. David Carballo, los productores del show que el Indio Solari dio en Olavarría el 11 de marzo del año pasado, y en el que murieron dos personas.

Alrededor de las 9 se vio llegar al Departamento Judicial de Azul a los hermanos Marcos y Matías Peuscovich, productores del espectáculo que se realizó en el predio La Colmena, y Gustavo Zurita, socio de la productora.

La jornada se extendió por cerca de 11 horas. El primero en declarar fue Zurita, cuya firma aparecería en distintos escritos y su testimonio frente al titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Complejos sólo duró unos minutos.

Posteriormente fue el turno de Matías Peuscovich, quien estuvo declarando ante el Dr. Carballo durante casi 6 horas.

Pasadas las 18 horas ingresó su hermano, Marcos Peuscovich, y estuvo brindando testimonio por cerca de 2 horas, finalizando así la extensa jornada de declaraciones.

La causa se da en el marco de la investigación acerca de cómo se produjeron las muertes de Javier León y Juan Francisco Bulacio, de 42 y 36 años respectivamente. La investigación reconoce diversas aristas que lejos están de limitarse a cómo se produjeron los decesos, sino que también buscan avanzar -de una vez- en el número certero de asistentes, números de entradas vendidas, tareas preventivas y el pergamino se siguen aún desenrollando.

Los hermanos Peuscovich y Zurita fueron imputados por "estrago con dolo eventual agravado por haber causado la muerte de dos personas y por haber puesto en peligro de muerte a otra" y "estrago culposo agravado por haber causado la muerte de dos personas y por haber puesto en peligro de muerte a otra, en concurso ideal con homicidio culposo".

El primero de los encuadres implica penas de prisión muy similares a los de homicidio, teniendo un mínimo de 8 años y llegando a los 20 como máximo. Incluso es una imputación similar a la que se usó en la tragedia de República Cromañón con la banda Callejeros a fines de 2004.

Más detalles de la jornada de declaraciones en Diario EL POPULAR