109580

08.03 Exclusivo de El Popular

Rechazan el pedido de detener a los productores del show del Indio

La resolución que se emitió el miércoles fue firmada por el juez olavarriense Carlos Villamarín, titular del Juzgado de Garantías Nº 2 de Olavarría.

Ignacio Cerdera
@nachocerdera
[email protected]

Las últimas horas han sido tan intensas como interesantes en el marco de la investigación por las dos muertes ocurridas en el recital del Indio Solari. Todo a escasos días de cumplirse un año de aquel masivo show que se llevó adelante en el predio La Colmena. En una postura que causó sorpresa en distintos ámbitos, la Fiscalía requirió ante el Juzgado de Garantías de nuestra ciudad que los referentes de la productora En Vivo SA, además de un empleado administrativo de esa firma, fueran detenidos. Sin embargo, esa petición fue descartada por un magistrado local, quien además habría arrojado severos cuestionamientos al planteo, según trascendió.

De acuerdo con lo confiado por distintas fuentes consultadas por EL POPULAR, en la jornada de ayer el juez Carlos Villamarín, titular del Juzgado de Garantías Nº 2, descartó una requisitoria que le había sido presentada el martes pasado en la que se solicitaba que se lleve adelante la detención de los hermanos Marcos y Matías Peuscovich, además de Gustavo Zurita, acusados desde la fiscalía de Delitos Complejos como los "organizadores" del recital donde se produjeron las muertes de Juan Francisco Bulacio y Javier León, además de las graves heridas sufridas por Johana Antonella Falcón, según fue la imputación dispuesta por el doctor David Carballo.

Si bien no se conocieron mayores detalles de los argumentos, trascendió que en la requisitoria el fiscal azuleño había solicitado que se lleven adelante esas tres detenciones fundamentado en la pena tentativa de la acusación más gravosa que le fuera imputada a los personas vinculadas con la productora tandilense. En otras palabras, por "estrago con dolo eventual agravado por haber causado la muerte de dos personas y por haber puesto en peligro de muerte a otra", una figura delictiva que contempla montos de penas similares a las de homicidio.

Con ello desde la fiscalía de Delitos Complejos se habría referido que se advertían ciertos peligros de fuga, argumentado por los medios económicos de los imputados. Sin embargo, nada ello cosechó el visto bueno del titular del Juzgado de Garantías olavarriense.

De acuerdo con lo que trascendió, el doctor Carlos Villamarín realizó diversos cuestionamientos a la requisitoria. Fundamentó su negativa en una cierta incongruencia del planteo, debido a que esos mismos peligros procesales no habían sido advertidos dos meses atrás, cuando se habían citado a los acusados a prestar declaración indagatoria. En ese mismo momento la notificación dio cuenta de ese delito y, siguiendo con esa suerte de riesgo latente de escape, los hermanos Peuscovich y Zurita siguieron siempre sujetos a derecho y de manera voluntaria se presentaron hace escasos días en la sede judicial azuleña a prestar declaración indagatoria, tal cual habían sido convocados.

Vale recordar que tanto Marcos como Matías Peuscovich se sometieron a las preguntas de la justicia, en un audiencias que se prolongaron por varias horas, principalmente la del segundo de los mencionados, que se extendió por no menos de 6. Ambos presentaron sendos escritos en las que buscaron responder a los principales elementos de la acusación, además de requerir el sobreseimiento, un planteo que desde la fiscalía deberá ser acercado también al Juzgado de Garantías. Zurita, por su parte, hizo uso de su derecho de no declarar y su presencia en la sede de la fiscalía General de Azul se limitó, a la par que sus empleadores, en presentar un escrito en el que expuso los fundamentos de su defensa y el deseo de ser sobreseído.

Ahora restará conocer, cuál será el avance de la investigación, si se recaban nuevos elementos de prueba o, entre otras cosas, qué suerte corre el cotejo de los elementos y citas que fueron vertidos por los imputados en las respectivas declaraciones indagatorias.