109761

11.03 

El Indio "es ese amigo que nunca vemos, pero siempre está"

Juliana, Camila, Valeria, Micaela, Ezequiel, Dante y Nicolás son un grupo de amigos que, como muchos, hacen todo lo posible por no perderse ninguna misa del Indio.  

Alexis Grierson

[email protected]

@alexisdechillar

JOlavarría era especial: "estábamos en casa con una amiga (con la cual estaba hablado que íbamos a ir desde que se empezó a correr el rumor de la misa)" comenzó Micaela, una de las consultadas por EL POPULAR. "Fue una mezcla de sensaciones. La felicidad de vivir uno más y el miedo de que sea el último, pero Olavarría nos esperaba...nada más importaba".

También admitió los rumores del último recital, pero con salvedades. Señaló en este sentido que "ese pensamiento se viene sintiendo desde hace un par de años o por lo menos desde antes de Tandil 2016. En ese momento nos importaba disfrutar la última o una más".

Desde la salida hubo inconvenientes, pero que eran propios de un viaje de esta índole: "fue un poco trabado. En Ezeiza nuestro micro tenía más de tres horas de retraso, llegó uno de la misma empresa, preguntamos y ahí nos informaron el retraso. A nuestras caras de desesperación y decepción se juntaron dos choferes genios que llamaron a la empresa y nos subieron a ese micro (justo con dos lugares vacíos). Llegamos a Olavarría tres horas después de lo previsto pero estábamos ahí. La fiesta había empezado. La otra parte del grupo llego el sábado a la mañana en auto con un viaje bastante tranquilo".

¿Sentían qué había pasado algo? Quizás sí, pero había un deseo en particular: "desde la primera vez que el Indio paró el recital lo único que rogaba era que no lo suspenda porque no íbamos a terminar bien, de los primeros rumores nos enteramos el domingo a las ocho de la mañana cuando nos llamaron para ver cómo andábamos. Nunca nos imaginamos nada". De igual modo, el fanático lo vive distinto. "Nada nos sacó la felicidad de escuchar los temas que tanto amamos. Siempre nos vamos contentos por volverlo a ver" dijo Micaela.

"Fue imposible no separarnos, todos querían llegar a los micros, pero no fue más complicado que en otros recitales. Iríamos a cualquier lado. Si se va a tocar a la luna, la luna la vamos a copar, así es este amor".

¿Qué significa el Indio para ellos? "Creo que no se puede explicar...es ese amigo que nunca vemos, pero siempre está, el que empuja en las buenas y en las malas, el que nos desarma en una canción y nos vuelve a armar en otra".