110463

23.03 Mención Especial "Banco Comafi" a la Dirigencia Deportiva: Embajadores

"Seguir para adelante, como quería el Tete"

"Algo me habían comentado, aunque no sabía bien qué era" dijo, tras recibir una plaqueta en reconocimiento al aporte de Embajadores a la sociedad deportiva olavarriense.

La cara de Fernando Di Carlo cuando desde el atril se pronunció su nombre fue de sorpresa. Esperaba algo, pero quizás otra cosa. "Algo me habían comentado, aunque no sabía bien qué era" dijo, tras recibir una plaqueta en reconocimiento al aporte de Embajadores a la sociedad deportiva olavarriense.

Para la familia del CEO fue un año muy espacial, contradictorio en las emociones, con logros deportivos inimaginables, pero también con la pérdida irreparable del hombre que le dio su nombre al estadio, el entrañable "Tete" Di Carlo.

"El año tuvo cosas muy lindas y cosas negativas. Lo futbolístico fue excelente por un lado y por otro en lo personal pasó lo de mi viejo, que nos golpeó muy duro, pero hay que seguir y pelearla como el quería" dijo.

Nacido para formar futbolistas, de pronto en seis meses Embajadores se encontró con una clasificación para jugar el Federal, cuartos de final, ascenso al Federal "B" y una campaña excepcional en el torneo que desde Buenos Aires eligieron hacer desaparecer.

"Cuando arrancamos el Federal B perdimos cuatro de los primeros cinco partidos, pero en el trámite se veía que no estábamos lejos. Eso me dejaba tranquilo porque estábamos a la altura; después ganamos cinco partidos seguidos, terminamos a dos puntos del segundo la primera rueda, nos salvamos del descenso mucho antes de lo imaginado. Por ahí empezamos a pensar en algo que no estaba en los planes de arranque, y al final creo que nos quedamos sin nafta, pero era lo normal, porque veníamos de dos años muy duros" recordó.

"La verdad, tuvimos un crecimiento muy rápido, tal vez demasiado rápido. En algún momento estuvimos un poco colapsados, porque uno pensaba proyectar chicos, pero nunca jugar un Federal con chicos del club; el crecimiento del club y hoy tengo la suerte de que me llamen desde Buenos Aires pidiendo jugadores para determinados puestos. Es lo hemos ganado a lo largo del tiempo, haciendo las cosas bien, con empeño, con esfuerzo y en forma seria" destacó.

Ahora, 12 años después de su nacimiento, Embajadores apunta según su mentor "a seguir jugando el local, esperar lo que se resuelva con el Federal; armaremos las cosas par jugar el Federal Amateur, y seguir promoviendo chicos. Este año Lucio Falasco quedó en Belgrano, Mateo Gómez Navarro a Racing, Jerónimo Colo a Sarmiento de Junín. Todos los años tenemos la suerte de meter chicos en los clubes de AFA; algunos llegan, otro no, pero yo siempre les digo que hoy el fútbol no se termina en Buenos Aires; hay un abanico grande de opciones".