110499

23.03 

"Ser reconocido en el lugar donde nací es especial"

El palista del Club Atlético Estudiantes se quedó con el premio mayor de la noche. Fue campeón mundial de Sub 23, pero no se queda con esto y ya piensa en nuevos desafíos. "El 2017 me pone la vara muy alta de cara a lo que viene", advirtió. 

Un deportista olavarriense estuvo en los diarios nacionales porque hizo historia en el canotaje argentino. Se trata de Agustín Vernice, palista del Club Atlético Estudiantes, quien durante el 2017 se consagró campeón Mundial Sub 23 en Pitesti, Rumania, y se convirtió en el primer palista argentino en lograrlo.

Ese trascendental hecho deportivo hizo que, el pasado diciembre, sea el ganador de la terna de canotaje en los Premios Olimpia realizados en Buenos Aires y los cuales premian a los mejores deportistas del país. Pero para cerrar el mejor año de su carrera le faltaba algo más, y se dio en la noche del miércoles en el Teatro Municipal.

Los premios siempre son bienvenidos, los reconocimientos son gratificantes. Pero ser reconocido en su propia cuidad, en la fiesta del deporte olavarriense, a Agustín Vernice le otorgó un plus de felicidad. No sólo se notó en sus gestos tras ser nombrado como Olimpo de Oro en la fiesta de EL POPULAR Medios, sino también en sus propias palabras cuando habló con el público presente. En su casa y en su ciudad, Agustín Vernice también tuvo su gran reconocimiento.

"Fue el mejor año que tuve y es una alegría inmensa este premio. Que sea en Olavarría tiene un gusto especial, soy de acá y me gusta esta ciudad, y ser reconocido en el lugar donde nací es especial. El 2017 siempre estará en mi recuerdo y servirá para motivarme", señaló el palista en primera instancia.

Agustín Vernice explicó qué significa el premio para su carrera deportiva. "Es una satisfacción muy grande. Desde chico no me imaginaba todas estas cosas que me están pasando, y ahora me pone contento. A veces me pongo a pensar en toda la vida que llevo y estoy orgulloso. Y este premio es parte de eso", explicó.

Sin dudas que el Olimpo de Oro es un reconocimiento al esfuerzo y compromiso. "Lo puedo ver de esa forma también, pero disfruto mucho lo que hago, entonces me parece simple. No me cuesta ir a entrenar, me encanta lo que hago, entonces el esfuerzo no me parece tal. Lo tomo también como un trabajo, y trato de mantener los pies sobre la tierra en relación a eso", afirmó.

Más allá de reconocer que fue el mejor año de su carrera, el palista albinegro no se conforma y quiere ir por más. "El 2017 me pone la vara muy alta de cara a lo que viene. El desafío viene por ese lado, que es mejorar o continuar por ese camino, con un margen de error más chico. Quiero mejorar los tiempos y mi físico. Si esto se relaciona con el resultado final, mucho mejor. Pero a veces el resultado depende de una circunstancia, entonces trato de relajarme en ese sentido".

A su vez, Agustín Vernice habló de su momento personal. "Este premio me agarra en un gran momento, eso está claro. Pero no quiero decir que es el tope de mi carrera porque me estaría poniendo un límite yo mismo", determinó.

"Agradezco a EL POPULAR Medios, a toda la gente que me apoya, mi familia y mis amigos, y a Estudiantes. Sin el apoyo de un montón de gente sería todo mucho más difícil. Ahora recuerdo a mi familia, con mi sobrino que se pone pegado a la pantalla cuando compito y me hace agarrar piel de gallina. Ellos son mi estandarte. Y pienso cuando era más chico, en la confianza que me transmitieron mis papás en ese momento. Ahí nace todo", concluyó Agustín Vernice, el flamante Olimpo de Oro 2017.