113042

06.05 | Policiales Estafas al IPS

Encuentran en Olavarría al prófugo en la causa por el cobro de jubilaciones truchas

Mario César Pagano tiene 63 años y sobre el recaía un pedido de captura activa. La detención se produjo en Bolívar al 3900. La causa comenzó en 2015 y tiene 14 imputados.

Personal del Comando de Patrullas y de la comisaría Segunda detuvo en Bolívar al 3900 a Mario César Pagano de 63 años sobre quien recaía un pedido de captura activa en el marco de una causa por "defraudación a la administración pública" con fecha de alta 1 de noviembre del 2017 a requerimiento del Juzgado de Garantías N° 1 del Departamento Judicial de La Plata, a cargo del Dr. Atensio. El hombre fue trasladado a la seccional policial donde se cumplimentaron las actuaciones de rigor.

A fines de abril de 2017, medios provinciales daban cuenta que la Justicia había cerrado la etapa de investigación penal preparatoria en la causa que investigaba el cobro de millonarios sueldos truchos del Instituto de Previsión Social (IPS), denunciado en 2015 por el entonces titular de la entidad, Mariano Cascallares, respecto a los primeros 14 imputados.

Para el titular de la fiscalía de Delitos Complejos de La Plata, Jorge Paolini, la etapa de instrucción preliminar se había cumplido en exceso, por lo que correspondía cerrarla en referencia a los hasta ahora procesados. Se trata de Enrique Avicheli, Jorge Rodríguez Sueiro, Gustavo Spaltro, Adriana Maison, Dominga Vaccaro, Alberto Rosell, Julio Di Jorgi, Obsulio Petraglia, Mónia De Llanes, Marta Cabrera, Alberto Witon, Guillermo Cendoya y Ulises Valenti. En tanto, Pagano era el único que permanecía en calidad de prófugo y fue detenido este fin de semana en Olavarría.

La operatoria

Según los portales de Agencia Nova y Diario Hoy de La Plata, la operatoria se basaba en utilizar a personas de La Plata, Brandsen y Mar del Plata, de bajos recursos económicos y/o sociales, a las que inscribían con las máximas categorías en el Poder Judicial y con las que convenían que, al cobrar la jubilación trucha, debían repartir la plata con los integrantes de la banda.

Luego de la denuncia de Cascallares, el fiscal Paolini identificó a funcionarios del IPS y falsos beneficiarios y pidió la detención de seis personas que habrían causado un perjuicio al Estado de más de ocho millones de pesos.

Entre los detenidos hay un empleado del IPS, mientras que los otros cinco y el resto son "personas humildes y allegados de los organizadores de la banda, que prestaban sus nombres para obtener las jubilaciones truchas, a cambio de una pequeña suma de dinero".

Para consumar la defraudación, los integrantes debieron contactar a personas que no figuraban con aportes al IPS, luego convencerlos de que tomaran parte en cada una de las defraudaciones, lograr que les brindaran sus datos personales y, finalmente, que concurrieran a la entidad bancaria a retirar grandes sumas de dinero, para su posterior reparto con los funcionarios infieles.