113102

07.05 Juan Esteban Alvarez, gerente de la Unión Industrial de Olavarría

"Hay estudios que demuestran que un 25 % de los accidentes de trabajo son por el alcohol o la droga"

La industria de Olavarría tiene gran parte de su esencia en la minería, en las cementeras y en las canteras, y de ahí se forman las pymes que luego comienzan a crecer a raíz de la demanda que genera el sector.

La flamante Unión Industrial de Olavarría (que reemplazó al viejo Centro Industrial) comenzó una nueva etapa con muchas ideas, con mucho empuje y ganas, las mismas que traía el anterior CIO, pero con sangre nueva para concretar muchos objetivos que se ha planteado desde la conducción de Carlos Orifici.

Su nueva casa, en avenida Pueyrredón y Aguilar, la que quedó inaugurada en febrero pasado cuando se realizó la asamblea general ordinaria, permitió comenzar este camino, y así lo contó el gerente de la institución, Juan Esteban Alvarez, en una charla a fondo.

La minería fue el tema con el que comenzamos hablando, para que explicara en detalle el rol que cumple la Unión Industrial de Olavarría, para acercar a las pymes y a los empresarios, para lograr mayores beneficios de manera conjunta, a partir de una fuerza institucional que es innegable y que es mucho mejor que las empresas vayan a golpear alguna puerta de manera individual. Pero Alvarez también contó cuál es el grave problema que están teniendo aquellos jóvenes que están a punto de insertarse en el mercado laboral, ya que los empresarios desean evitar males mayores y rebotan, directamente, en el examen inicial por un problema que se está insertando en la sociedad con tremenda firmeza, como son el alcohol y las drogas.

-Juan, ¿cuál es el enfoque que tiene la Unión Industrial hacia la minería?

-La industria de Olavarría tiene gran parte de su esencia en la minería, en las cementeras y en las canteras, y de ahí se forman las pymes que luego comienzan a crecer a raíz de la demanda que genera el sector, que es clave y estratégico para la ciudad, no sólo por la economía sino por lo que genera para el Municipio. Mirando hacia adelante, con lo que se viene en cuanto a demanda, realmente es clave nuestro rol para asistir y hacer de nexo entre la minería y el desarrollo de las pymes que aportan al sector. Así que estamos enfocados en eso porque es el motor de empuje para el sostenimiento de la economía local. Estamos trabajando muy de cerca con las cementeras y con las mineras tanto en los proyectos de inversión como en las necesidades que ellos tienen para producir más, para abastecer a un mercado que les está pidiendo -desde la obra pública- mucho más de lo que ellos pueden aportar.

-¿Específicamente, la pyme viene a la UIO o la UIO va a buscar a la pyme, y luego ese asesoramiento para inversiones, cómo se hace?

-Es un mix. Hay muchas empresas que al ser Olavarría un lugar donde todos están en contacto por la misma actividad, como contratistas en las canteras o cementeras, y con el conocimiento que hay entre los mismos empresarios, hace que muchas veces vengan a consultarnos o a buscar alguna inquietud. Pero también estamos trabajando mucho en acercarnos a las pymes, en abrir las puertas, en mostrarles cuál es la importancia de formar parte de una institución que los represente, la importancia de la vinculación, de trabajar en distintas problemáticas o en situaciones que afectan a todos en su conjunto, que es mucho más posible un buen resultado a partir de la unión de todas las empresas -por más que sean del mismo rubro- a buscar la solución en forma individual. Todo eso hace que uno tenga que esforzarse mucho para mostrarle al empresario cuál es su beneficio y la importancia de demostrar que trabajando desde este lugar y vinculándose con el sector público -a través del municipio y de provincia, desde los ministerios de provincia o nación- y con el sector privado, en lo que es minería, se produce entonces un ida y vuelta que permite ofrecerle al empresario pyme las oportunidades que puede tener para desarrollar su empresa, o para prepararse para lo que viene.

-En un mercado con mucha demanda...

-Sí, es cierto. Hoy por hoy están trabajando en una demanda real, pero hay que pensar que esto no se va a detener y que en seis meses o un año la demanda va a ser quizá mayor y las empresas de minería tienen que invertir y tienen que estar trabajando a pleno para producir más. Y eso se lo va a dar la contención o el servicio que le preste la industria local a través de las pymes. Por eso es tan importante nuestro rol de nexo entre la industria minera y el Estado. Se intenta buscar herramientas de financiamiento, oportunidades de negocios y se trabaja mucho en recursos humanos y en capacitación, y hay que resaltar la carencia que hoy hay en oficios y en mano de obra especializada, que no se encuentra. Entonces debemos buscar desde algún lugar, y ahí sí intervienen la Facultad de Ingeniería o el Iteco que son instituciones educativas con las que también trabajamos para ver cómo podemos encarar juntos proyectos que tengan como objetivo capacitar a personas que puedan crecer en su trabajo o insertarse en el mundo laboral que hoy no está. Es decir, hay muchas funciones que cumplir como institución para poder acercar de manera directa o indirecta un beneficio a una pyme.

-¿Los chicos que salen del secundario y se quieren insertar en el mundo laboral, con qué problema se encuentran de acuerdo con lo que pueden observar desde la Unión?

-Hoy hay un tema clave en el que se está trabajando con las instituciones educativas y es el de los exámenes toxicológicos. Es alarmante cómo, a través de los reglamentos internos que implantan las empresas, se detectan casos de esa naturaleza. Esto tiene mucho que ver con lo que es riesgo de trabajo. Hay estudios a nivel nacional que muestran que un 25 por ciento de los accidentes de trabajo son producto del alcohol y la droga. Por eso ese es un factor clave en el cual estamos trabajando en conjunto con la Facultad y con el Iteco, así como con otras instituciones, porque queremos llegar a los jóvenes para explicarles que no sólo tiene que ver la capacidad o los conocimientos que tengan sino también es muy importante la salud, fundamentalmente en lo que se refiere a droga y al alcohol, para poder insertarse laboralmente.

-Aunque es un problema de fondo de la sociedad...

-Absolutamente. Es un problema de fondo, claro está, pero tenemos que ver desde nuestro lugar qué podemos aportar para que esto se minimice en lo que se pueda. Sabemos que no podemos resolver el problema, pero sí debemos difundir el tema y hablar con los chicos para que sepan que sino se van a perjudicar cuando están por insertarse en el mundo laboral. Queremos trabajar en esto, que sepan cómo son las cosas, porque se trata de prevenir tanto a los chicos y a las pymes, sino después -cuando están por entrar a trabajar- ya es tarde. A las pymes les hacemos asesoramiento para prevenir, ya que la prevención es mucho más económica y es mejor que resolver un problema que ya está implantado dentro de la empresa. Entonces, al estudiante o a la persona que se va a insertar o al empresario que asume el riesgo, hay que prevenirlos y esas son las dos patas con las que trabajamos en este tema para poder evitar este problema y también asesorarlos. Este es un inconveniente, lamentablemente, que está sucediendo y cada vez más.