113105

07.05 Carlos Orifici, empresario en permanente ascenso con Producciones Industriales y Transsuelo

"La gente es el verdadero capital que tengo"

"Estamos trabajando en muchas canteras de empresas importantes, aparte de todo lo que es movimiento de materiales, ya sea áridos o tierra, para poder hacer destapes o traslado de piedra a trituración".

"Con las dos empresas, tanto Transsuelo como Producciones Industriales, el nexo con la minería que tenemos es la explotación de canteras. Estamos trabajando en muchas canteras de empresas importantes, aparte de todo lo que es movimiento de materiales, ya sea áridos o tierra, para poder hacer destapes o traslado de piedra a trituración. Aportamos todo lo que es maquinaria industrial y gente, ya que también brindamos recursos humanos. ¿Las máquinas con las que trabajamos?, en realidad ha sido mucho el crecimiento, porque se trabaja con camiones pesados, retroexcavadoras de varias capacidades, lo mismo que palas y motoniveladoras, es decir hay un equipo de maquinarias muy importante y se están actualizando en forma continua, y el crecimiento también.

Inclusive ahora estamos con un proyecto que va a arrancar en julio y eso significa una demanda en dinero muy importante, ya que es seguir apostando al crecimiento. Y ante la incertidumbre que a veces ponen estos mercados financieros hay que tomar decisiones. Nosotros siempre fuimos por la decisión de trabajar y al mercado financiero no lo tenemos prácticamente en la mira, ya que nuestro objetivo es generar trabajo y que la empresa crezca" comenzó contando Carlos Orifici, en la sala de reuniones de su oficina de Producciones Industriales, aunque desde allí maneja ambas empresas con un grupo de trabajo realmente importante.

"Me había fijado hace un año como objetivo que la empresa tenía un techo, pero lo hemos superado ampliamente, y la rueda sigue empujando y sigue empujando y entonces seguimos creciendo. La minería ha crecido en este último tiempo más del 40 por ciento y va a seguir creciendo, y nosotros somos proveedores de servicio a la minería, y de la mano de la minería está el crecimiento nuestro. Además, hay que prever el crecimiento que va a venir. No se puede ir detrás del crecimiento, sino que hay que estar un paso adelante y eso es lo que lleva a hacer inversiones importantes y a tener los recursos necesarios a la hora de poder insertarse en los nuevos trabajos" agregó Orifici, quien es un apasionado de la equitación (tiene el Club Las Sierras) y también es el presidente de Racing A. Club.


Sobre el techo que había planificado y que fue superado, Carlos comentó que "me sorprendí, si. Pero estoy agotado también. Realmente yo tenía un techo que me había fijado y dije que era hasta ahí para mantener lo que se logró, para dedicarme más a mis cuestiones personales. Pero estoy más involucrado que nunca, me demanda mucho más tiempo, porque este fenómeno de crecimiento de la industria minera no se veía hace mucho en Olavarría y hay compromisos con los clientes que hay que cumplir y no se puede elegir cuando uno quiere. Hay que acompañar el crecimiento, seguir brindando confianza y eso lleva a estar más comprometido y me demanda más tiempo. En definitiva, uno tiene que estar agradecido a todo esto, porque cuando los desafíos están para este lado me gustan, ya que mi vida siempre fue un desafío en continuo crecimiento. El que me conoce cómo comencé en lo personal y a lo que he llegado, lo sabe; siempre digo que el camino fue muy largo y estoy más desgastado de lo que parece, porque fue trabajoso. Tengo un equipo fantástico de gente. Fernando (Bugosen) está a la par mía y cuento con líderes y coordinadores que trabajan en forma ideal, a la altura de las necesidades. Trabajamos en seguridad y recientemente tuvimos un premio de Loma Negra, por cumplir con Transsuelo dos años sin accidentes, por lo que hay varios frentes para manejar y cuando uno crece tan desde abajo está acostumbrado a estar encima de las cosas".

"Somos una empresa en crecimiento, somos una empresa que sigue invirtiendo. Acabamos de cerrar la compra de camiones, también maquinaria nueva, y eso da para recapacitar porque a través de tantos años se ha mantenido un amplio staff de gente como tenemos nosotros, siempre arriba de 230 empleados, o 250 como tenemos ahora entre todo el grupo. Si uno mira en Olavarría, hay pocas empresas así y poca gente lo sabe, que dependan tantas familias de uno, por lo que eso me pone una mochila a la que hay que enfrentar cada día. Nosotros no tenemos una línea de producción y tenemos garantizada la venta, sino que somos empresas de servicio y tenemos que estar brindando, luchando y buscando el trabajo día a día para poder mantener todo este grupo fantástico de gente que tenemos. La gente es el verdadero capital, porque se pueden ver palas o camiones, pero la verdad está en la gente. Lo dije siempre. Y hay que cuidarla. El tiempo me dio la razón. Si alguien necesita diez máquinas, cualquiera, yo las pongo, pero no tengo recursos humanos y no es tan sencillo conseguir. Les doy las máquinas y que lo busque el otro. Por eso la gente es el verdadero capital, ya que lo otro es un bien de uso que se puede conseguir en cualquier momento. Todo lleva a grandes desafíos, a cuidarla y a capacitarla, porque hoy los desafíos son grandes. Crecer no es apretar un botón y listo, sino que si hay una cantera nueva y si pide que la acompañemos, siempre estaremos", agregó Carlos.


En junio o julio se avizora otro crecimiento importante de la minería, a lo que Ofici comentó que "el paso ya está casi dado. Tenemos muchos frentes abiertos y se están destapando nuevas canteras de granito; está la obra de Loma Negra que todos ya conocen, Cementos Avellaneda empezará con otra cantera. Son muchos trabajos que requieren servicios. En Olavarría somos la única empresa con recursos genuinos, acompañamos a la minería en explotación de canteras y nuestros competidores son de otras provincias, por lo que se ha logrado un desarrollo que no se ve. Tampoco me interesa que lo valoren los demás, sino estar tranquilo y mi equipo sepa lo que está haciendo, y ese es el logro mayor que puedo tener. Pero todo va acompañado por capacitación, experiencia, que envuelve una satisfacción personal que va más allá del reconocimiento de un tercero. La contra es que le quito tiempo a cosas importantes, a las que se valoran, como la familia a la que hay que disfrutar, para abocarse a esta rueda gigante de crecimiento por un lado y de incertidumbre por el otro. Se puede apostar y parar, por supuesto, pero prefiero apostar al trabajo y no nos detenemos, ya que acabo de adquirir maquinaria. No especulamos, porque sigo apostando a crecer y al trabajo, y no nos detenemos. Ese es nuestro lema: apostar a que cuando está la oportunidad de hacer lo que sabemos hacer, y poder generar puestos de trabajo y servicios nuevos, allí estaremos. Nos mantenemos con la guardia alta, ni cerca de bajar los brazos, por lo que acompañaremos a la industria de Olavarría en todo lo que esté a nuestro alcance".