113112

07.05 Alejandro Santillán, secretario general de AOMA Olavarría

"Siempre estamos discutiendo por un reconocimiento para trabajadores mineros"

"Se están generando nuevos puestos de trabajo y de alguna manera en lo que es algo nuevo para nosotros es que hay cuatro trituradoras móviles asentadas en el partido de Olavarría".

"La realidad es que la actividad minera sigue creciendo, se están generando nuevos puestos de trabajo y de alguna manera en lo que es algo nuevo para nosotros es que hay cuatro trituradoras móviles asentadas en el partido de Olavarría. Esto es novedoso y tuvimos que readecuar un tipo de acuerdo con las empresas, donde los trabajadores que estén en esa empresa -y es lo que pedimos desde AOMA- es que se encuentren encuadrados en la categoría máxima. Vemos con buenos ojos la cantidad de yacimientos que se están abriendo y como dirigentes sindicales tenemos que tener una visión más a largo plazo, aunque lo que nos preocupa es que cuando la demanda baje esto puede llegar a producir la pérdida de alguna fuente de trabajo", comenzó explicando Alejandro José Santillán, secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) Olavarría, respecto de la situación y las novedades que se están produciendo por estos días en la minería olavarriense, que está atravesando -sin dudas- uno de sus mejores momentos.

-¿En los últimos cinco años, esta ha sido la etapa de mayor crecimiento de la minería?

-Sí, sin dudas. Hoy es el boom, no solamente en Olavarría sino también en otras ciudades ya que se están asentando yacimientos en Tandil por ejemplo, muchas canteras en Azul que es un sector que nos corresponde a nosotros, y vemos muy bien las inversiones que se están haciendo para ampliar nuevas líneas o para ampliar las líneas que hoy están en funcionamiento. Los valores son monstruosos, con canteras que producen casi 250 mil toneladas mensuales; es decir, son cifras impresionantes. Y hay una demanda de piedra que ronda los 2 millones de toneladas por mes, por lo que es una cantidad sumamente alentadora para nosotros, pero tenemos que ir acompañando esta producción con más conciencia, con más educación, y creo que los empresarios tienen que empezar a invertir no solamente en maquinarias sino también en las capacitaciones de los trabajadores.

-¿Cuánto se favorece el trabajador minero en este gran crecimiento de la minería?

-Sabemos que el que más se beneficia es el empresario, obviamente, pero también le sirve al trabajador para crecer. Siempre estamos discutiendo por un reconocimiento para los trabajadores mineros y a eso lo hablamos todos los años para mejorar los premios, para respetar escalas, por lo que estamos abiertos a cualquier tipo de mejora que proponga el empleador ya que es un buen momento para la actividad. Nos gustaría que nos reconozcan de otra manera, no solamente con un gracias sino que haya un premio detrás que es el mejor incentivo que ayuda a tener más rendimiento por parte del trabajador. Pero tampoco nos olvidemos que Cefas cerró hace poco y tenemos todavía a 17 trabajadores a los que tenemos que ayudar, e inclusive capacitarlos para reinsertarlos en el mercado laboral. La Municipalidad había prometido participar de la capacitación, pero hasta ahora no lo hizo.

-¿El acuerdo logrado en la rama Cal y Piedra fue un mimo para el trabajador, ya que se trata de un buen aumento?

-La realidad es que el 23 por ciento es bueno y hemos picado en punta, por lo que espero que este aumento sirva para otras organizaciones hermanas. Saltamos el techo del 15 por ciento que quería el gobierno con una cláusula de revisión, y superar eso nos pone contentos. Pero tenemos que ser cautos porque hoy día en este querido país nadie tiene la bola de cristal para saber lo que va a pasar antes de fin de año. La realidad se ha defendido bastante bien con ese porcentaje. Pero estábamos contentos y al día siguiente se disparó el dólar, y eso incrementa la canasta básica que el trabajador necesita cada día y esos aumentos inciden negativamente en sus sueldos. El trabajador minero no invierte en la bolsa ni en dólares, sino que trata de sobrevivir, y nos enoja un poco esto que pasa con las medidas del gobierno. Queremos que los gobernantes le encuentren la vuelta a la situación, que cumplan con lo que prometieron porque llegaron al poder con el voto del laburante, y todavía estamos esperando la quita del impuesto a las ganancias por ejemplo. Escuché al intendente diciendo que hay que cuidar a la gallina de los huevos de oro, refiriéndose a las cementeras, al decir que no hay que subirle ni tasas ni impuestos, pero no lo he escuchado decir cómo han subido las tarifas de luz y de gas y no lo noto preocupado. Esto nos preocupa y realmente nos predispone mal, pero no hay ningún trabajador, y mucho menos un trabajador minero, que quiera lo peor o desestabilizar al gobierno ni que se vayan en helicóptero; todo lo contrario. Lo que se pretende es que empiecen a gobernar para la gente, para los trabajadores.