113966

21.05 | Policiales Un año de prisión condicional para Alejandro Rigada

Condenaron al protagonista de un choque en el que una niña se salvó de milagro

El caso se registró a inicios del 2016 pero tuvo en vilo a la ciudad por varias semanas a raíz de la delicada condición médica de la pequeña de tan sólo 11 años. El choque y vuelco ocurrió en Urquiza y Trabajadores.

El proceso judicial por un violentísimo accidente que se registró hace ya más de dos años culminó en los últimos días con una pena de prisión de ejecución condicional para el único acusado, quien además deberá cumplir por el doble de plazo distintas pautas de conducta, según fue resuelto desde el Juzgado Correccional local. Las partes acordaron el monto de pena y eludir las audiencias de debate, por lo que todo se resolvió en un juicio abreviado.

EL POPULAR tuvo acceso a la resolución emitida en los últimos días por la doctora Cecilia Desiata, titular del Juzgado Correccional de nuestra ciudad, quien dispuso la aplicación de la pena de un año de prisión de ejecución condicional para Alejandro Oscar Rigada, quien fue encontrado autor penalmente responsable del delito de "lesiones graves culposas agravadas por su comisión mediante la conducción automotor", todo en el marco del violento accidente que se registró durante el inicio de la tarde del 2 de enero del 2016 sobre la rotonda de las avenidas Urquiza y De los Trabajadores, frente al barrio Jardín, donde el acusado guiaba a alta velocidad una camioneta Toyota Hilux que impactó por detrás un Fiat Uno en el que viajaban, entre otras personas, una niña de 11 años y su madre.

El peor saldo del impacto lo sufrió, precisamente, la menor de las ocupantes, quien registró gravísimas lesiones y debió permanecer internada por varias semanas.

Fue tal la velocidad en la que se movilizaba la pick up que además protagonizó un vuelco e impactó contra uno de los postes de alumbrado público ubicados sobre avenida De los Trabajadores. Los vehículos quedaron prácticamente destruidos, al punto que fue necesaria la presencia de personal de bomberos voluntarios para poder rescatar a cada uno de los implicados.

El episodio conmocionó a la ciudad y decenas y decenas de personas fueron parte de distintas movilizaciones y reclamos en pedido de justicia por Martina, la niña que afortunadamente logró sobreponerse de numerosas lesiones.

Su nombre fue precisamente el estandarte de varias campañas en su apoyo, no sólo para agilizar la investigación en contra de Rigada, sino también para ayudar a su familia para poder costear los gastos de su recuperación.

Los detalles completos en la edición impresa de diario El Popular