114014

21.05 

Etología felina: Qué es y para qué sirve

La etología es la rama de la biología y la psicología experimental que estudia el comportamiento de los gatos en su hábitat natural. Gracias a esta ciencia, podemos conocer cuál es la forma natural de comportarse de un gato y qué conductas son propias de su especie. ¿Cuándo y por qué debemos consultar a un especialista en el comportamiento de nuestros gatos?

Los expertos que se dedican al estudio del comportamiento felino se denominan etólogos y estudian las características conductuales distintivas de los gatos y cómo estos animales interaccionan con el entorno. ¡Y también con nosotros, los humanos!

¿Todos los gatos se comportan igual?

Si bien es cierto que no todos los gatos se comportan igual porque cada individuo tiene sus características particulares, sí hay muchos comportamientos propios de la especie que son compartidos por todos los gatos del mundo.

También existe lo que los etólogos denominan "necesidades comportamentales", que son cosas que cualquier gato debería poder hacer porque lo necesita para mantener una salud biológica y psicológica adecuada. Son cosas como rascar sus uñas en determinadas superficies

Esta conducta, en concreto, les sirve a los gatos para marcar su territorio, para limar sus uñas y para liberar estrés.

Si privamos a un gato de la oportunidad de expresar sus necesidades comportamentales estaremos comprometiendo su bienestar.

La etología nos enseña cuáles son esas necesidades y cómo reconocerlas y favorecer su expresión.

Gracias a los estudios científicos realizados dentro de este campo científico hoy conocemos más de cerca la naturaleza de nuestros gatos domésticos. Los etólogos explican por qué los gatos hacen las cosas que hacen y nos ayudan a distinguir cuándo un gato tiene un comportamiento anormal y cómo modificarlo.

¿Cuándo consultar con un etólogo felino?

Es la persona adecuada para tratar problemas de comportamiento de los gatos y puede ayudarte a solucionar situaciones como: 

  • Tu gato no usa su arenero y orina fuera de la bandeja de arena
  • Tu gato es agresivo con las visitas, o incluso con vos si lo queres acariciar
  • Tu gato maúlla por las noches
  • Tu gato destroza tus muebles con sus uñas 

En todos estos casos, y otros que pueden darse, un etólogo felino evaluará el caso de tu gato, para descartar que el problema de comportamiento sea por una causa orgánica (una enfermedad, una lesión, etc.) y pautará un tratamiento para modificar la conducta indeseada.