114749

03.06 | Policiales 

Yenifer Falcón: la Cámara confirmó la condena civil contra el Estado bonaerense

En agosto pasado, la jueza María Hilda Galdós condenó a la provincia por irregularidades de la policía en un caso previo al de Yenifer Falcón. Días atrás la Cámara de Apelaciones de Azul confirmó la sentencia e incrementó el monto a pagar a los padres de la niña. Por Claudia Rafael

Claudia Rafael
[email protected]

¿Cómo se mide el judicialmente llamado "precio del consuelo"? ¿Cómo se suman los montos capaces de pagar para calmar el dolor, la angustia, la tristeza y se concretan las ecuaciones que unifican monetariamente "daño moral" más "daño material" más "daño psíquico"? La Sala I de la Cámara de Apelaciones Departamental confirmó la sentencia de la jueza María Hilda Galdós en relación a la responsabilidad del Estado provincial en la violación y homicidio de la pequeña Yenifer Falcón 17 años atrás. Y no sólo la confirmó sino que además, los camaristas Esteban Louge Emiliozzi y Lucrecia Inés Comparato determinaron un aumento de los valores que ascienden en total a 2.250.000 pesos, con una actualización en función de las tasas del Banco Provincia desde 2001 al momento del pago. Que podrían hoy rondar los 9 millones de pesos. De ese total, la provincia -por los ¿errores? policiales- debería abonar el 50 por ciento o bien, Mario Oscar Sallago, violador y asesino de la nena de apenas 7 años el 100 por ciento. Es más que claro que Sallago, preso en el pabellón 16 de la Unidad 9 de La Plata desde 2010, probablemente no cuente con dinero alguno para hacerse cargo de su parte.

La gran pregunta es ¿por qué el Estado bonaerense es responsable si fue un hombre cualquiera, de 53 años en aquel tiempo, el que victimizó a la nena hasta su muerte? Para entender las razones, hay que encaminarse por los túneles del tiempo, viajar hasta aquel verano de 2001. Y ubicarse 23 días antes de aquella tarde en que Yenifer fue al almacén cercano a su casa. Exactamente el 28 de enero, un nene de 8 años (es decir, uno más que la pequeña) fue abordado por Sallago que intentó abusar sexualmente de él debajo de uno de los puentes del Parque Mitre. Pero había una persona en los alrededores que ahuyentó al victimario. La mamá del niño intentó denunciar lo ocurrido a su hijo en la comisaría primera. Aparentemente los policías hicieron una recorrida y, como no encontraron nada, todo quedó en la nebulosa, la policía no asentó ninguna denuncia y la historia se diluyó. Un detalle para nada menor es que madre y niño eran conocidos integrantes de la vida olavarriense de los arrabales. Aquellos a quienes Eduardo Galeano hubiera ubicado en el vasto territorio de "los nadies". Es decir, "los hijos de nadie, los dueños de nada".

A las 18.30 del 20 de febrero siguiente, Yenifer fue al almacén cercano a su casa, ubicado en Rufino Fal y Tacuarí. Al salir, la captó Mario Oscar Sallago con engaños, la llevó a un terreno baldío en Rufino Fal y Ayacucho, y ocurrió la tragedia evitable. Después, la tapó con tierra y maleza y se marchó. Esta periodista pudo reconstruir a partir de una entrevista publicada el 26 de febrero de 2001 que poco después, Sallago fue a la casa de su madre y dejó algunas pertenencias a su cuidado.

La nota completa en la edición impresa de Diario EL POPULAR