115358

13.06 | Policiales 

Prisión preventiva para el único acusado por el homicidio de Luján Riva de Neira

El imputado, de 37 años, seguirá detenido al menos hasta el inicio del juicio. La resolución fue emitida este martes por la jueza Fabiana San Román.

En el inicio de la tarde del martes se conoció la resolución de la jueza de Garantías Fabiana San Román, quien dispuso la aplicación de la prisión preventiva de un hombre de 37 años, quien se encuentra acusado de ser el autor del crimen de una mujer, ocurrido a inicios del mes pasado en un complejo de departamentos del barrio Mariano Moreno. De manera paralela, persisten los esfuerzos y labores de los investigadores para reunir nuevos elementos de prueba y evidencias.

Según le fue confiado a EL POPULAR, en el transcurso de los últimos días la fiscal Viviana Beytía, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 10, había elevado ante el Juzgado de Garantías Nº 1 la requisitoria para convertir en prisión preventiva la detención de Lucas Keesler, quien desde hace ya algunas semanas permanece alojado en los calabozos de una sede carcelaria de la región, acusado de ser el único autor del crimen de Luján Riva de Neira, la mujer de 44 años que falleció en el inicio de la mañana del pasado jueves 10 de mayo, tras recibir un puntazo en el frente de su domicilio, ubicado sobre Roque Sáenz Peña al 3200.

Ahora, la novedad está dada en que prosperó esa iniciativa, algo que se traduce en la extensión de la detención del acusado, como mínimo, hasta el inicio del juicio

La imputación contra Keesler es por "homicidio criminis causa", una de las figuras más gravosas del Código Penal, con penas en expectativa que pueden llegar a ser hasta de prisión perpetua. Todo se encuentra enmarcado en el inciso 7 del artículo 80, que detalla que se aplicará ese monto de pena para aquel que comete un homicidio "para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad para sí o para otro o por no haber logrado el fin propuesto al intentar otro delito".

La fiscal entendió, al menos por los elementos recabados hasta ahora, que lo que sucedió fue precisamente ésto último. La reconstrucción de los hechos ubica a Keesler intentando irse del lugar de los hechos con el teléfono celular de la víctima, del cual se apoderó como una suerte de pago por un incidente ocurrido apenas horas antes.

De acuerdo con lo que logró conocer este Diario, la tragedia se desató durante la madrugada de ese mismo jueves, pese a que los implicados se conocían de antes. Un reproche por una situación puntual dio inicio a la discusión que comenzó en el departamento de la víctima pero que se trasladó hacia el exterior, cuando el acusado intentó escapar con el teléfono. Allí se dio el forcejeo y la agresión contra Riva De Neira, quien sufrió un puntazo en el pecho que le ocasionó la muerte pocos minutos más tarde.

Ahora, tras esta resolución, restaría únicamente el arribo de algunas medidas de prueba y pericias para dar concluida la etapa preparatoria, paso previo para requerir que la causa se dirima en un juicio.