116080

24.06 | Información General 119º Aniversario El Popular

El Concejo Estudiantil, abrir la puerta a la participación y el compromiso de los jóvenes

Comenzó en 2010 y se ha sostenido anualmente: los estudiantes de los últimos años del secundario representan a sus escuelas, presentan proyectos y los debaten.

En 2010, el Concejo Deliberante de Olavarría inició un camino que continúa hasta hoy: el Concejo Deliberante Estudiantil es la puerta que se abre para que los adolescentes del distrito puedan experimentar en primera persona el trabajo legislativo. Desde aquella oportunidad, y con el sostenimiento de siguientes gestiones, más de 150 chicos han sido concejales estudiantiles. Han sido electos por sus compañeros, han presentado y debatido proyectos, juraron como concejales y fueron representantes por unos meses.

Ante la pregunta por la motivación, dicen que quieren resolver problemas en sus ámbitos, cambiar las cosas. De eso también se trata la democracia: participar y representar para mejorar la vida de todos.

Protagonistas

"Lo que me motivó a participar fue la curiosidad, aunque ya hacía un tiempo me venía atrapando la política" dijo Facundo Digerónimo, quien fue concejal estudiantil en 2017 en representación de la Escuela Técnica 2. "La gran experiencia que me dejó fue poder participar, debatir y solucionar problemas sobre los cuales los vecinos viven protestando y denunciando. Fue hermoso poder participar durante dos años en el Concejo Estudiantil. Tuve y tengo muchas ganas de formar parte del HCD desde que arranqué" destacó. Es que tanto la participación como la posibilidad de ayudar a resolver problemas concretos de la comunidad es una motivación que se expresa por parte de los jóvenes legisladores.

Antonia Ayesa fue también concejal en representación del Colegio San Antonio. Contó que "lo que me motivó a participar fue básicamente mi interés en la política, siempre me interesó saber más e informarme, creí que era una buena oportunidad además para interiorizarme en política local". De lo sucedido, valoró que fue "una experiencia muy enriquecedora, conociendo a lxs chicxs, con opiniones diversas a través de los intercambios que se generaban, ya que eran recíprocos, en muchas cuestiones coincidíamos y ahí me di cuenta que no soy la única con una visión utópica de la sociedad, somos muchos los que queremos cambiar las cosas y vivir en un país más justo".

Facundo y Antonia fueron autores de proyectos que se aprobaron tanto en el Concejo Estudiantil como en el Concejo Deliberante. El joven de la Técnica N.º 2 apuntó a mejorar el tránsito en la zona de Del Valle y La Rioja donde confluyen varios establecimientos educativos. "Fue una manera en pensar en todos los chicos, jóvenes y adultos que circulan por este trayecto que es un ámbito inseguro para salir de los colegios en la hora pico" explicó y señaló que "mi deseo es que sea haga obviamente, pero hay que esperar. Le tengo fe al proyecto y al intendente".

En tanto, Antonia impulsó que se realicen jornadas de educación en temáticas de género. "Creo que es muy importante que se haya tratado, también su visibilidad y aplicación es de suma importancia ya que las problemáticas de genero están en la agenda actual y nos afectan como jóvenes día a día, se han logrado instaurar estos temas en la sociedad (o al menos darle más importancia) gracias a los movimientos feministas" destacó.

Viables y aplicables

Gabriela Delía es presidenta de la comisión de Educación del Concejo desde mayo, antes de ella fue presidenta Liliana Rizzonelli, quien renunció a su banca. Ambas destacaron la experiencia de trabajar con jóvenes.

"Siempre fue un aire fresco" señaló Rizzonelli, quien fue concejal por seis años y en todos colaboró con el desarrollo del Concejo Estudiantil. "El contacto directo con los chicos fue una de las experiencias más gratificantes de mi estadía como concejal" remarcó para enumerar entre los aspectos positivos "la construcción de ciudadanía y el hecho de conocer el Poder Legislativo y el Concejo, la frescura, las ideas, las argumentaciones, los posicionamientos, los proyectos".

La concreción del Concejo Estudiantil es responsabilidad de la Presidencia del cuerpo y todos los ediles pueden participar. Pero después de que se aprueban los proyectos de los jóvenes, pasan directamente a la comisión de Educación. "Los leemos, vemos la viabilidad, hacemos cambios, convocamos a referentes si es necesario. Vamos trabajando para que cuando pase a la sesión tengamos la seguridad de que es factible esa solicitud" resumió sobre la labor y enfatizó la importancia de que todos los proyectos tengan aplicabilidad.

Delía y Rizzonelli también indicaron que la mayoría de los proyectos que se presentan se vinculan con infraestructura, con mejoras dentro y fuera de las escuelas, especialmente pedidos para construir gimnasios o espacios donde practicar deportes. También son numerosos los que se vinculan a temas de la juventud, como las olimpiadas o las salidas a los boliches.

Este año aún no se lanzó la convocatoria formal, aunque los concejales de la comisión de Educación ya trabajan en el tema. La experiencia sigue cosechando elogios.

En palabras de Antonia Ayesa, "el Concejo Estudiantil no sólo te enseña a redactar un proyecto y mejorarlo, sino a conocer a otrxs diferentes pero similares a la vez, y construir desde lo colectivo con un fin común".