116081

24.06 | Información General 119º Aniversario El Popular

Asociación Damas Vicentinas: ocho décadas cobijando a ancianos vulnerables

Lo que nació como una agrupación que entregaba alimentos, remedios y ropa, se ha transformado en una entidad que ya cumplió los 80 años, dando vida y sosteniendo un complejo de hogares destinado a cobijar a la ancianidad más desprotegida.

Hace exactamente 80 años que trabajan en beneficio de los mayores, sin descansos ni renuncios. Fue en 1938 cuando un grupo de jóvenes mujeres se organizó para socorrer a los ancianos vulnerables de la ciudad entregándoles alimentos, remedios y ropa en el Colegio de Hermanas Nuestra Señora del Rosario.

Las por entonces denominadas Jóvenes Vicentinas comprendieron que esa no era la mejor manera de ayudarlos y a partir de esa convicción, se abocaron al proyecto de construir un hogar. Para ello crearon la Asociación Damas Vicentinas de Olavarría, el 25 de mayo de ese mismo año.

En 1940 se compraron los terrenos ubicados entre las calles Merlo, Rivadavia, Lamadrid y Rufino Fal y, nuevamente el 25 de mayo, pero esta vez de 1942, se inauguró el Hogar para Ancianos, construido gracias a los aportes efectuados por entidades públicas y vecinos de Olavarría. Cuarenta años después, en 1983 se inauguró el Hogar para Señoras, que fue ampliado en 1996 y en 2002, se abrió el Hogar para Hombres.

Actualmente. se encuentran alojados en los edificios del Complejo San Vicente de Paul 86 adultos mayores de ambos sexos, cuyo cuidado demanda el trabajo cotidiano de 37 empleados. En los últimos años se han emprendido reformas edilicias, redecoración de interiores y se adquirió equipamiento necesario para mejorar el cuidado y confort de las personas alojadas.

A lo largo de su historia, la Asociación ha contado con innumerables y valiosas donaciones de instituciones públicas, privadas y de vecinos de Olavarría, sin cuya permanente colaboración hubiera sido imposible sostener el Hogar de Ancianos, único del partido que recibe a adultos mayores de bajos recursos o en condiciones de vulnerabilidad social. Toda esa colaboración y la de la Municipalidad fue puesta de manifiesto por la presidenta de las Vicentinas, Graciela Booth de Torres, en el marco de la celebración de los 80 años, que consistió, precisamente, en una jornada de puertas abiertas en la que "queremos mostrarles qué hacemos con la ayuda que nos dan, que la comunidad sepa dónde está lo que aporta", enfatizó la referente, quien admitió que el Hogar "incluye muchos abuelos, genera grandes gastos y requiere de numeroso personal. Pero lo vamos llevando, con amor y cariño, con el objetivo de brindarles calidad de vida a nuestros ancianos". Para ello, claro, realizan anualmente un remate benéfico de todos aquellos elementos aportados por la comunidad y en los últimos meses, también impulsaron una colecta de billetes de dos pesos, previa a su extinción.

Lo cierto es que en esa jornada, este Diario acompañó la recorrida por el Hogar, que "comenzó en el ala de mujeres, muy luminosa y localizada a la izquierda del hall central, que ha sido totalmente remozada a nuevo, pintura incluida. Cuenta con tres flamantes sanitarios con piso antideslizante, un dormitorio común con paneles cada dos camas y acolchados en tonos vibrantes, nuevas luces y timbre para convocar al personal en caso de necesitarlo, además de relojes de pared repitiendo gamas de colores. Asimismo, el sector destinado a las mujeres renovó el sector de enfermería y lo transformó en habitaciones privadas que cambiaron cortinas en el ingreso por puertas corredizas y paredes azulejadas por revoque y pinturas en tonalidades claras, además de sumar una pequeña cocina", se describía en nuestra edición del 26 de mayo.

Y continuaba con que "hacia la derecha, el sector de los hombres ya había sido renovado en una etapa anterior, aunque no por eso dejan de ser llamativos los detalles que suman a la calidad de vida en un hogar que, bien merece la pena recordarlo, es gratuito para quienes no poseen medios o insume pensiones mínimas de los allí alojados. Colchas verdes y azules, nuevamente luz y timbre por cada una de las cama y sanitarios que admiten duchas sentados, lavabos impecables y detalles confortables".

En las últimas semanas, y aunque todavía no se ha concretado efectivamente, se abrió una puerta de esperanza para el sostenimiento del lugar: se trata de la posibilidad de alcanzar un convenio con PAMI, la obra social de los adultos mayores, que supondrían 18 mil pesos mensuales por cada internado asociado al Instituto. Por ahora, sin embargo, todo está en etapa de tratativas, "El convenio todavía no se cerro, porque faltan una serie de inspecciones. Por eso, es bueno aclarar que seguimos trabajando como antes, poniendo todo nuestro esfuerzo y dedicación en esta tarea" de sostener a los abuelos más desprotegidos.

La Comisión

Graciela Booth de Torres preside la comisión directiva de la Asociación Damas Vicentinas por segundo período consecutivo. La acompañan como vicepresidente, María Cristina Porto; tesorera María Andrea Di Salvo; y secretaria Ana María García. Son vocales titulares Marta Lacoade, Nélida Nievas, Lidia Padovan, Edith Tenaglia y Bibiana Larregina, y vocales suplentes Iris Bonetto, María Inés Tagliaferri, María Luz Endere, Stella Couto y María Inés Castro.