116086

24.06 | Información General 119º Aniversario El Popular

Chamula, tierra de las artes: la cultura independiente y el teatro en un solo lugar

Lo que comenzó como una idea de nacimiento "a lo Galeano" se transformó en el espacio preferido de artistas y referentes culturales en la ciudad. Y todo centralizado en la histórica sodería de Pueblo Nuevo, remodelada para disfrutar del teatro, la música y muchas más actividades.

Una idea que puede transformar una realidad cultural de toda una ciudad. Acompañarla, complementarla y transformarse en referencia. Así, palabras más, palabras menos, se puede describir a Chamula, tierra de las artes. Un espacio que surgió de unos pocos que querían crear. Que querían hacer, movilizar, y generar un espacio de arte independiente que se convirtió en una referencia más que importante para Olavarría.

Una de las tres "miembros" fundadoras, Laura Tropea, tiene en la voz alegría al contar la historia de Chamula, que nació bien de abajo y no paró de crecer hasta hoy: "la inquietud surge de un grupo de personas que venimos de hace muchos años en esto de hacer nuestro aporte a la comunidad desde el arte". El grupo fundador viene "del palo del teatro", y la idea era que desde allí se podía "visibilizar diversas cuestiones, acercar el teatro a personas que nunca habían ido al teatro, cosas así. Con esa idea arrancamos en otro espacio, y después como pasa siempre, nos dimos cuenta que por ahí queríamos expandirnos más, abrir nuestras puertas a diferentes expresiones artísticas, no sólo el teatro. Por eso surge Chamula".

El nombre tiene una particularidad, que es mejor que la explique la propia Tropea: "veníamos de experiencias un poco feas, el nombre surge de un cuento de Eduardo Galeano que cuenta como se nace en Chamula, y nosotros sentíamos que estábamos volviendo a nacer". Y cuando surgen las ideas, también aparecen los lugares para llevarlas adelante. "Estas tres o cuatro personas que arrancamos nos encontramos con esta ex sodería abandonada, muy muy abandonada. Más de 12 años cerrada. Y de a poco fuimos haciendo cosas, la gente se fue empoderando del lugar, lo empezó a sentir propio, fue bautizada como 'la casita del árbol que nunca tuvimos' por muchos jóvenes. Hay mucha juventud ahí". De tres a cuatro personas, pasaron a ser más de quince. Y sigue creciendo.

La ex "Sodería de Palahy" (ubicada en Dorrego 2149) se transformó en su lugar en el mundo. Y el de muchos. "es un lugar donde se sienten cómodos, cómodas, pueden expresarse libremente. En base a eso es que fue un lugar donde sigue siendo fuerte el teatro, como le hemos puesto tanto esfuerzo al espacio físico quedó un poco relegado, recién este año retomamos sobre esto, además de los talleres. De ahí surgió un grupo de circo, de esta columna vertebral que es el teatro. Que también está creciendo muchísimo".

El arte

Desde el arte, para Laura, "se pueden hacer muchas cosas. Uno puede visibilizar, denunciar o divertir a la gente. Abrimos nuestro espacio a todos y todas las artistas. No somos de los que pedimos un curriculum ni cd de referencia. Obviamente, siendo coherentes con una ideología no partidaria, sino política. No le abriríamos las puertas a Baby Etchecopar, como para que se entienda". Y ejemplificó para dejar más clara la esencia de Chamula: "si hace dos meses hay una banda que está ensayando en un garage, tiene temas propios y quiere mostrarlos...ahí está el escenario. Eso es Chamula. Dar la oportunidad a artistas emergentes, independientes, y la verdad que nos llena de satisfacción porque artistas que después van creciendo valoran el lugar, no se olvidan. Es hermoso".

Justamente, la resignificación de la Sodería tiene mucho de artístico: "creo que estamos en un mundo donde tiramos abajo espacios muy significativos en la ciudad, se crean edificios, con muchos departamentos. Donde no pasa más que eso. Nos olvidamos de lo que tiramos. Nací y crecí en Pueblo Nuevo, a pocas cuadras de la sodería...verlo convertido en eso también nos da una cuestión emotiva, de apropiación más grande". De todos modos, "siempre está el miedo, porque la cuestión económica se nos hace muy complicada".

Y piensan tanto en la cultura, que como para dejar otro ejemplo claro, cuando se presenta un artista las entradas son para su propia recaudación: Chamula "subsiste" con la cantina que tienen en el espacio.

Incluso, el crecimiento se sostiene en cuestiones que están lejos de lo creativo, pero importante en la papelería: "empezamos a pagar la cuestión legal de Asociación Civil sin fines de lucro. La figura legal de Espacio Cultural Independiente no existe, y en realidad es sin fines de lucro, así que nos vamos a constituir de esa manera".

Otra cuestión no menor es que "estamos haciendo las reformas para tramitar la habilitación. En eso, la verdad que el Municipio nos está dando tiempo, no nos ha venido a decir nada, nos dio tiempo porque entienden que los tiempos nuestros no son los mismos que los de un empresario privado con fines de lucro" agradeció Laura, al finalizar la nota. Que no será la única. Porque esto de crear y tener ideas se renueva a cada instante.