116347

28.06 | Policiales Condena

Abuso sexual: "Una víctima lleva de por vida el dolor"

La Justicia consideró como autor penalmente responsable a un hombre que abusó de su pequeña nieta de tan sólo 4 años en 2014. La nota con representantes del Grupo Animate

Un olavarriense de 56 años fue condenado a 4 años de prisión por abuso sexual contra su nieta. La sentencia se conoció ayer y fue dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Azul que encabezó la jueza Fernanda Raverta.

Los hechos investigados ocurrieron entre mediados y noviembre de 2014 en una vivienda de Antártida al 4600, hogar del acusado, cuando la víctima tenía 4 años.

La condena recayó contra Jorge Federico Alvarez por la figura de "abuso sexual agravado por haber sido cometido por ascendiente". La Fiscalía, a cargo de la doctora Susana Alonso, había solicitado 7 años de prisión y la detención inmediata de Álvarez. La jueza no hizo lugar a este último pedido y argumentó que "no se advierte peligro de frustración del proceso".

La defensa del acusado, desarrollada por la defensora oficial Adriana Alvarez, había cuestionado las acusaciones y pedido la absolución o que, en caso de que se le disponga una pena de ejecución condicional.


El juicio se desarrolló el jueves y viernes en Azul. El Tribunal dio por probados los hechos, para lo que se basó en la pericia de Cámara Gesell sobre la víctima, y el informe del Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, además de ocho testimonios, entre ellos la madre y el padre de la víctima, psicólogas, una vecina, una amiga de la madre y peritos de la Asesoría Pericial Departamental. Varios de los testigos, entre ellos la madre de la niña, afirmaron también haber sido víctimas de distintas agresiones sexuales por parte de Álvarez. Estos episodios, vale aclarar, ya prescribieron en el ámbito penal. Asimismo, el acusado también dio su versión de los hechos.

El caso

El caso ha ganado amplia repercusión a partir de las actividades y manifestaciones realizadas por la agrupación local Animate, que brinda asesoramiento y acompañamiento a víctimas y familiares de abusos sexuales.

Este miércoles Liliana Cuenca y Nadia Vega, de Animate, hablaron con EL POPULAR. Describieron que "las jornadas de juicio se vivieron muy tristes" y refirieron que la madre de la víctima "estaba con muchísima gente que la quiere y del otro lado su propia familia" en referencia a que declararon el favor del acusado.

Acerca del fallo Cuenca indicó que "la condena la tomamos bien. Son cuatro años que no son nada, porque una víctima lleva de por vida el dolor. Pero sí sabemos que Alvarez va a ir preso". Tuvo en cuenta que "se pidió la detención inmediata, pero evidentemente acá lo que falla es la jueza. Habría que detenerlos porque una vez que llega firme de Casación La Plata este tipo de condenas, (los acusados) tienen tienen tiempo de irse. Nos pasa con otros casos que están prófugos de la Justicia".